RSS

Seguro de vida, vida sin riesgo

11 Oct

La contratación de un seguro supone el acuerdo de dos partes, compañía aseguradora y  cliente, en el argot asegurador se le denomina Tomador/Asegurado, por el cual la primera se obliga a resarcir de los daños que sufra la segunda o a compensarle por una cantidad de dinero, en su caso, si se produce alguna de las circunstancias previstas en ese contrato, denominado póliza de seguro, a cambio del pago de un precio o prima por parte del cliente. Podría decirse que el eje de toda esta cuestión estaría en el riesgo, la posibilidad de que nos ocurran situaciones que suelen ser desagradables, que nos impedirían continuar con nuestro ritmo de vida habitual: no nos permitiría vivir en nuestra casa, como antes, si se produce un incendio, o conducir nuestro coche, no poder ir al trabajo si se sufre una avería repentina o tener que cerrar nuestro negocio por una inundación. Por tanto, ante situaciones que no pueden preverse o controlar y que podrían desestabilizar nuestro día a día seriamente, los seguros aparecen como la mejor y más barata solución de compensación.

Un seguro de vida riesgo debería, a la vista de de los riesgos posibles, tener carácter de obligatorio en el mundo que vivimos hoy en día. No sabemos qué nos deparará el devenir, sin embargo, sí que conocemos de sobra cómo se vive en la cultura occidental y sus reglas de juego, en la que dependemos fundamentalmente de nuestra salud y nuestro trabajo, nosotros y nuestra familia, un fallo en esos dos pilares básicos produciría el desmoronamiento de toda una estructura que podría tener consecuencias irreparables, como dejar deudas adquiridas a cargo de nuestros descendientes, sin recursos económicos si dependían económicamente de nuestros ingresos. Asimismo, y enlazando con este asunto, importante es, también, la función que desempeña el seguro de accidente, que se encarga de atender nuestros gastos cotidianos en caso de sufrir un accidente o enfermedad y sea necesario estar de baja laboral temporalmente. La plena incorporación de la mujer en la vida social y laboral le hace merecedora del diseño de productos exclusivos para ella, como el seguro de vida 360º para mujeres.

Hoy día, el mercado de los seguros goza de una amplia competitividad, tanto  por sus precios, como por las prestaciones, los servicios básicos y complementarios que aportan. Sería una irresponsabilidad no destinar una ínfima parte de nuestro gasto diario o mensual a dotarnos de un paraguas que puede evitar la posibilidad de arruinarnos de por vida. Por lo que cuesta un paquete de cigarrillos se puede asegurar toda una vida.

 

Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: