RSS

¿Necesito un seguro de salud privado durante mi embarazo y parto? Mi experiencia.

30 Mar

embarazadaLa buena reputación del sistema de sanidad público español y la atención de sus profesionales, así como la afortunada circunstancia de no haber necesitado asistencia médica avanzada a lo largo de mi vida más allá de las revisiones periódicas o algún incidente menor, han hecho que hasta ahora, durante mi embarazo y a un paso de aumentar la familia, no me haya planteado seriamente las ventajas que podría ofrecerme un seguro privado de salud.

Este planteamiento no quiere desmerecer la atención recibida durante estos meses en la sanidad pública. Todas las madres y padres que hemos pasado por este proceso sabemos que se ofrece una atención suficiente cubierta por varios profesionales: el médico de familia y la matrona, a los que se visita mensualmente, y el ginecólogo, que ofrece la visión y las herramientas más técnicas y especializadas, entre ellas las ecografías, y al que en el caso de un embarazo sin complicaciones como el mío sólo se visita 3 veces a lo largo de los 9 meses. El hecho de que te digan que no necesitas más por un lado te tranquiliza, pero por otro hace la espera interminable; la ecografía es una prueba con una gran carga emocional para los padres, que pueden ver la evolución de su hijo, pero también es la más valiosa a nivel diagnóstico, donde se pueden detectar la mayoría de problemas que se pueden presentar en el embarazo. Así que el tiempo de espera hasta estas ecografías pueden convertirse casi en una tortura para los padres. A ello se une la sobrecarga que sufren este tipo de profesionales, de modo que si por cualquier circunstancia la fecha que se te adjudica para tu ecografía no se adapta a tus posibilidades, o como es mi caso, te supone cuadrar desplazamientos desde otra ciudad, trabajo, etc. prácticamente tienes que despedirte de esa tan esperada ecografía.

Esta falta de libertad para poder elegir el tipo de seguimiento que quieres para tu embarazo, con las pruebas que emocionalmente o técnicamente necesites y que puedan adaptarse a tus circunstancias son las que me hacen ver claramente las ventajas que habría podido ofrecerme un seguro de salud y no sólo pensando en mi embarazo, sino también en la atención y facilidades que recibirá mi hijo desde su nacimiento.

Por supuesto cualquier momento es bueno para contratar un seguro de salud, pero entre las prestaciones médicas más atendidas por las aseguradoras destacan el embarazo y el parto, así que parece evidente que es uno de los periodos más sensibles y en los que más se demanda este tipo de atención y seguridad. Pero antes de contratarlo, lo más importante es saber que el periodo de gestación, y sobre todo, el momento del parto, cuentan con periodos de carencia que se deben tener muy presentes antes de suscribir la póliza.

¿Qué es el periodo de carencia? 

Aquel durante el cual los Asegurados no tienen derecho a las prestaciones de la póliza. La gran mayoría de las aseguradoras incluyen en sus pólizas médicas la cobertura de embarazo pero le aplican ese periodo de carencia, suele estar entre los ocho y diez meses, con el objeto de evitar la contratación del seguro exclusivamente para tal fín, es decir conociendo la existencia del siniestro. En los casos de asistencia urgente, no se aplican las carencias.

¿Qué coberturas necesito en el embarazo y parto? 

En mi opinión y estando en pleno proceso, para tener una cobertura completa , el seguro debería contar, al menos, con las siguientes coberturas:

·         Seguimiento del embarazo: consultas con el especialista para el seguimiento de la gestación y pruebas diagnósticas como ecografías, triple cribado, analíticas y la prueba del azúcar. La amniocentesis y otras pruebas de diagnóstico

·         Clases prenatales: en las que se enseñan técnicas de respiración y relajación de preparación al parto así como ejercicios de gimnasia prenatal.

·         Asistencia al parto en un centro u hospital concertado y anestesia durante el parto.

·         Atención del recién nacido desde el nacimiento y durante la permanencia en el hospital. Fundamental también en sus primeros meses de vida y si desgraciadamente el bebé tiene alguna malformación que la compañía no anule la póliza, esto debería estar prohibido porque el seguro no es únicamente una fuente de negocio, sino un servicio a la sociedad.

Otras prestaciones adicionales serían muy bien percibidas si su coste resulta asequible, tales como:

  • Alojamiento de acompañante, en situación de pensión completa.
  • Cuidados tras el parto: atención durante los días posteriores al nacimiento del bebé. Contar con la ayuda de una matrona que se desplace hasta el domicilio para ayudar con todo lo relacionado con cuidados e higiene, tanto de la madre como del recién nacido.
  • Atención al recién nacido: incorporar la atención al bebé después de la salida del hospital durante unos 15 o 30 días.
  • Conservación de células madres. posibilidad de conservar las células madre del cordón umbilical del bebé. Es una prestación que ciertos hospitales públicos también ofrecen, pero no para la conservación personal, sino para la donación, y que se enfrenta actualmente a importantes problemas de saturación.

Por tanto, es un momento tan crucial como la maternidad o paternidad, cuando el seguro de salud se convierte en un elemento decisivo y demuestra sus numerosas ventajas frente a los servicios públicos básicos y generalmente saturados. Pero para disfrutar de todo ello, hay que preverlo con la antelación suficiente y elegir convenientemente las coberturas y profesionales que queremos que nos atiendan en este momento de nuestra vida y que darán también la atención médica que nuestra familia necesita. Sin duda alguna el punto adecuado de información siempre será una Correduría de Seguros, cuya función se asemeja a la del médico de familia en los seguros.

Fuente: elaboración propia basada en una experiencia personal y otras fuentes.

 

Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: