RSS

Archivos Mensuales: agosto 2019

RECLAMACIONES DURANTE LAS VACACIONES

Has invertido mucho tiempo en planear las vacaciones perfectas (si no lo has hecho todavía, lee hasta el final, antes de tomar una decisión) a tu destino deseado, investigando los lugares cercanos que vas a visitar, eligiendo minuciosamente el equipaje adecuado, siendo previsor con los documentos que vas a necesitar y contratando con mucha antelación el mejor medio de transporte y el establecimiento para hospedarte con la puntuación más alta en varias webs de viaje. Sin embargo, a pesar de tus esfuerzos y tu dedicación, puede ocurrir que tus vacaciones soñadas se conviertan en una pesadilla debido a que los servicios contratados no cumplen o no se corresponden con lo ofertado. Vuelos retrasados o cancelados, pérdidas de equipaje, problemas en el alojamiento y un largo etcétera de incidencias son mucho más comunes de lo que podríamos suponer (sólo en 2018, la OCU tramitó más de 8.000 consultas y reclamaciones en materia de servicios turísticos) , y por ello es importante que conozcamos cómo reclamar ante estas situaciones que pueden echar a perder nuestro ansiada escapada estival.

La mayor parte de las quejas que se presentan durante un viaje de vacaciones son ocasionadas por los retrasos, cancelaciones o situaciones de overbooking en los vuelos. En incidencias de este tipo es recomendable dejar constancia por escrito en el mostrador de la compañía aérea en el momento del incidente, pero si no te es posible hacerlo es conveniente que curses la reclamación posteriormente, a través de correo electrónico o en la página de la compañía indicando una reclamación por daños y perjuicios. El Reglamento de la Comisión Europea 261/2004 establece que en caso de retraso o cancelación al usuario le asiste el derecho a reembolso del billete, el derecho de asistencia, el derecho de un medio de transporte alternativo y el derecho a compensaciones económicas.

En el caso de que viajes en tren, si la cancelación se produce en las 48 horas previas al inicio del viaje, la empresa está obligada a proporcionarte transporte en otro tren u otro medio, en condiciones equivalentes a las contratadas o a la devolución del precio pagado. En cuanto a los retrasos, si viajas en un AVE podrás solicitar una bonificación del 50% sobre el precio del billete si el retraso es de más de 15 minutos o del 100% en caso de 30 minutos o más. Si viajas en un tren Alvia puedes solicitar un reintegro del 50% del billete si el retraso es de más de 30 minutos, o del 100% del billete si el retraso es de más de 60 minutos. Sea cual sea el medio de transporte que vayas a utilizar recuerda siempre guardar los billetes, localizador o tarjeta de embarque ya que serán imprescindibles a la hora de efectuar la reclamación.

Otro problema muy común a la hora de viajar en avión es que te encuentres con que la compañía aérea ha perdido tu equipaje, en este caso el Convenio de Montreal establece que las aerolínea están estrictamente obligadas a indemnizar por daños probados con aproximadamente 1300 €. No obstante, hay que tener en cuenta que una maleta no se considera perdida oficialmente hasta 21 días después de haber sido denunciada por primera vez. Recuerda que es importante tramitar el Parte de Irregularidad de Equipaje (PIR) en el mismo aeropuerto y conservar el identificador de tu maleta hasta que hayas recibido la indemnización correspondiente.

Otra de las incidencias que pueden frustrar tus vacaciones son los problemas que surjan con el alojamiento, generalmente causados por temas de limpieza, comida en mal estado o porque la habitación no cumple con lo pactado o en la reserva. Lo mejor es tratar de buscar siempre una solución amistosa, pero si no lo consigues, no dudes en hacer valer tus derechos y plasma tu queja en una hoja de reclamaciones. En el caso de que tengas una habitación reservada y al llegar te comuniquen que está ocupada y no hay más espacio, debes saber que el establecimiento está obligado a proporcionarte una habitación en un establecimiento de la misma zona, de categoría igual o superior. Además, tendrás derecho a que te cubran los gastos de desplazamiento hasta el alojamiento definitivo, diferencia de precio si la hubiese y cualquier otro gasto hasta que no estemos definitivamente alojados. Si no aceptas el cambio de hotel, tendrás derecho al reembolso correspondiente por incumplimiento del contrato y a recibir una plaza gratuita en un medio de transporte para tu regreso.

Todos deseamos que nuestras vacaciones no se vean alteradas por ningún inconveniente, y para ello es muy recomendable contar con un buen seguro de viaje que te proteja ante cualquier incidente que pueda ocurrir, ya por cuestiones médicas, cancelaciones de viaje, pérdida de equipaje o asistencia legal. Si tienes planeado realizar un viaje te sugerimos que previamente te pongas en contacto con una correduría de seguros de confianza que te asesore y te informe sobre aquellas coberturas que más se ajusten a tus necesidades.

Fuentes: boe.es, aena.es, renfe.com, ocu.org y elaboración propia.

Anuncios
 

Etiquetas: , , , , ,