RSS

¿Por qué el inquilino también necesita un seguro?

09 Abr

seguro inquilinoCuando hablamos de contratar un seguro para una vivienda arrendada, se suele pensar que es sólo el arrendador quien debe hacerlo, al ser el propietario de la vivienda y necesitar además cubrir el  riesgo del impago  por parte del inquilino. Vamos pues a derrumbar tal mito, también el arrendatario o inquilino y hasta el usuario habitual, necesita una póliza que le proteja sus bienes, así como la posible responsabilidad civil en caso de que la vivienda sufra algún daño o se produzcan daños a terceros. Así lo establece el Código Civil, quien causa un daño tiene que responder por el mismo.

Despejadas las dudas, si acaso existían, analizaremos a continuación el tipo de seguro que necesita un inquilino y los servicios a contratar. Para ello haremos un resumen de los principales elementos y situaciones que deben contemplarse en la póliza de un arrendatario:

  1. Responsabilidad civil. Si algún daño en la vivienda es responsabilidad del inquilino, la póliza del arrendador no se hará cargo, y el inquilino debería reparar el daño de su propio bolsillo. Si se incluye en la póliza del inquilino la responsabilidad civil, se podrá cubrir tanto la responsabilidad civil locativa (daños ocasionados en la vivienda) como la responsabilidad civil familiar (daños ocasionados a terceros).
  1. Contenido. Incluso si el piso que se alquila tiene mobiliario del propietario, en la vivienda habrá también pertenencias del inquilino (enseres, equipamiento electrónico, dinero, joyas, tarjetas de crédito, etc.) que en caso de robo no estarían cubiertas por la póliza del propietario. El inquilino debe declarar sus pertenencias en su propia póliza, y asegurarse que su valor esté actualizado.
  1. Continente. También pueden surgir situaciones en que el arrendatario sufra daños en la propia vivienda, o en reformas o modificaciones que haya hecho en ella, y que no son cubiertas por el arrendador, por ejemplo papel pintado, elementos decorativos fijos etc.

Las situaciones en que un inquilino puede necesitar una póliza del seguro (ya que en caso contrario la aseguradora del propietario le reclamará todos los gastos) pueden ser muy variadas: desde un incendio ocasionado por un electrodoméstico o un descuido del arrendatario, pasando por un problema de humedad o inundación ocasionado por el inquilino, hasta un daño ocasionado por un animal de compañía de su propiedad. Son muchos y variados los casos y situaciones en los que puede verse afectado e involucrado el arrendatario y que pueden tener consecuencias críticas para su economía o incluso para su familia en aquellos supuestos de estudiantes o hijos no emancipados oficialmente. Aquí exponemos algunos, pero  sobran motivos para recomendar que el inquilino también contrate su propio seguro para la vivienda que durante un tiempo determinado será su hogar. Con un seguro de responsabilidad civil que tiene un costo de 90 euros al año se pueden ahorrar muchos disgustos.

 

Fuente: Blog de David Torío y elaboración propia

 

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: