RSS

ANÉCDOTA DEL SEGURO. COBERTURA PARA UN LADRON

11 Feb

ladronResulta paradójico, pero un ladrón también es asegurable, lo curioso es que además así lo ratifica una sentencia del Tribunal Supremo al discrepar del criterio de la Audiencia. Los hechos son verídicos y podrían formar parte de lo anecdótico del seguro como a continuación se podrá comprobar.

Es bien conocido que en nuestro país el seguro de Decesos tiene gran aceptación social, por tal motivo está dentro de lo normal que un padre suscriba tal seguro e incluya en el mismo a su familia como Asegurados, con la garantía opcional de Accidentes. Al cabo de algún tiempo, uno de sus hijos sufrió un accidente al huir por una ventana del lugar en el cual había cometido un robo, con tan mala fortuna que finalmente falleció desangrado, oculto en una chimenea. Se había cortado y pese a sus llamadas de socorro, no pudo ser atendido a tiempo.

El Tomador y Beneficiario de la Póliza, padre del asegurado fallecido presentó la reclamación a la Aseguradora que no atendió el siniestro por considerar que el hecho causante no era accidental, sino voluntario, con origen en la mala fe del Asegurado. En Primera Instancia al reclamante le dan la razón. La Aseguradora apela, con el argumento de que los hechos ocurren  de forma deliberada y a sabiendas, porque una cosa es el siniestro, es decir el accidente propiamente, que sin duda alguna parece involuntario, sin embargo el resultado del mismo, el fallecimiento, obedece a la propia voluntad del Asegurado y sus argumentos son aceptados por la Audiencia Provincial.

Aunque la suma asegurada no era de gran relevancia, es bien cierto que no estaban dispuestos a escuchar los susurros de que vale más el collar que el galgo y la vida de su hijo no la podría recuperar, no aceptaban que una persona vital y en plena juventud, tomara la decisión, dentro de una chimenea, de dejarse morir.

El Tribunal Supremo afirma que se omitieron algunas diligencias, entre las cuales estaban las manifestaciones de la policía en el sentido de que varias personas intentaron sacarlo sin conseguirlo, pues incluso su extracción fue laboriosa. Parece que su temor a ser detenido provocó su huida por los tejados y viéndose acosado y sangrando optó por esconderse hasta que pasara el supuesto peligro y posteriormente acudir a curarse.

El Tribunal Supremo da la razón al Tomador y beneficiarios al entender que existe un claro nexo causal entre el accidente y el fallecimiento, en conclusión procede que la Aseguradora atienda su compromiso de pago del siniestro en los términos pactados en la Póliza entre las partes.

Ante un suceso como éste nos hacemos las siguientes preguntas:

  • ¿Cómo es posible que sea necesario llegar a un Alto Tribunal para hacer valer un contrato?
  • ¿Cuánto le costó a la Aseguradora el caso? Teniendo en cuenta las costas y los intereses de demora.
  • ¿Cómo es posible que un contrato de seguro de Accidentes tenga interpretaciones tan dispares?
  • ¿Cómo es posible que los servicios jurídicos de la Aseguradora no convenzan al departamento de siniestros para que atiendan el siniestro?
  • ¿Cuál es el coste para la imagen del sector asegurador? ¿Puede el consumidor pensar que hace bien cuando intenta defraudar a una compañía de seguros?

Sin duda alguna, la adquisición de un seguro es una excelente inversión, en función a la finalidad que se persigue con el mismo; si además este resulta barato, como ocurre con el seguro de accidentes, la decisión no debería ofrecer dudas, si para su contratación se busca el consejo profesional de una Correduría de Seguros que ayuda a elegir la buena aseguradora y el contrato idóneo.

Ahora que están de moda las encuestas para todo, me atrevo a dar el resultado de la hipotética pregunta “¿considera usted que es justo que la compañía de seguros pague el siniestro?” la respuesta podría ser negativa, pero la interpretación de los contratos le corresponde a la justicia y en nuestro país presumimos de que es independiente y buena, aunque lenta.

 

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: