RSS

Archivos Mensuales: junio 2014

El seguro de vida, un aliado para no perder tu vivienda

Cuando asumimos obligaciones es más que aconsejable contratar un seguro personal que concede las siguientes ventajas: ofrece una protección para aquellas personas que han sufrido la muerte de un familiar cercano (padres, pareja o el cónyuge con el que se comparte la hipoteca u otra obligación, por ejemplo). En estos casos esta cobertura salda la deuda pendiente y evita que las personas afectadas asuman riesgos al haber perdido los ingresos que generaba la persona fallecida, la cual afrontaba los pagos.  De no contar con esta modalidad de seguro se podría constatar el impago y a posteriori, perder la vivienda hipotecada, el negocio que estaba en marcha, el despacho profesional, los estudios futuros, con lo cual, evita traspasar las obligaciones financieras a otras personas, ya sea la pareja, los hijos o los padres.

Las familias jóvenes son las que más se pueden beneficiar de este seguro, puesto que suelen ser las que tienen importes pendientes de devolución más elevados. Según UNESPA, el coste medio de un siniestro de vida para una persona de entre 20 y 29 años es de 63.733 euros, mientras que los que se encuentran en la treintena dejan deudas pendientes por 60.441 euros de media.

Según ICEA (Servicio de Estadísticas y Estudios del Sector de Seguros en España) el 75% de los siniestros se refleja entre las personas que llevaban ocho años o menos aseguradas, es decir, personas que aún tenían grandes importes pendientes de pagar.

¿Cómo elegir el seguro correcto?

Elegir un seguro de vida que se adapte a nuestras necesidades no es una tarea fácil, puesto que al contratar una hipoteca o pedir una línea de crédito, siempre se suele hacer lo que a nuestro banco le interesa y difícilmente coincide con nuestras necesidades, por ello debemos reflexionar y estimar lo que podría ocurrir en un futuro de cara a nuestros allegados en caso de accidente o fallecimiento, y a partir de esta evaluación elegir el producto más adecuado. Se recomienda realizar un primer contacto a través de los comparadores de seguros  y una gestión con profesionales independientes, para valorar así tanto las coberturas como los precios que ofrecen.

¿Qué debo saber a la hora de contratar un seguro de vida?

1.- Gravan las cuotas mensuales de las entidades financieras, entre 10 y 30 euros al mes.

2.- Son seguros portátiles. Sirven de protección tanto si contamos con una hipoteca como con cualquier otra deuda o inversión, el seguro de vida sigue siendo válido y nos ofrece las mismas condiciones.

3.- El seguro de vida en caso de dos cónyuges o pareja puede cubrir tanto a uno como a ambos. Si uno de los dos fallece, el beneficiario es el otro. Si fallecen ambos, los que expresamente de designen o los herederos legales. El seguro nunca se pierde.

4.- En caso del seguro de vida para una única persona, ésta podrá delegarlo a cualquier beneficiario que desee, incluso modificarlo en cualquier momento.

5.- El seguro se puede contratar por un año, por varios, por un tiempo determinado o de duración vitalicia. Es muy flexible y barato: por menos de 1 euro al día.

Fuente: propia y elconfidencial.com

Anuncios
 

Etiquetas: ,