RSS

Archivos Mensuales: octubre 2013

¿Jubilación asegurada?

Ante la noticia publicada el pasado 2 de octubre en farodevigo.es acerca de que el actual gobierno de Rajoy reducirá este año el fondo destinado a satisfacer las pensiones, nuestro pensamiento, sobre todo de los que aún se encuentran en activo y que tiene pocos años cotizados, se pierde en el limbo de la inseguridad y hace muy aconsejable contratar un plan de pensiones privado o de previsión. La incertidumbre que nos arroja actualmente ésta situación económica, con la crisis aún latente, y las decisiones políticas, que ya ni siquiera se mueven por intereses electoralistas, si no más bien por razones que la mayoría de los ciudadanos desconocemos y que no van muy acordes con el sentido común, genera una desconfianza total en el funcionamiento del sistema  que hemos conocido y, concretamente, en el caso de las pensiones, no hay seguridad en que el modelo actual tenga futuro y, por tanto, nuestra jubilación corre riesgos.

Un plan de previsión asegurado y de pensiones no es más que una hucha para el futuro, la recompensa del ahorrador para el mañana y que, además, ofrece la ventaja de desgravar fiscalmente. El término asegurado implica que las cantidades de dinero destinadas al plan de pensiones serán retornadas en el futuro, más el tipo de interés negociado u ofrecido por la Aseguradora, descartando la opción de que sea un producto financiero sometido a riesgo, como los fondos de pensiones no asegurados.

Nadie puede asegurarnos que el día de mañana tengamos opción a disfrutar de una pensión pública como la conocemos hoy. El cambio de modelo social, con una población cada vez más envejecida, disminución de la tasa de natalidad y unas tasas de población activa en retroceso y de las más bajas de Europa, supondrá lógicamente un cambio en el modelo de pensiones del que tenemos referencias actualmente. Por un euro al día puedes asegurarte tú mismo tu futura pensión.

Anuncios
 

Etiquetas:

¿Cómo aseguras tu salud?

Seguro médicoseguro de enfermedad o seguro de salud son seguros que minimizan los efectos episódicos de caer enfermos.

Escuchamos con frecuencia que, a causa de la crisis, los gobiernos hacen recortes de servicios básicos para nosotros, como la salud. Cada vez se financian públicamente menos servicios médicos y medicinas, crecen las listas de espera si tenemos que hacernos una prueba importante o someternos a una operación y en algún caso fallecimiento por falta de medios . Como parece que ninguno de los de arriba mira por nosotros, ¿por qué no mirar nosotros mismos por nuestra salud?, ¿no gastar una parte de nuestros ingresos en garantizar nuestro bienestar físico y psicológico por pocos euros? Una buena solución son los seguros privados porque suplen las desventajas de la sanidad pública (listas de espera, buenos profesionales muy solicitados, etc) y por precios realmente asequibles, comparado con que tuviésemos que pagar alguna prueba  directamente de nuestro bolsillo.

Y es que un seguro médico privado aporta, además, otras ventajas: rapidez en el diagnóstico, contar con los mejores especialistas,  dispone de prestaciones y servicios que no tiene la Seguridad Social (como odontología, psicología o podología) o incluso cobertura médica internacional en cualquier lugar del mundo. También existen seguros de enfermedad, que contratan básicamente los empresarios y autónomos, cuya función principal es la de hacer frente a los gastos cotidianos en caso de estar de baja laboral. Por cierto, como novedad, ahora también a los funcionarios les conviene contratar éste seguro – a partir del nuevo régimen de la Incapacidad Temporal de los empleados públicos del RD Ley 20/2012 de 13 de julio, los 3 primeros días de ausencia por contingencias comunes cobran el 50% de sus retribuciones-. Por otra parte, de forma colectiva, los seguros de salud para PYMES, ofrecen una amplia cobertura médica y farmacéutica a familiares y empleados de las pequeñas y medianas empresas, con importantes reducciones de precio y excelente tratamiento fiscal. Desde 30 euros mensuales los mejores especialistas y centros médicos a tu alcance.

 

Etiquetas: , ,

Seguro de vida, vida sin riesgo

La contratación de un seguro supone el acuerdo de dos partes, compañía aseguradora y  cliente, en el argot asegurador se le denomina Tomador/Asegurado, por el cual la primera se obliga a resarcir de los daños que sufra la segunda o a compensarle por una cantidad de dinero, en su caso, si se produce alguna de las circunstancias previstas en ese contrato, denominado póliza de seguro, a cambio del pago de un precio o prima por parte del cliente. Podría decirse que el eje de toda esta cuestión estaría en el riesgo, la posibilidad de que nos ocurran situaciones que suelen ser desagradables, que nos impedirían continuar con nuestro ritmo de vida habitual: no nos permitiría vivir en nuestra casa, como antes, si se produce un incendio, o conducir nuestro coche, no poder ir al trabajo si se sufre una avería repentina o tener que cerrar nuestro negocio por una inundación. Por tanto, ante situaciones que no pueden preverse o controlar y que podrían desestabilizar nuestro día a día seriamente, los seguros aparecen como la mejor y más barata solución de compensación.

Un seguro de vida riesgo debería, a la vista de de los riesgos posibles, tener carácter de obligatorio en el mundo que vivimos hoy en día. No sabemos qué nos deparará el devenir, sin embargo, sí que conocemos de sobra cómo se vive en la cultura occidental y sus reglas de juego, en la que dependemos fundamentalmente de nuestra salud y nuestro trabajo, nosotros y nuestra familia, un fallo en esos dos pilares básicos produciría el desmoronamiento de toda una estructura que podría tener consecuencias irreparables, como dejar deudas adquiridas a cargo de nuestros descendientes, sin recursos económicos si dependían económicamente de nuestros ingresos. Asimismo, y enlazando con este asunto, importante es, también, la función que desempeña el seguro de accidente, que se encarga de atender nuestros gastos cotidianos en caso de sufrir un accidente o enfermedad y sea necesario estar de baja laboral temporalmente. La plena incorporación de la mujer en la vida social y laboral le hace merecedora del diseño de productos exclusivos para ella, como el seguro de vida 360º para mujeres.

Hoy día, el mercado de los seguros goza de una amplia competitividad, tanto  por sus precios, como por las prestaciones, los servicios básicos y complementarios que aportan. Sería una irresponsabilidad no destinar una ínfima parte de nuestro gasto diario o mensual a dotarnos de un paraguas que puede evitar la posibilidad de arruinarnos de por vida. Por lo que cuesta un paquete de cigarrillos se puede asegurar toda una vida.

 

Etiquetas: , ,