RSS

La omisión de datos en la contratación de un seguro tiene consecuencias

30 Nov

o-MENTIR-facebook.jpg

Omitir datos trascendentales a la hora de contratar un seguro puede dejar sin indemnización al tomador o a sus beneficiarios, como ha atestiguado una reciente sentencia de la Audiencia Provincial de Asturias en un seguro de vida riesgo. Así lo refleja la Ley de Contrato de Seguro en su artículo 10:

El tomador del seguro tiene el deber, antes de la conclusión del contrato, de declarar al asegurador, de acuerdo con el cuestionario que éste le someta, todas las circunstancias por él conocidas que puedan influir en la valoración del riesgo” a lo que añade que “Quedará exonerado de tal deber si el asegurador no le somete cuestionario o cuando, aun sometiéndoselo, se trate de circunstancias que puedan influir en la valoración del riesgo”.

En la sentencia se desestima la demanda de dos personas frente a una aseguradora a la que reclamaban 61.482,38 euros como indemnización tras la muerte de su padre y tomador del seguro. El padre de los demandantes suscribió una serie de pólizas con una entidad bancaria de forma simultánea a la concesión de préstamos concertados con la entidad, perteneciente al mismo grupo empresarial que la aseguradora demandada. Para la contratación el tomador firmó un cuestionario que incluía una relación de preguntas concretas sobre enfermedades específicas, entre otras, infecciosas, en las que no declaró que le había sido diagnosticado hacía dos años el VIH (virus de la inmunodeficiencia humana).

Por ese motivo, la Audiencia Provincial de Asturias ha establecido que existió por el tomador una infracción por la omisión de datos transcendentales sobre su verdadero estado de salud, lo que faculta a la aseguradora a oponer la llamada exceptio doli y liberarse de su obligación de pago de la correspondiente indemnización.

Como vemos es muy importante contestar correctamente a toda la información que se debe mostrar en preguntas claras, nunca deben estar sujetas a interpretaciones y que suelen estar divididas en tres grupos:

  • Hábitos de salud: con preguntas sobre consumo de tabaco o bebidas alcohólicas.
  • Historial médico: cuestiones relacionadas a enfermedades que haya sufrido, dolencias crónicas, intervenciones quirúrgicas, bajas médicas, etc.
  • Estado actual: alergias, tratamientos médicos actuales, etc.

En el caso de existencia de alguna duda sobre las mismas, es importante que se dirija a su Correduría de Seguros y/o a un servicio médico para aclarar el alcance de la pregunta y las consecuencias de su respuesta, ya que el error o la falsedad en los datos no sólo podría dejar sin cobertura algunos servicios, podría llegar a invalidar la póliza contratada.

Fuente: grupoaseguranza.com, cincodias.com y elaboración propia

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: