RSS

Un seguro de viaje para estudiantes

15 Jun

estudiantes.jpg

Se acabó el curso y llega el momento de aprender un idioma, cursar un máster , explorar otras vías laborales, ante la situación económica de nuestro país o realizar prácticas laborales en empresas extranjeras son los motivos más frecuentes por los que muchos jóvenes realizan un desplazamiento temporal a otro país. Para este colectivo existen los seguros de viaje y seguros médicos para estudiantes, los cuales se pueden contratar normalmente por un periodo máximo de un año y pueden cubrir todos los aspectos que las embajadas y universidades solicitan como requisitos al asegurado dependiendo del destino. La cobertura de nuestro sistema público de salud o las pólizas médicas privadas dejan de dar cobertura a partir de los 90 días de estancia en el extranjero.

La cobertura principal y de gran utilidad en estos viajes es la de gastos médicos. Si el destino se encuentra en Europa hay que tener en cuenta que la tarjeta sanitaria europea sólo permite acudir a determinados centros y no cubre traslados ni gastos de repatriación. Precisamente por ello la suscripción de éste seguro se hace imprescindible para cubrir los gastos médicos y quirúrgicos, de hospitalización y farmacéuticos derivados de la enfermedad o accidente sufrido durante el viaje, y dependiendo de la modalidad de seguro también puede cubrir traslados al hospital o estancia del asegurado y un acompañante, gastos odontológicos, envío de medicamentos o servicio de traducción entre otras coberturas.

Además este tipo de seguro suele tener las mismas coberturas que las de un seguro de viaje normal:

  • Gastos de anulación, con la posibilidad de recuperar el dinero que haya invertido si no puede realizar su viaje por algún motivo contemplado en la póliza.
  • Interrupción del viaje, porque los imprevistos generan gastos y se vive al día.
  • Gastos por repatriación, en caso de tener que volver a casa de urgencia, los vuelos que no están previstos con mucha antelación son caros.
  • La pérdida o robo de equipaje.
  • Gastos de asistencia jurídica, cada vez resulta más complejo y costoso organizar una defensa jurídica fuera de nuestras fronteras
  • Responsabilidad civil privada, especialmente si el viaja comprende países anglosajones, EE.UU, Canadá o países poco desarrollados.
  • Indemnización por accidente, especialmente si previamente no se realizado una previsión personal o familiar.

Podemos encontrar también que algunas aseguradoras ofrecen coberturas muy específicas como la compensación económica en caso de que el medio de transporte utilizado sufra un retraso o una cancelación que le impida ir a clase.

Lo más importante para contratarlo es informarse antes de mudarse sobre la situación del país de destino y prever qué necesitaremos cubrir, ya que una vez allí pueden surgir percances en los que la forma de vida, de organización y el idioma supongan una barrera. Si vamos protegidos viviremos esta grata experiencia con la tranquilidad y el respaldo que proporciona un buen seguro.

Fuente: elaboración propia

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: