RSS

Archivos Mensuales: agosto 2016

Hazte con todos, pero con seguridad

accidentes-y-detenidos-al-volante-la-policia-alerta-sobre-los-peligros-de-pokemon-go.jpg

Imagen: Policía Nacional

Desde que se lanzara el pasado 6 de julio en Estados Unidos, y una semana después en varios países incluyendo España, la fiebre de la aplicación para smartphones del juego Pokémon Go se ha extendido, llevando a millones de jugadores a desplazarse por las calles distancias kilométricas. Se puede decir que la juventud ha vuelto a jugar en la calle.

Como consecuencia de estas movilizaciones y concentraciones de personas ya han ocurrido algunos accidentes, incluso mortales, como ha sucedido en Japón, donde una mujer ha sido atropellada por un conductor que jugaba a Pokémon Go. Estos hechos hacen plantearse el peligro de ir distraído, con la atención puesta en un inocente juego como éste o cualquier otro (no sólo en carretera). Incluso la Policía ha ofrecido una serie de consejos a través de su cuenta de Twitter (@Policia) bajo el lema “hazte con todos con seguridad”. Además del riesgo de accidente existe la probabilidad de ser sancionado al utilizar el móvil mientras se conduce.

Pero, ¿cómo han reaccionado las aseguradoras ante este riesgo? En países donde se han producido accidentes y ya son numerosas las multas derivadas del popular juego como México se ha creado un seguro para los usuarios que juegan a Pokémon GO en el coche. El “Seguro GO” es su nombre y es exclusivo de los jugadores Pokémon GO. Ofrece un reembolso de hasta 20.000 pesos mexicanos en el caso de tener un accidente mientras se está capturando Pokémons.

Quién sabe si tendrá éxito y se extenderá a otros países igual que el juego que provocó su aparición, aunque en España no parece necesario, ya que los daños que podamos sufrir o provocar a terceros no están excluidos en los contratos tipo, como la de Responsabilidad Civil el seguro de automóviles.

Pero aunque estén cubiertos lo más sensato es no jugar en el coche y, como nos recuerdan desde la Policía: “Tu seguridad es lo primero, no te guíes por la emoción. Aunque te aparezca un Pokémon increíble ten cuidado, podría costarte la vida a ti o a otra persona”.

Fuente: androidphoria.com, elpais.com y elaboración propia

Anuncios
 

Seguros online vs seguros tradicionales

IAMGEN-EVOLUCION-TECNOLOGICA-01-e1425402071697.jpeg

Podemos clasificar las distintas aseguradoras que operan en España por su constitución jurídica y por los ramos en los que operan, pero también por su forma de contratación. Los medios de comunicación ya utilizan términos populares para diferenciarlas: aseguradoras tradicionales y aseguradoras online.

La demanda de los seguros online se ha popularizado entre la población más joven junto con el uso de las nuevas tecnologías, que va creciendo año a año. ¿Los motivos? Parece una forma de contratación cómoda, rápida, y el precio del seguro suele ser menor porque las aseguradoras ahorran en costes (alquiler del local) y remuneración de sus agentes.

Pero cuando una persona toma la decisión de contratar un seguro se encuentra ante una multitud de alternativas, marcas, denominaciones comerciales, lenguaje técnico, letra pequeña, entre las cuales deberá tomar una decisión y escoger una de ellas, a veces sin darse cuenta que está adquiriendo un intangible. Al enfrentarse a la disyuntiva de elegir la compañía adecuada, las condiciones más beneficiosas, las coberturas idóneas, etc. es cuando las desventajas de los seguros online se ponen de manifiesto, ya que en la mayoría de los casos no te gestionan, asesoran ni solucionan los problemas que puedan surgir, en la interpretación de las cláusulas. El hecho de no contar con una persona física experta y cualificada a la que acudir en caso de necesidad es difícil de suplir por mucha facilidad que exista para consultar información actualizada en la página web sobre las condiciones y coberturas de los distintos seguros. Además, durante la búsqueda podemos caer en el error de no contratar el mejor seguro sino el más barato o el más llamativo, ya que aunque no lo parezca, los portales de seguros también “se iluminan” como las tiendas tradicionales o las pescaderías para destacar el producto.

Las aseguradoras tradicionales son las que disponen de un trato más personal y por bagaje de sus profesionales cuentan con la confianza de los clientes, especialmente aquellas que utilizan el canal de Corredores para la distribución de sus productos. Además, este tipo de aseguradoras suelen ofrecer mayores coberturas básicas en sus seguros, sin necesidad de ser el cliente el que añada cada cobertura, aumentando así el precio.

¿Cuál elegir?

La respuesta no es fácil. La comodidad, un buen precio, elegir un asesoramiento y trato directo con un experto. Hay que tener en cuenta además que lo que puede resultar cómodo para una persona (como tener acceso online 24 horas) puede resultar incómodo para otra que no esté familiarizada con las nuevas tecnologías y prefiera desplazarse a una oficina física y hablar con personas, no con máquinas. Por lo tanto, la respuesta dependerá en gran medida de las necesidades, conocimientos técnicos y preferencias de cada tomador de un seguro. La profesión de Mediador de Seguros existe desde los comienzos del seguro como industria que protege el patrimonio de las personas y empresas, por algo debe ser.

Fuente: elaboración propia

 

¿A quién cubre el seguro de mi coche?

wpid-calcular-seguro-coche-catalana-occidente-linea-directa.jpg

El seguro del automóvil es el más conocido por el consumidor e incluso algunas marcas lo regalan como si fuese un producto envasado, sin embargo todas las garantías opcionales tienen limitaciones y exclusiones cuya interpretación necesita de un profesional de la mediación en seguros. Cuando hacemos un viaje largo en coche, tan comunes ahora en época de vacaciones, lo más común es ir turnándose a la hora de conducir. Esta situación puede dar lugar a un hecho desagradable, el sufrir un accidente, y que el conductor no sea el titular del seguro. El riesgo está ahí pero, ¿qué pasaría entonces?

La respuesta dependerá de la cláusula de nuestro contrato de seguro. Por regla general cualquier seguro de automóvil cubre a todo conductor que conduzca dicho vehículo, si dispone de carnet de conducir, siempre que sea algo esporádico y puntual. Excepto aquellos conductores considerados agravados para cada una de las Compañías de Seguros, por ejemplo, cuando el conductor esporádico es menor de 26 años o con una antigüedad inferior a dos años en el carnet de conducir.

Si un conductor que no está incluido en la póliza, por lo tanto no es considerado Asegurado, sufre un siniestro lo más probable es que la compañía decida no cubrirlo o que resuelva aplicar la regla de la equidad y reducir de la indemnización la proporción existente entre la prima pagada y la que hubiera tenido que pagar el tomador por el riesgo, no todas las Aseguradoras aplican idénticos criterios. Por eso es tan importante que todas aquellas personas que vayan a conducir de manera habitual un coche (todos los miembros de la familia  por ejemplo) estén incluidas en la póliza, incluso aunque tengan muchos años de experiencia al volante y edad. En la póliza deberán aparecer distintas figuras:

  • El tomador del seguro
  • El propietario del vehículo
  • Los conductores (principales y ocasionales): aquellas personas que están legalmente habilitadas por el asegurado o el propietario del vehículo asegurado para poder conducirlo o esté bajo su custodia en el momento del accidente. Hay que tener en cuenta que el propietario del vehículo, el tomador y el conductor no están considerados terceros.

Es importante revisar las Condiciones Generales y Particulares de nuestra póliza de seguro y comprobar qué personas estarían cubiertas en caso de sufrir un accidente antes prestar el vehículo a otra persona que no esté incluida en la póliza. Y si no se ajustan a nuestras necesidades es buen momento para solicitar asesoramiento en una correduría especializada para encontrar el seguro que incluya las coberturas que necesitamos y no pensar únicamente cuál es el más barato.

Fuente:  elaboración propia

 

Algunas cosas que puede cubrir tu seguro personal y quizá no sepas

header-personal.jpg

Si hemos contratado un seguro, atendiendo a lo que expresan las encuestas, lo más probable es que no hayamos leído nuestra póliza al completo y desconozcamos gran parte de lo qué puede hacer por nosotros. Nos hacemos cargo económicamente de siniestros que en realidad debería cubrir la aseguradora, por falta de información y comunicación, especialmente cuando el seguro lo adquirimos de forma directa, al sucumbir al marketing, o a través de alguna entidad bancaria.

Veamos qué casos podrían estar cubiertos por distintos seguros y probablemente desconozcamos:

  1. Servicio de bricolaje: algunas aseguradoras ofrecen un servicio de “manitas” en el hogar y asumen el coste del desplazamiento y las primeras horas de mano de obra con un número de visitas limitado. Por ejemplo colocación de accesorios de baño y cocina, cambios de mecanismo de cisterna, colocación de estanterías, instalación de cortinas, visillos, estores, cuadros, o montaje de muebles kit entre otros, con lo que ya no pasaremos un mal trago ante la idea de enfrentarnos a decenas de piezas y tornillos.
  2. Responsabilidad familiar: con esta cobertura la aseguradora se hace cargo de los daños causados a terceros por cualquier miembro de la familia, aunque no se hayan producido dentro de la vivienda, incluyendo al servicio doméstico y mascotas que no tengan la consideración de peligrosos. Son situaciones que pueden ocurrir con frecuencia en nuestro día a día, como que nuestro hijo jugando con el balón rompa el cristal de un vecino o que nuestra mascota se cuele en un jardín vecinal y provoque algunos destrozos.
  3. Asistencia nocturna para jóvenes: en caso de consumo de alcohol o indisposición del conductor, según el alcance de la cobertura de cada aseguradora, hay compañías que ofrecen asistencia en carretera y se comprometen a trasladar tanto al conductor como a su vehículo hasta su domicilio, incluso si no viajas con tu vehículo habitual. El precio de una póliza suele tener una relación directa con las prestaciones de la misma.
  4. Asistencia para embarazadas: en este caso se ofrece asistencia a embarazadas que se sientan indispuestas cuando van al volante. Un taxi las recogerá para llevarlas al centro sanitario más próximo, y la aseguradora se hará cargo de llevar el vehículo hasta el domicilio. Es obvio que ésta garantía va muy dirigida a un determinado segmento que pasado el período de fertilidad pierde interés.
  5. Deterioro de alimentos en el frigorífico: cubre los alimentos que ya no sean comestibles como consecuencia de una avería del frigorífico o de un apagón eléctrico. Muy útil sobre todo en estas fechas cuando salimos de viaje y pasamos varios días fuera y al volver podemos encontrarnos con una “sorpresa” en el frigorífico. Este siniestro es relativamente frecuente, de poca cuantía, pero que ocasiona gran frustración.
  6. Accidentes en la práctica de deportes: cuando se practica un deporte ocasional sufrir algún daño o causar un accidente puede estar cubierto por el seguro de hogar, siempre y cuando se trate de deportes que no requieran de un seguro específico y en general su práctica sea como aficionado. Los profesionales pueden acceder a éste tipo de cobertura de forma opcional.
  7. Cobertura de gestiones de tráfico e ITV: La aseguradora se encargará de todos los trámites obligatorios relacionados con tu coche, desde el servicio de recogida y entrega del vehículo para la ITV hasta las gestiones para la renovación del carné de conducir, el cambio de domicilio en el carné de conducir o las gestiones para la transferencia de vehículos. El costo del servicio lo tiene que asumir el tomador de la póliza, lo que realmente presta la compañía es el servicio de gestoría, resulta muy útil a personas ocupadas o que viajan con frecuencia.
  8. Servicio de control parental de Internet, con asistencia gratuita: te ayudará a regular qué páginas pueden visitar tus hijos. Además con la generalización del uso de redes sociales cada vez es más frecuente que haya niños que sufran acoso a través del móvil o el ordenador. Existe un servicio de protección ante violencia digital que permite la emisión de un informe con certificación de veracidad que podrá servir como documento de prueba en la presentación de una denuncia. Se puede considerar ésta cobertura dentro del ciber-riesgo, una nueva necesidad de la sociedad tecnológica, agravada con el internet de las cosas.
  9. Robo y hurto: un seguro de hogar completo cubre los daños derivados del robo o su intento, tanto en la vivienda como en el exterior de la misma. Sustitución de cerraduras y llaves, gastos de asistencia sanitaria por lesiones, inhabitabilidad de la vivienda, duplicados de documentos, etc.
  10. Asistencia en viaje: Una cobertura poco conocida de los seguros de hogar es la de asistencia en viaje. Así en caso de enfermedad o accidente en el extranjero de algún miembro de la familia el seguro cubrirá los gastos de curación, prolongación de estancia, traslado o repatriación o los gastos a consecuencia de retorno anticipado entre otros, incluso si no viajas en el coche. Todo es asegurable si el riesgo es medible y se paga la prima adecuada para ello, ahora bien la tendencia actual es la de suscribir seguros low cost que reducen aquellas prestaciones que presentan más frecuencia de siniestros.

Fuente: cincodias.com y elaboración propia

 

Alta laboral voluntaria tras sufrir un accidente de tráfico

reclamacion_accidente_trafico-576x262.jpg

Según un estudio comparativo sobre la evolución de las indemnizaciones por accidentes de tráfico en los últimos años, realizado por Indemnización por accidente, los implicados en accidentes de tráfico con lesiones leves o moderadas cobran aproximadamente un 50% menos de indemnización por no pedir la baja laboral y seguir trabajando durante el período de curación. A modo de ejemplo, de acuerdo con los resultados obtenidos, hace cinco años un esguince cervical leve era valorado en aproximadamente 6.000€ y actualmente está en los 3.000€ o algo menos. La crisis económica también está pasando factura en la salud de los trabajadores.

Y es que este es un asunto complejo. Supongamos que sufrimos un accidente de circulación y como consecuencia de las lesiones sufridas el médico que nos asignan nos indica que debemos permanecer en reposo absoluto durante dos meses, pero llevamos apenas tres meses trabajando en una empresa, con un contrato precario, después de haber estado bastante tiempo en paro, y tenemos miedo de que en ese caso no nos renueven. Esta incertidumbre se podría resolver con un seguro de Incapacidad Temporal a cargo del trabajador o del empresario.

Aquí se presenta la disyuntiva: continuar de baja con la posible consecuencia de una no renovación después de la reincorporación, o pedir el alta voluntaria antes de tiempo con lo que es probable una recaída a los pocos días. Si las lesiones que provocaron la baja no han sido subsanadas, la culpa recaerá entonces en nuestra decisión de pedir el alta voluntaria y encima podríamos acabar siendo despedidos por bajo rendimiento. Si la lesión dejase alguna secuela, el seguro de Accidentes Individual nos ayudaría a afrontar las dificultades futuras.

El miedo al despido y la inestabilidad económica hacen que muchos lesionados opten por esta segunda opción y no sigan los tratamientos médicos recomendados para no faltar al trabajo.

¿Qué sería lo aconsejable en estas situaciones? Para que el lesionado cobre la indemnización que le corresponde realmente es fundamental que sea asesorado correctamente y solicitar la baja laboral por accidente de tráfico, salvo que por el tipo de lesiones y de trabajo se pueda alternar el desarrollo de las ocupaciones habituales de la profesión y la rehabilitación, y es que aunque el trabajo sea inestable nuestra salud no tiene recambio.

Fuente: indemnizacionporaccidente.com, fmabogados.com y elaboración propia