RSS

¿A quién cubre el seguro de mi coche?

16 Ago

wpid-calcular-seguro-coche-catalana-occidente-linea-directa.jpg

El seguro del automóvil es el más conocido por el consumidor e incluso algunas marcas lo regalan como si fuese un producto envasado, sin embargo todas las garantías opcionales tienen limitaciones y exclusiones cuya interpretación necesita de un profesional de la mediación en seguros. Cuando hacemos un viaje largo en coche, tan comunes ahora en época de vacaciones, lo más común es ir turnándose a la hora de conducir. Esta situación puede dar lugar a un hecho desagradable, el sufrir un accidente, y que el conductor no sea el titular del seguro. El riesgo está ahí pero, ¿qué pasaría entonces?

La respuesta dependerá de la cláusula de nuestro contrato de seguro. Por regla general cualquier seguro de automóvil cubre a todo conductor que conduzca dicho vehículo, si dispone de carnet de conducir, siempre que sea algo esporádico y puntual. Excepto aquellos conductores considerados agravados para cada una de las Compañías de Seguros, por ejemplo, cuando el conductor esporádico es menor de 26 años o con una antigüedad inferior a dos años en el carnet de conducir.

Si un conductor que no está incluido en la póliza, por lo tanto no es considerado Asegurado, sufre un siniestro lo más probable es que la compañía decida no cubrirlo o que resuelva aplicar la regla de la equidad y reducir de la indemnización la proporción existente entre la prima pagada y la que hubiera tenido que pagar el tomador por el riesgo, no todas las Aseguradoras aplican idénticos criterios. Por eso es tan importante que todas aquellas personas que vayan a conducir de manera habitual un coche (todos los miembros de la familia  por ejemplo) estén incluidas en la póliza, incluso aunque tengan muchos años de experiencia al volante y edad. En la póliza deberán aparecer distintas figuras:

  • El tomador del seguro
  • El propietario del vehículo
  • Los conductores (principales y ocasionales): aquellas personas que están legalmente habilitadas por el asegurado o el propietario del vehículo asegurado para poder conducirlo o esté bajo su custodia en el momento del accidente. Hay que tener en cuenta que el propietario del vehículo, el tomador y el conductor no están considerados terceros.

Es importante revisar las Condiciones Generales y Particulares de nuestra póliza de seguro y comprobar qué personas estarían cubiertas en caso de sufrir un accidente antes prestar el vehículo a otra persona que no esté incluida en la póliza. Y si no se ajustan a nuestras necesidades es buen momento para solicitar asesoramiento en una correduría especializada para encontrar el seguro que incluya las coberturas que necesitamos y no pensar únicamente cuál es el más barato.

Fuente:  elaboración propia

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: