RSS

Archivos Mensuales: septiembre 2017

LOS ACCIDENTES DOMÉSTICOS MÁS COMUNES: CÓMO PREVENIRLOS

Si hiciéramos algunos cambios en prevención doméstica, los accidentes en el entorno del hogar se podrían evitar o minimizar, porque lamentablemente a veces solo tomamos conciencia después de una visita al hospital.

Las causas de accidentes domésticos más comunes son las siguientes:

  1. Caídas: los más vulnerables son los niños y los Por supuesto hay que evitar encerar los suelos y dejar cosas por medio, pero lo más importante es proteger todas las esquinas acolchándolas, cubrir los accesos a escaleras, ventanas y balcones. Eliminar las banquetas para coger cosas y cambiar las bañeras por platos de ducha, especialmente en el caso de las personas mayores. Mira a tu alrededor y actúa sin demora.
  2. Intoxicaciones: lo normal es que los adultos no se intoxiquen, pero los niños son muy susceptibles a éste riesgo, también las personas mayores si rellenamos envases de bebidas con productos agresivos. Lo importante además de guardar todos los productos en su envase correspondiente, dejarlos fuera del alcance de los niños, en muebles cerrados con llave o protegidos. También hay que tener en cuenta que no todo el mundo sabe por ejemplo que mezclar amoniaco y lejía es peligroso, que la sosa cáustica usada para desatascar tuberías es muy corrosiva y que ni siquiera deben guardarse cerca, o que debe cortarse la luz si se va a cambiar una bombilla o realizar una conexión.
  3. Asfixia: el mayor riesgo de asfixia para los niños pequeños o bebés existe con el agua, dos centímetros de agua son suficientes para que un bebé se ahogue en veinte segundos de despiste. Las piscinas privadas y domésticas son las mayores causantes de muertes o accidentes infantiles, este verano han fallecido en España más de 400 personas por ahogamiento. Esto se puede paliar con nuevas tecnologías como pulseras que pitan al contacto con el agua o bañadores que flotan, sin que ello pueda sustituir a la única solución infalible, que es la vigilancia
  4. Quemaduras: la cocina es un lugar muy peligroso para los niños y bebés, cualquier elemento que haya allí puede ser perjudicial para ellos. La única solución es evitar que entren y tener lo peligroso fuera de su alcance. La plancha, una olla recién retirada del fuego, agua hirviendo, el horno funcionando que alcanza temperaturas de 200 grados centígrados. Jamás pierda de vista éstos detalles.
  5. Incendios: Cables en mal estado o una deficiente instalación eléctrica pueden causar un incendio. Algunos consejos de sentido común son no fumar en la cama, no vaciar ceniceros con cigarrillos mal apagados, no dejar la plancha enchufada sobre alguna prenda, no dejar braseros o similares encendidos. Lo más recomendable es tener un pequeño extintor en casa, un detector de humo (por 25 euros se pueden salvar vidas) y una potente alarma. Un conato de incendio tarda un minuto en ser incontrolable.
  6. Electrocuciones: podemos sufrir una electrocución -muerte provocada por una corriente o descarga eléctrica- de muchas maneras, ya sea simplemente con tocar un aparato eléctrico con las manos mojadas o los pies descalzos, o colocar la estufa a menos de un metro del agua.

Todos estos consejos o indicaciones parecen sencillos y simples, pero no todo el mundo los conoce o les da la importancia que merecen. Aunque tomemos todas las prevenciones posibles, siempre queda un componente a merced del azar, ya que somos humanos y nuestros errores pueden desembocar en trágicos accidentes. Para cubrir estas eventualidades, nos queda siempre la protección de un seguro de hogar, que podrá ayudarnos a afrontar los gastos o consecuencias de cualquier incidente en la vivienda.

Fuentes: elaboración propia

Anuncios
 
 

HIJOS SEGUROS EN LOS CAMPAMENTOS DE VERANO

campamento veranoLa mayoría de los padres en verano con las vacaciones estivales de los niños, se plantean llevarlos a un campamento de verano, un hecho muy beneficioso para ellos porque favorece su sociabilidad y la relación con nuevos entornos así como con la naturaleza y un descanso necesario para los progenitores. Vamos a ver lo que hay que tener en cuenta antes y después de llevarlos a un campamento de verano.

En primer lugar, conviene asegurarse de que el campamento en cuestión dispone de una enfermera, no es obligatorio pero sí muy conveniente, para evitar que pequeñas lesiones tengan mayor trascendencia. Después  asegurar al niño con las protecciones adecuadas a las actividades que vayan a realizar en el campamento (rodilleras, coderas, casco…) así como si se realizan heridas es muy importante lavarlas con agua y jabón para evitar infecciones. En caso de que la herida sea más grave o profunda, llevar al niño a enfermería.

Otra de las cuestiones a tener en cuenta es respetar las horas de descanso de los niños, no conviene llenarles el día de actividades porque provoca cansancio excesivo, hay que darles tanto cansancio físico como mental. Sabemos que en esta época las piscinas y las playas son fundamentales en los campamentos, debemos asegurarnos que nuestros hijos nadan bien y que llevan todos sus seguros para flotar (chaleco, flotador, manguitos)

Obviamente, el calor y el sol van a estar presentes en la época estival, por lo que es conveniente protegerlos con gorras, camisetas finas de manga larga y por supuesto con crema de la más alta protección solar. Relacionado con esto, está la hidratación, debemos acostumbrarlos a hidratarse con comidas frescas y ricas en agua (gazpachos, ensaladas, fruta) y por supuesto que ellos lleven siempre una botella de agua fresca.

Por supuesto en los desplazamientos en coche,  han de ir seguros utilizando sillas adecuadas y concienciándoles de su uso. Por último, en cuanto a las picaduras de insectos, es necesario que lleven puesto un buen repelente y cremas para las picaduras. En el mercado ya existen artilugios electrónicos eficaces y seguramente les encante.

En cuanto a los seguros, las empresas responsables de los campamentos de verano deben tener un seguro de accidentes, un seguro de responsabilidad civil y un seguro médico. Además en la publicidad de los campamentos de verano hay que tener en cuenta que todo lo que aparece es vinculante y denunciable si no se cumple.

 

Fuentes: Documentación sectorial y elaboración propia.

 

Etiquetas: ,