RSS

Archivos Mensuales: diciembre 2018

¿QUÉ OBLIGACIONES TENGO MIENTRAS ME ENCUENTRO DE BAJA LABORAL?

¿QUÉ OBLIGACIONES TENGO MIENTRAS ME ENCUENTRO DE BAJA LABORAL?

Con el invierno llega una de las enfermedades que provoca mayor número de bajas laborales: la gripe. Aunque las autoridades sanitarias han iniciado el pasado mes de octubre la campaña de vacunación, se estima que una buena parte de la población española se verá afectada por esta patología, cuyos principales síntomas son fiebre elevada, dolor de cabeza, dolores musculares, estornudos, tos intensa, lagrimeo y faringitis leve. Ello es debido a que los virus que provocan esta enfermedad contagiosa se transmiten con facilidad en partículas a través del aire, propiciando que tras un periodo de incubación de unas 48 horas, la persona que los haya inhalado a través de la respiración necesite alrededor de siete días de reposo para lograr recuperarse totalmente. No es de extrañar entonces que la gripe provoque en nuestro país una de cada cinco bajas laborales, así como un coste económico de unos 1.520 millones de euros anuales.

Aunque nuestro deseo es que no sufras ésta ni ningún otro tipo de dolencia, nos gustaría informarte de cuáles serán tus derechos y obligaciones en el caso de que te veas en la situación de solicitar una baja médica por enfermedad. Mientras no estés en condiciones de asistir a tu puesto de trabajo, y recibas asistencia sanitaria del Sistema Nacional de Salud o de las Mutuas de Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales, te encontrarás en una situación laboral de incapacidad temporal, lo que te da derecho a percibir una prestación económica, que cobrarás en unos porcentajes del 60% o 75% de la Base reguladora, establecidos en función de los días que estés de baja. En general, dicha prestación tendrá una duración máxima de 12 meses, prorrogables durante otros 6 cuando exista la posibilidad de alta médica por curación.

En cuanto a las obligaciones, deberás someterte al tratamiento médico prescrito y acudir a los reconocimientos médicos fijados por la Seguridad Social y las Mutuas. Debes saber que tras la publicación del Real Decreto 625/2014, la consecuencia de no acudir a alguna de estas citas es que la Mutua emita un acuerdo de suspensión cautelar, que supondrá la extinción de la prestación si la incomparecencia no es justificada debidamente en 10 días hábiles a contar a partir de la fecha de citación a reconocimiento médico. También debes conocer que tienes la obligación de presentar en tu empresa los partes de baja, confirmación, o alta en los siguientes plazos establecidos:

  • En caso de baja o confirmación, tendrás un máximo de 3 días hábiles para hacer entrega del mismo a la empresa, contando el día de expedición del parte.
  • En caso de alta Medica, tendrás un máximo de 24 horas siguientes a la expedición del parte médico de alta para hacer entrega del mismo a la empresa.

Aunque puedan parecer obvio, fingir la enfermedad o trabajar por cuenta propia mientras se sufre una enfermedad son circunstancias que contempla la ley por las que el derecho a baja puede ser anulado. El trabajador tampoco podrá realizar tareas que puedan agravar su estado, como por ejemplo hacer deporte o actividades de riesgo, debemos ser conscientes de que el empleado que esté de baja tiene la obligación de colaborar en el proceso de recuperación, y además de seguir el tratamiento y las recomendaciones de los facultativos, poner todo lo que esté a su alcance para recuperarse lo antes posible.

Un punto que requiere una especial atención es el de la posibilidad o no de realizar un viaje mientras se está de baja. Aunque no existe normativa alguna que prohíba desplazarse durante una incapacidad temporal, debemos tener claro que el paciente solo podrá viajar siempre y cuando no esté médicamente contraindicado o este hecho pueda retardar el proceso de recuperación. Además, debemos recordar que es responsabilidad del paciente acudir a todas las consultas médicas, del INSS o de la Mutua a las que sea citado durante todo el proceso de la incapacidad laboral, independientemente de si está fuera de su residencia el día de la citación. Por todo ello podemos afirmar que el trabajador que está de baja médica no debe desplazarse fuera de su lugar de residencia habitual a no ser que el médico lo justifique, y si así fuese, es conveniente siempre informar previamente al INSS y a la Mutua correspondiente.

Quizás adquiriendo un estilo de vida activo y siguiendo una dieta equilibrada consigamos unas buenas defensas que nos protejan de sufrir un gran número de enfermedades comunes, como es la temida gripe, que nos obligarán a reposar para recuperarnos, ausentarnos unos cuantos días de nuestro puesto de trabajo y solicitar una baja laboral. Pero si lo que deseamos es una garantía extra de protección debemos apostar por la contratación de un buen Seguro de Salud que nos garantice una asistencia sanitaria más cómoda, rápida y eficaz, así como los diagnósticos y tratamientos que podamos necesitar. Si estás pensando adquirir uno de estos seguros, te recomendamos que te pongas en contacto con una buena Correduría, donde te orientarán y te informarán sobre la póliza que mejor se adapta a tus necesidades.

Fuentes: boe.es, seg-social.es y elaboración propia.

 

Etiquetas: , , , , , ,

EL DEBATE SOBRE LOS PATINETES ELÉCTRICOS Y COMO ASEGURARLOS

EL DEBATE SOBRE LOS PATINETES ELÉCTRICOS Y COMO ASEGURARLOSHasta que se han conocido los primeros accidentes con lesiones, ésta nueva forma de circulación resultaba incómoda porque se utilizan las aceras y las vías públicas sin restricción alguna, sin embargo el pasado mes de septiembre se produjo en nuestro país el segundo fallecimiento causado por un patinete eléctrico. La víctima fue la conductora de uno de estos instrumentos eléctricos, que tras perder el control se precipitó a la calzada y fue arrollada por un coche, produciéndole la muerte instantánea. Hace pocos días conocíamos la noticia de que tan solo un mes antes, una anciana de 92 años fue atropellada por un joven que también conducía un patinete eléctrico. No iba demasiado rápido, tampoco había mucha gente por la calle por la que circulaba, pero iba mirando el móvil, lo que provocó el impacto, que la mujer se golpease contra el suelo y falleciera a las pocas horas en el hospital, por lo que el causante podría ser acusado de homicidio imprudente.

Los patinetes eléctricos se han popularizado a gran velocidad y se han convertido en un nuevo medio de transporte motorizado en el tráfico urbano de nuestras ciudades, en consecuencia la posibilidad de causar daños es inherente a su uso. El problema viene dado por el limbo legal en el que todavía permanecen: no está limitada su velocidad, no es necesario ningún permiso para conducirlo ni hace falta que posea algún tipo de seguro. Estamos hablando de medios de locomoción capaces de alcanzar velocidades de 50 kilómetros por hora, casi como un ciclomotor, que es habitual verlos transitar entre los peatones, y que se prevé que se multipliquen tras la campaña navideña, debido a que son asequibles económicamente (pueden encontrarse por poco más de 150 euros), no consumen gasolina y no se necesitan trámites adicionales para su posesión. Algunos ayuntamientos, con retraso, han tomado cartas en el asunto, como por ejemplo el de Valencia y Madrid que ha ordenado a las empresas que operan que retiren todos los patinetes eléctricos por no cumplir los requisitos que exige la nueva ordenanza municipal, o el de Barcelona que ha puesto en marcha una campaña para dar a conocer la nueva normativa de circulación que deberán cumplir los conductores de este tipo de vehículos. Por su parte la Dirección General de Tráfico (DGT) acelera la tramitación de ordenanzas de movilidad que establezcan los límites de los patinetes eléctricos, cuyas pautas parecen bastante claras: los aparatos de dos ruedas deberán circular por la calzada, ya sea por el carril bici o compartiendo espacio con el resto de vehículos, nunca por la acera. También se limitará su velocidad a 25 kilómetros por hora y se estudia si será necesario el uso obligatorio de casco y la posesión de un seguro para vehículos. Su uso entraña riesgos para quien los conduce y para terceros que pueden sufrir daños personales y materiales.

Llegados a este punto, debemos aclarar que los patinetes eléctricos, al no ser vehículos a motor, actualmente no requieren de una autorización administrativa para circular, y el conductor no necesita de la titularidad de permiso o licencia de conducción, ni tampoco de un seguro obligatorio. Ésto implica que si el usuario de un patinete causa un accidente, deberá el mismo responder de los posibles perjuicios por sus actos imprudentes, así lo recoge nuestro Código Civil. Es por ello que si somos propietarios, o tenemos planeado adquirir uno de estos vehículos, conviene que nos cercioremos previamente de si nuestro Seguro de hogar cubre la responsabilidad civil por el uso de estos vehículo de movilidad personal (VMP).En el caso que no sea así, será necesario contratar un Seguro de Responsabilidad Civil Privada, que nos cubra en el caso de ocasionar un siniestro y un Seguro de Accidentes para hacer frente a nuestras posibles lesiones y recomposición estética. Ambos seguros suelen incluir coberturas de Defensa Jurídica y de Reclamación de daños, muy necesarias en el caso de ser víctimas de un incidente y necesitar asistencia jurídica en el proceso de reclamación.

Hasta el momento en que la DGT haga pública la nueva ley sobre patinetes eléctricos, no conoceremos con exactitud las normas que se establecerán, pero ello no debe condicionarnos a no aplicar unas medidas básicas de seguridad al utilizarlo, que protejan tanto nuestra integridad como la de las personas que nos rodean:

  • Utilizar siempre casco, que sea homologado y de calidad. Debemos comprobar antes de ponernos en marcha que esté bien sujeto y abrochado con las correas.
  • Nunca utilizar auriculares al conducir, ni éste ni ningún otro tipo de vehículo. Es importante mantener la concentración y todos nuestros sentidos dispuestos para recibir la información del exterior.
  • Mantener una velocidad moderada, que nos permita frenar con seguridad ante una situación inesperada. Debemos ser prudentes y reducir la marcha cuando compartamos la vía con otros usuarios
  • Guardar siempre una prudente distancia de seguridad a nuestro alrededor.
  • Obedecer todas las señales de tráfico y conocer la normativa de seguridad vial.
  • Efectuar un mantenimiento del patinete con frecuencia, que incluya revisión de frenos, la presión de las ruedas, el sistema de amortiguación, la holgura de las piezas, los cables de alimentación de la batería, etc.

Pero sin duda, el mejor consejo es ser prudente, respetuoso y usar el sentido común. Vivimos en sociedad, y por ello necesitamos observar unas normas esenciales de comportamiento que ayuden a mantener la seguridad de todas las personas que la forman, y así lograr convertir nuestras ciudades en lugares mas amables y agradables.

 

Fuentes: rtve.es y elaboración propia.

 

Etiquetas: , , , , ,