RSS

Cómo elegir un seguro de hogar para la segunda residencia

25 May

segunda_viviendaLa segunda residencia suele ser para el verano o para pasar los fines de semana (el apartamento de la playa o la montaña, la casa en el pueblo, etc.) por lo que suelen estar varios meses al año desocupadas. El seguro de hogar para esta segunda vivienda no es obligatorio, pero igual que para la habitual, es conveniente protegerla, aún más si tenemos en cuenta que si ocurre un siniestro o avería eléctrica, fugas de agua o cualquier otro incidente su detección es tardía y los daños pueden incrementarse e incluso los robos son más habituales en este tipo de viviendas.

A la hora de contratarlo hay que tener en cuenta que el valor del continente puede ser fácilmente tasable pero el contenido varía mucho de una a otra vivienda, también la zona en la que está situada determinará los riesgos a cubrir. Nuestro consejo es contratar las coberturas esenciales o básicas y valorar la posibilidad de añadir otras, en función a nuestra economía. Dentro de estas coberturas básicas encontramos:

– Incendio, explosión, autoexplosión y caída de rayos (muy frecuente en áreas boscosas y de montaña).

– Daños eléctricos, especialmente si la vivienda tiene cocina y calefacción por electricidad.

– Actos de vandalismo o malintencionados, si el inmueble está situado en zona de ocio.

– Lluvia, viento, nieve o pedrisco, si la ubicación geográfica está catalogada como de riesgo alto.

– Impacto, humo, inundación, si se encuentra en zona de lagos o ríos con urbanizaciones recientes.

– Choque de vehículos y caída de astronaves.

– Daños por agua canalizada, especialmente en viviendas construidas antes del año 2005

– Rotura de cristales, si dispone de grandes vistas y situada en plantas bajas.

– Responsabilidad Civil. Relativa a la vivienda y a las personas, imprescindible en todos los supuestos.

– Robo, daños por robo, hurto y expoliación. Especialmente si el lugar no dispone de vigilancia o alarma.

– Inhabitabilidad temporal de la vivienda, sería muy desagradable arruinar unas vacaciones por un siniestro.

Pudiendo añadir otras coberturas específicas como el desplazamiento por vacaciones o viaje, para asegurar bienes durante su desplazamiento temporal, los daños que sufran los equipajes en el transcurso del viaje y el robo de equipaje en el interior del vehículo ( riesgo muy elevado en desplazamientos vacacionales y que no aseguran los seguros del automóvil).

En el caso de que ya contemos con un seguro en la vivienda habitual es importante comprobar que no se repiten coberturas con el seguro que ya tengamos contratado ni con el seguro de la comunidad de propietarios, así se evitará la duplicidad y pagaremos sólo por los servicios que se necesitemos. Además, en algunos casos podemos beneficiarnos de algún descuento si agrupamos todas las viviendas a través de un corredor de seguros independiente que le guie en la búsqueda del mejor seguro para las características de su segunda residencia.

Fuente: elaboración propia

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: