RSS

Resultados de la búsqueda de ‘jubilación’

CLAVES PARA AHORRAR DE CARA A LA JUBILACIÓN

CLAVES PARA AHORRAR DE CARA A LA JUBILACIÓNCuando nos referimos a ahorrar, los españoles compartimos los mismos objetivos: comprar una vivienda, cambiar de coche o realizar ese ansiado viaje que llevamos año tras año posponiendo, pero solemos olvidar un tema tan trascendental como es nuestra jubilación, bien por que todavía la apreciamos muy lejana, o por que los gastos del día a día nos impiden centrarnos en ella. Si bien es cierto que cuestiones como el aumento de la edad de jubilación, el cómputo de más años para el cálculo de la pensión y la precariedad del sistema público han generado en los últimos meses un aumento de la preocupación por nuestras futuras pensiones, la realidad es que en nuestro país la tasa de ahorro no ha dejado de descender desde el inicio de la recuperación económica, situándose muy por debajo de la media europea, y así queda reflejado en encuestas elaboradas por el Instituto Santa Lucia sobre “Jubilación y los Hábitos de Ahorro”, con datos como que ocho de cada diez españoles cree aconsejable ahorrar para la jubilación pero solo el 28% lo lleva a cabo.

Debemos ser conscientes que ahorrar para el futuro no es una opción sino una necesidad, y que si seguimos unos sencillas pautas conseguiremos vivir dignamente una vez abandonemos el mercado laboral:

Cuanto antes mejor: Una de las claves de cualquier estrategia de ahorro para lograr asegurarse un buen complemento a la pensión pública de jubilación es la anticipación. Debemos comenzar lo más pronto posible a guardar un porcentaje del sueldo mensual, aunque sea pequeño, ya que lo verdaderamente importante es empezar y adquirir el hábito y la constancia.

Regularidad: De poco sirve empezar a ahorrar tan pronto como se ingrese en el mercado laboral si falta constancia y disciplina, es mas conveniente aportar pequeñas cantidades de forma asidua que cantidades mayores de forma esporádica. Los seguros basan su éxito en la reinversión de los intereses, sin tener que tributar anualmente por las plusvalías.

Cuota: Los expertos recomiendan intentar ahorrar en torno a un 8 por ciento de los ingresos, pero debemos ser conscientes de que cuanto más tarde se comience, mayor deberá ser la cantidad de dinero destinada para poder asegurar una jubilación tranquila. Un millennials tendría que aportar 80 euros mensuales para vivir con dignidad cuando se jubile ¿ a qué es posible?

Motivación: Cuando todavía se ve muy lejana la llegada de la jubilación, resulta complicado apreciar la necesidad de ahorrar. Una forma sencilla de ayudarnos a cumplir nuestros objetivos es imaginarnos ahora cómo deseamos que sea nuestra vida una vez jubilados y ponerle cifras a esa forma de vida.

Inversión: Si se comienza a ahorrar a una edad temprana, y sobre todo si se hace con regularidad y perseverancia, llegará un momento en el que se dispondrá de un capital suficiente para invertir y así generar rentabilidad. Aunque existen numerosos productos para ello, destinados a distintos perfiles de ahorrador, sin duda los más recomendables son los planes de pensiones, que ofrecen un excelente tratamiento fiscal para el ahorro garantizado sin riesgo, y los seguros de inversión o jubilación, ideales para personas que desean un interés garantizado al ahorro que tenga como finalidad poseer en su jubilación un excelente complemento a la pensión de la Seguridad Social.

Queda claro que si deseamos tener una jubilación tranquila y sin complicaciones debemos ser precavidos y comenzar a ahorrar lo más pronto posible, de una manera regular y contando con una fórmula de ahorro de confianza. Para ello es necesario contar con un asesoramiento de calidad e independiente que ayude a planificar y llevar a cabo las medidas que garanticen alcanzar el objetivo planeado para nuestra jubilación. Acude a una Correduría de Seguros.

 

Fuentes: seg-social.es, institutossantalucia.es y elaboración propia.

 

Etiquetas: , , , , ,

¿QUÉ ES LA JUBILACIÓN ACTIVA?

¿QUÉ ES LA JUBILACIÓN ACTIVA?Actualmente, una persona mayor de 65 años es una persona activa, socialmente conectada, habituada al uso de la tecnología, con múltiples aficiones, que se encuentra en buen estado de salud y posee una gran experiencia profesional, así como facilidad de compaginar vida familiar con laboral. Por todo ello, resulta lógico que todo jubilado que lo desee tenga la posibilidad de compatibilizar su pensión con un empleo, ya sea por cuenta propia o ajena, y así está establecido en el Real Decreto-Ley 5/2013, donde fue introducida la figura del pensionista activo, así como los requisitos que debe cumplir:

  • El acceso a la pensión deberá haber tenido lugar una vez cumplida la edad reglamentaria, no siendo admisibles jubilaciones acogidas a bonificaciones o anticipaciones de la edad.
  • Es necesario haber alcanzado la pensión máxima a la que pueda acceder cada trabajador.

El pensionista activo cobrará el 50 por ciento de la cuantía de la pensión que venía recibiendo, independientemente de la jornada que trabaje o la actividad que realice, aplicándose las revalorizaciones anuales correspondientes. Cuando se de por finalizada la actividad laboral se volverá a percibir la pensión de la jubilación integra, y no se modificará la pensión de jubilación por haber desarrollado actividad laboral. El trabajador cotizará a la Seguridad Social únicamente por incapacidad temporal y por contingencias profesionales, y además quedará sujeto a una cotización especial de solidaridad del 8 por ciento, no computable para las prestaciones.

Hay que tener en cuenta que a la figura del pensionista activo hay que sumar otras modalidades que ya existían con anterioridad y siguen manteniéndose tras la entrada en vigor del Real Decreto del 2013:

  • Jubilación Parcial: consiste en reducir la jornada laboral en los últimos años de vida laboral y cobrar proporcionalmente parte del sueldo y la pensión hasta jubilarse definitivamente.
  • Jubilación Flexible: permite compatibilizar la pensión ya reconocida, con la realización de un trabajo a tiempo parcial, dentro de los límites de jornada fijados, con carácter general, entre un 75% y un 25%.
  • Percibir la pensión y realizar trabajos por cuenta propia, cuyos ingresos anuales totales no superen el salario mínimo interprofesional, en cómputo anual.
  • Percibir la pensión y mantener la titularidad del negocio o establecimiento mercantil, siempre que no se lleve a cabo ningún trabajo que no sea el ejercicio de las funciones inherentes a dicha titularidad.

 

Vemos, por tanto, que es posible haber cumplido la edad ordinaria de jubilación y seguir trabajando, bien por cuenta ajena o propia, y al mismo tiempo recibir la pensión. ¿Te estás planteando esta posibilidad en tu futuro? Si es así, invertir ahora en un buen Plan de Pensiones te dará seguridad y tranquilidad. Para ello José Silva Correduría de Seguros te ofrece distintas alternativas, como son el Plan de previsión asegurado y plan de pensiones y el Seguro de inversión (medio y largo plazo) y seguro de jubilación, que sin duda nos harán disfrutar del mañana como merecemos.

Fuentes: seg-social.es, boe.es y elaboración propia.

 

 

Etiquetas: , ,

¿POR QUÉ DAR DE ALTA A MI NIÑERA O CUIDADOR?

Desde que la mujer está incorporada al mundo laboral por cuenta ajena o propia, la conciliación familiar precisa de ayuda externa altruista o remunerada. Si tenéis niños pequeños, seguro que en más de una ocasión habéis tenido que hacer uso de una niñera o “canguro”. Algunas familias también tienen a tiempo completo a sus cuidadores varios días a la semana, o incluso como internas. Aunque a veces no se considere como tal, es un trabajo reconocido, al igual que el de cualquier otro empleado del hogar, y por tanto debe darse de alta en la Seguridad Social por parte de las familias empleadoras. Esto tiene tres ventajas: el beneficio económico propio y de la sociedad, la seguridad en el hogar y los derechos del empleado.

Desde el punto de vista del beneficio económico, no todo el mundo sabe que se puede desgravar el 15% de la cuota fija de la Seguridad Social hasta un máximo de 250 euros, y es posible una reducción del 20% de la cotización de la Seguridad Social si se contrata a una persona que no hubiera estado dada de alta en el Régimen Especial de Empleados del Hogar a tiempo completo en 2011, pudiendo llegar dicha reducción hasta el 45% en el caso de las familias numerosas. Las familias están más seguras si tienen los papeles en regla. Actualmente, en España hay 700.000 empleados del hogar aproximadamente y de esos, solo el 60% están dados de alta en la Seguridad Social. Si esas personas cotizaran, el gobierno podría recaudar unos 640 millones de euros anuales, cantidad equivalente a la prestación por desempleo de 60.000 personas en un año.

Los empleados del hogar y entre ellos las niñeras, por supuesto hombres o mujeres, también tienen derechos: prestación sanitaria en caso de accidente, optar a una jubilación, cobrar prestación por baja por enfermedad o accidente, cobrar el salario mínimo interprofesional y derecho a vacaciones y descansos legales. Además de estos derechos regulados por ley, es muy recomendable que el seguro de hogar familiar incluya la garantía de responsabilidad civil familiar o general, para que cualquier daño causado por el empleado del hogar sea cubierto por el seguro (si no se incluye esta cobertura, sería el empleador quien tenga que hacerse cargo de cualquier desperfecto o accidente ocasionado por el empleado de hogar, mientras actúe siguiendo sus instrucciones o esté en su horario laboral).

Por último, queremos hablar de un caso cada vez más frecuente que también debe ser considerado: el de las “madres de día”, que acogen y cuidan a niños en el propio hogar del cuidador. En este caso es importante contar con un seguro de responsabilidad civil profesional, que cubre a la persona por los posibles daños causados a un tercero como consecuencia de una acción u omisión negligente durante el ejercicio de la actividad laboral. Si ya se cuenta con un seguro de hogar, se puede acudir a la correduría de seguros para ampliarlo y poder cubrir esta nueva actividad laboral sin tener que contratar un seguro nuevo.

En definitiva, tener todo en regla es una garantía de seguridad y una tranquilidad .Trabajar con niños es gratificante pero de alto riesgo.

Fuentes: cincodías.elpais.com y elaboración propia.

 

Ventajas del seguro para ahorrar frente a otros instrumentos de inversión

A la hora de preservar un capital, de cara a la jubilación o cualquier otro objetivo, puede optarse por un seguro de ahorro o plan de pensiones, o bien por instrumentos de inversión que ofrecen más rentabilidad.

Queremos hablar hoy sobre las ventajas que tiene el seguro de vida ahorro para este propósito. Partimos de la necesidad de preservar, proteger nuestro dinero, no generarlo, y para eso están diseñados los seguros, para proteger la integridad y el patrimonio de los riesgos que la vida y los negocios nos presentan.

Por eso, un seguro de vida o plan de pensiones no puede compararse con un instrumento de inversión, son productos diferentes. Y será lo más apropiado para acumular dinero, y poco a poco, reunir los recursos que nos permita realizar inversiones considerables (como comprar una vivienda) o destinarlo a nuestra jubilación.

Lo aconsejable será entonces ahorrar primero, y después invertir lo ahorrado para generar dinero. El seguro será el instrumento para echar a andar otros proyectos, de mayor riesgo y rendimiento, con la tranquilidad de saber que contamos con un soporte que nos hará fuertes en caso de que las cosas no resulten como esperamos.

Además de los seguros de ahorro tradicionales, los inversores conservadores podrán tener en cuenta dos tipos de productos como son los PPA (Planes de Previsión Asegurados) y PIAS (Planes Individuales de Ahorro Sistémico), que cuentan con ventajas fiscales que hay que tener presentes. En el caso de los PPA, son un instrumento de ahorro que garantiza un tipo de interés mínimo hasta su vencimiento y ofrece las mismas ventajas fiscales que los planes de pensiones: reducción de la base imponible del IRPF por el importe aportado. En el caso de los PIAS, priman fiscalmente que se mantenga la inversión en el largo plazo, y si se reembolsa el producto, en forma de renta vitalicia, las ganancias están exentas de impuestos.

Si quiere saber más sobre productos de ahorro e inversión, no dude en consultar con un asesor especializado y de confianza.

Fuente: elconfidencial.com y elaboración propia

 

Etiquetas: , , , , ,

Seguros de rentas vitalicias y su rentabilidad actual

Seguro renta vitaliciaLos especialistas recomiendan la treintena como la edad indicada para comenzar a planificar de qué forma vamos a ahorrar para la jubilación. Pero la realidad es que pocos lo hacen a tan temprana edad. Según los datos de la Dirección General de Seguros, sólo un 19% de los partícipes tiene menos de 36 años, mientras que el 50% de ellos tienen más de 50 años. Otra cifra a tener en cuenta es el número de partícipes, cifra bastante baja, ya que para el 70% de los mayores de 65 años la pensión pública es la única fuente de ingresos.

Entonces, ¿qué se puede hacer en estos casos? ¿Qué opción existe para esa gran cifra de jubilados que no planificaron su jubilación con tiempo y tienen problemas para llegar a fin de mes? Para ellos existen los seguros de renta vitalicia, un tipo de seguro de vida que garantiza al tomador del seguro una renta periódica hasta su fallecimiento a cambio del pago de una prima única y con una rentabilidad que va en función de la esperanza de vida del Asegurado y la periodicidad del pago acordado y que es fija. Por lo tanto para contratar una de estas pólizas es necesario disponer de un patrimonio, ahorrado o heredado, del que se pueda prescindir y tomar la decisión de si la póliza que se firma tiene o no reversión en los herederos, que pueden ser el cónyuge, hijos, familiares u otras personas a las que se desea beneficiar.

Además, tienen grandes ventajas fiscales, siendo los mayores de 70 años los más beneficiados. Si contratan una de estas pólizas sólo tributarán por el 8% de la renta que cobren, ya que el 92% queda exento, un privilegio que sólo disfrutan estos productos.

La contratación de un seguro de renta vitalicia no es una decisión para tomar a la ligera, ya que como con cualquier seguro, existen muchas opciones en el mercado con diferentes prestaciones y condiciones, por eso lo mejor es no descuidar la elección y dejarse aconsejar por una correduría de seguros que conocerán la mejor opción para procurarnos una buena jubilación según nuestra situación.

Fuente: eleconomista.es y elaboración propia

 

Etiquetas: , , , ,

Cómo ahorrar para la jubilación

jubilados¿Un sueldo para toda la vida? Nosotros podemos explicarte la fórmula, y no, no es comprar muchos botes de café.

En esa fórmula se encuentran los planes de pensiones, o planes de previsión asegurado (PPA), y para poder elegir uno u otro o combinarlos te explicamos a continuación en qué consiste cada uno:

  • Plan de pensiones: es un fondo en el que se invierte conjuntamente con otros ahorradores (llamados partícipes) para acumular un ahorro. Dependiendo de la cantidad que se ponga corresponderá un trozo mayor o menor de ese fondo, dependiendo del resultado que den las inversiones.

Los denominado sistema individual son los que se  pueden adquirir como particular, y son de muchos tipos dependiendo del perfil inversor que se tenga: de renta fija, variable, mixtos, euro, internacionales, etc. Pero ninguno garantiza la devolución del capital invertido, es decir, se puede perder dinero con ellos. Si todavía te consideras joven, joven maduro o menos joven, te lo recomendamos.

  • El Plan de Previsión Asegurado: es un seguro de vida (el plan de pensiones no lo es), y dado que es un seguro, además de generar un ahorro para recuperar en el futuro ofrecen una indemnización adicional por fallecimiento o invalidez.

También se diferencia de los Planes de pensiones en que la ley obliga al PPA a ofrecer una garantía de tipo de interés a vencimiento, por lo que no puedes perder dinero con ellos, y como mínimo al jubilarte cobrarás lo aportado. Es ideal para cualquiera que piensa en ahorrar, no en invertir, especialmente si tienes un capital acumulado y quieres tenerlo asegurado, sin sobresaltos.

Como vemos son parecidos pero no iguales, aunque ambos son productos diseñados para quien desee ahorrar y procurarse unos ingresos en el momento de la jubilación, tienen ventajas fiscales, y son movilizables. De esta forma la mejor opción dependerá de la vocación inversora de cada uno, si estamos dispuestos a asumir riesgos y situarnos en el punto entre riesgo y rentabilidad que nos resulte más cómodo.

Es importante saber también que los dos son compatibles y se pueden adquirir a la vez, pudiendo traspasar en cualquier momento cantidades de plan de pensiones a un PPA, o viceversa, las veces que deseemos sin consecuencias fiscales. La aportación máxima permitida es de 8.000 euros y existen otros límites que pueden afectarte.

¿Cuál es tu perfil inversor? ¿Qué riesgo estás dispuesto a asumir? Si necesitas mas información para poder decidir estaremos encantados de asesorarte y poder darte la fórmula completa para asegurarte una jubilación tranquila. Ahora es el momento de hacer planes de verdad, ahora tienes la oportunidad de comenzar una buena acción, preparar un ahorro a medio plazo y contribuir a mejorar la estabilidad de nuestro país.

Fuente: estamos-seguros.es y elaboración propia

 

Etiquetas: , ,

Sistema de jubilación en los autónomos

jubilacion_autonomo_vidacaixa_750x400.jpg

Infografía: La Caixa

La semana pasada reflexionábamos sobre la preocupación creciente en torno a la jubilación y la sostenibilidad de las pensiones en este artículo, preocupación que en el caso de los trabajadores autónomos es sensiblemente mayor, debido a que la mayoría de los autónomos que llegan a la edad de jubilación obtienen unas pensiones menores a las de los jubilados que han estado contratados por cuenta ajena, diferencia que el Ministerio de Empleo cuantifica en 463 euros mensuales.

Pero, ¿cuál es el sistema de jubilación actual de los autónomos? Tras la reforma del sistema de pensiones en 2013, las condiciones de jubilación del autónomo en el nuevo sistema se calculan en base a las mismas normas genéricas que afectan a todos los trabajadores:

  • Edad de jubilación del autónomo: 65 años y un mes, que se aumentará de forma paulatina hasta los 67 años hasta el año 2027.
  • Se establece la jubilación anticipada voluntaria para los trabajadores por cuenta propia a partir de los 63 años y con al menos 35 años cotizados.
  • Período mínimo de cotización: 15 años, de los cuales al menos 2 deberán estar comprendidos dentro de los últimos 15 años de trabajo.
  • Cuantía: dependerá de la cantidad que se haya cotizado en la cuota de autónomos y del número de años cotizados.

Así que para calcular la pensión habrá que realizar las estimaciones en base a los criterios aprobados en la reforma de las pensiones. No es tan sencillo de hacer, ya que depende de los años trabajados, del salario que se haya tenido en cada momento y de diversos factores más.

Una práctica habitual antes de esta reforma, con objeto de incrementar sustancialmente su pensión, consistía en aumentar la cotización a la Seguridad Social a partir de los 48 años. Sin embargo, una de las consecuencias más importantes para los autónomos de la reforma de las pensiones es que para conseguir la pensión máxima tienen que incrementar a partir de los 42 años sus cuotas a la seguridad social hasta aproximadamente 500 o 600 euros. Además deberán cotizar ininterrumpidamente desde los 30 años.

Por lo tanto, para conseguir una pensión digna deben incrementar su base de cotización antes de los 47 años conforme a las bases y tipos de cotización vigentes en 2016, de manera que a partir de los 48 años la cuota mensual de autónomos ascendiese al menos a entre 500 y 600 euros, con objeto de incrementar la Base de cálculo, dependiendo de si optan o están obligados a cotizar por cese de actividad y/o accidentes de trabajo y enfermedades profesionales. La pensión pública futura es compatible con otros métodos de ahorro privado, seguros y rentables.

Ante esta situación, para tener una pensión digna es especialmente aconsejable en el caso de los autónomos complementar la pensión del estado siguiendo las recomendaciones de una correduría de seguros especializada.

Fuente: infoautonomos.eleconomista.es y elaboración propia

 
 

Fiscalidad para el rescate de los planes de pensiones Renta 2015

En plena campaña de declaración de la Renta 2015, y teniendo en cuenta la cantidad de reformas fiscales que se aplican en este curso, vamos a centrarnos en aquellas que afectan al rescate de los planes de pensiones:

El Plan de Pensiones sigue siendo el mejor producto para combinar rentabilidad y fiscalidad, su rescate  tributa como un rendimiento del trabajo, es decir, como si se tratara de un salario. Esto quiere decir que los ingresos se computan en la base general para calcular el IRPF.  Las modificaciones fiscales realizadas tienen que ver tanto con la aportación, como con el rescate, y modifican las restricciones sobre la liquidez de los mismos y se benefician de la bajada de los tipos impositivos:

– El límite fiscal (lo máximo que podemos deducirnos), en 2014 era  10.000 euros o el 30% de los rendimientos netos del trabajo o actividades económicas para menores de 50 años y 12.500 euros o el 50% de los rendimientos netos del trabajo o actividades económicas para mayores de 50 (la menor de las cantidades en ambos casos). A partir de 2015 la aportación máxima será 8.000 euros o el 30% de los rendimientos netos del trabajo o actividades económicas independientemente de la edad (la menor de las cantidades).

– Para la declaración de la renta de 2015, los tipos van desde el 20%, para ingresos hasta 12.450 euros, hasta el 47%, para los ingresos que superen los 60.000 euros (puede ser más en algunas Comunidades Autónomas). El jubilado debe declarar los ingresos que cobra por la pensión pública, más el dinero que ha ido rescatando durante el año pasado de su plan de pensiones.

– Las aportaciones anteriores a 2006 que fuesen rescatadas en forma de capital (todo de golpe) tenían una reducción del 40%, que, a partir de 2015, se limita en el tiempo. Se han reducido los plazos para que los jubilados puedan seguir beneficiándose de esa ventaja, diferenciando en función de la edad de retiro:

  • Jubilados entre 2009 y 2014: tienen de plazo ocho ejercicios desde la fecha de su jubilación para rescatar el plan con este beneficio fiscal.
  • Jubilados antes de 2009: podrán aplicar la reducción del 40% si recuperan el dinero antes del 31 de diciembre de 2016.

Si tiene alguna duda sobre estas modificaciones en la declaración de la Renta que ha comenzado este mes de Abril no dude en contactar con su correduría de seguros para obtener información sobre este tipo de productos y otros seguros que desgravan en su Impuesto de la Renta de Personas Físicas.

Fuente: cincodias.com y elaboración propia

 

Etiquetas: , ,

En qué consisten los seguros de renta vitalicia

seguro renta vitaliciaMucho ha cambiado todo desde que en 1919 se introdujo la edad de jubilación a los 65 años. En aquel momento el 90% de la población no llegaba a cumplirlos, en cambio en la actualidad el mismo porcentaje los sobrepasa (en el caso de España la esperanza de vida al nacer en el año 2005 era de 75,7 años en el caso de los varones y de 83,1 años en el de las mujeres). Con el aumento de la esperanza de vida y un futuro incierto sobre el cobro de pensiones se ha producido un auge de contratación de productos de ahorro, complementarios a las pensiones.

Entre ellos se encuentran los seguros de renta vitalicia, una modalidad de seguros de vida-ahorro en la que una entidad aseguradora, a cambio de una prima única, garantiza al asegurado una renta periódica, que puede ser mensual, trimestral, anual, hasta su fallecimiento. La renta vitalicia que podrá obtener dependerá principalmente de su edad, su sexo y la esperanza de vida.

Pero dentro de este tipo de seguro existen distintas alternativas de inversión y además de la renta mensual, en la contratación del producto se puede solicitar también la cobertura por fallecimiento, con la que el beneficiario designado seguirá recibiendo un porcentaje cuando el asegurado falte. También existe la posibilidad de ser contratado por uno o dos titulares, en el caso de que lo contraten dos asegurados, mientras vivan los dos cada uno cobrará el 50% de la renta.

Tipologías:

Rentas inmediatas: el beneficiario empieza a cobrar con carácter inmediato a la contratación del seguro (generalmente un mes).

Rentas diferidas: El beneficiario empieza a cobrar, según se acuerda en el contrato, a partir de una fecha futura determinada.

Hay que tener en cuenta también su fiscalidad, ya que se trata de un producto financiero que se beneficia de un excelente tratamiento por parte de Hacienda. De hecho, la fiscalidad es más atractiva cuanto mayor sea el asegurado, por eso es un producto especialmente indicado para personas con edades superiores a los cincuenta años que busquen inversiones estables con una rentabilidad adaptada a mercado muy bien tratada fiscalmente.

Fuente: finanzas.com y elaboración propia

 

Etiquetas: , ,

Los seguros de Ahorro ya tienen cerca su propia TAE

TAE seguro ahorroA partir del 14 de diciembre los seguros de Vida-Ahorro deberán disponer de algo parecido a la Tasa Anual Equivalente (TAE) por una orden ministerial de 2014 fijada por El Ministerio de Economía, que concedía un año de adaptación a la industria y cuyo plazo expira para dicha fecha. A partir de esa fecha la comparación de la rentabilidad de los mismos será más fácil y permitirá al ciudadano medio confiar en éstos productos para sus ahorros y jubilación.

La TAE del seguro, como se conoce coloquialmente, es un mandato de la Ley 2/2011 de Economía Sostenible, que quedó pendiente de desarrollo reglamentario, el cual establece que “en los seguros de Vida en que el tomador no asuma el riesgo de la inversión se informará de la rentabilidad esperada de la operación, considerando todos los costes” y  “en los seguros de Vida en los que el tomador asume el riesgo de la inversión se informará de forma clara y precisa acerca de que el importe que se va a percibir depende de fluctuaciones en los mercados financieros, ajenos al control del asegurador y cuyos resultados históricos no son indicadores de resultados futuros”.

Las Aseguradoras gestionan unos 140.000 millones de euros, la medida las obliga a detallar el rendimiento financiero a todos los seguros de ahorro, salvo aquellos de vida riesgo,rentas vitalicias puras y los que no garantizan una rentabilidad (unit linked).

Con ella los contratantes podrán realizar una comparación de un parámetro tan importante, entre varios seguros de Ahorro, ya que el cálculo de la rentabilidad esperada será el mismo para todos, sin duda será mucho más sencillo tomar una decisión a la hora de contratar un producto de ahorro con ayuda de nuestra correduría de seguros, ya que será uno de los primeros datos que nos tendrán que aportar las Compañías de Seguros que operan en éste ramo y pretendan alcanzar una cuota de mercado relevante.

Fuente: eleconomista.es y elaboración propia

 

Etiquetas: ,