RSS

Archivo de la categoría: seguro de alquiler

Deducciones para el propietario y el inquilino de una vivienda

alquiler de viviendaDeducciones para el inquilino

Deducción estatal: Una de las novedades de la campaña de la renta de 2015 es el fin de la deducción estatal por alquiler de una vivienda para uso habitual para contratos de arrendamiento firmados a partir del 1 de enero de 2015.

Se mantiene por lo tanto la deducción del 10,05% para contratos firmados con anterioridad a esa fecha y para los casos en los que se produce una prórroga de un contrato celebrado con anterioridad a 1 de enero de 2015 durante los periodos impositivos en los que continúe la vigencia del contrato.

Deducción autonómica: esta deducción es más elevada que la estatal y puede incluirse en la declaración de la renta independientemente de cuándo se haya firmado el contrato (Baleares, Murcia y La Rioja son las únicas comunidades autónomas que no contemplan ningún tipo de beneficio fiscal en este sentido).

Deducciones para el propietario 

El propietario de una vivienda también puede beneficiarse de una serie de desgravaciones si tiene alquilado algún inmueble incluyendo como rendimientos del capital inmobiliario los ingresos obtenidos. Podrá deducir los gastos necesarios para la obtención de esos ingresos recogidos en el informe del REAF:

  • Los intereses producidos por créditos que se abonen por la compra de la vivienda.
  • Los tributos que incidan sobre los rendimientos o sobre la vivienda (el IBI, la tasa de basuras, el alumbrado, etc.)
  • Impagos: aunque el inquilino no satisfaga la renta, el arrendador debe computar como rendimiento íntegro las cantidades exigibles correspondientes al arrendamiento. En el caso de que la deuda fuera cobrada posteriormente a su deducción como gasto, deberá computar el ingreso en el año en que se produzca dicho cobro.
  • Los gastos de formalización del arrendamiento y los de defensa de carácter jurídico.
  • Los gastos de conservación y reparación (que no incluyen las cantidades destinadas a la ampliación o mejora de la vivienda).
  • Los contratos de seguro (de responsabilidad civil, incendio, robo, rotura de cristales u otros de naturaleza análoga).
  • Las cantidades destinadas a servicios o suministros (luz, agua, gas, teléfono).
  • El importe que se destine a la amortización de la vivienda, siempre que responda a su depreciación efectiva. Su cálculo se realiza aplicando el porcentaje del 3% sobre el mayor de los siguientes valores: el coste por la compra de la vivienda o el valor catastral, ambos sin incluir el valor del suelo.

Una vez deducidos los gastos los caseros podrán beneficiarse de una reducción del 60%. Esta reducción no puede aplicarse a los alquileres de temporada o a los alquileres con servicios de hostelería.

Por último, para la tranquilidad de los arrendatarios, queremos señalar la existencia de seguros de alquiler que cubren las situaciones detalladas anteriormente como el impago de rentas o suministros, actos vandálicos y defensa jurídica.

Fuente: libremercado.com y elaboración propia

Anuncios
 

Etiquetas: ,

Las parejas de hecho y los seguros

parejas de hechoEn la sociedad española actual, constituir una pareja de hecho es una fórmula habitual de convivencia entre dos personas, del mismo o distinto sexo, que no quieren utilizar las normas tradicionales del matrimonio como destino para toda la vida, pero confían en un proyecto afectivo común. Sin embargo la voluntad de permanecer unidos puede afectar a los miembros de la pareja por aplicación de distintas reglas legales que van apareciendo, especialmente en las Comunidades Autónomas, si se producen hechos o circunstancias que afecten al seguro; Por este motivo desde esta atalaya identificaremos y propondremos algunas soluciones para las mismas.

En general la regulación de las parejas de hecho en nuestro país es confusa. Tomemos como ilustración la situación de Ángel y María, que se conocen desde hace algún tiempo, trabajan ambos, él como autónomo consultor para empresas en cumplimiento de normativa legal y ella como trade marketing de una multinacional; deciden irse a vivir al piso alquilado por María hace 3 años, con su hija Sara de 4 años, fruto de otra relación sentimental. La vida laboral y social de ambos es intensa y no han pactado nada por escrito. Los escenarios ficticios podrían ser los siguientes:

  • La convivencia puede devenir en responsabilidad por la titularidad del contrato de arrendamiento, el uso de la vivienda y sus instalaciones, la relación con la Comunidad de Propietarios, el uso de los elementos comunes como piscina, zona deportiva y el cuidado de los hijos si los hay. ¿Es necesario proponer al arrendador la incorporación de ambos al contrato de alquiler? La Ley 29/1994 de 24 noviembre de Arrendamientos Urbanos, reconoce supuestos de subrogación a favor de la persona que hubiera venido conviviendo con el arrendatario un período mínimo de dos años.
  • En caso de un siniestro, la compañía de seguros ¿le considera un tercero o un Asegurado a los efectos de la cobertura de Responsabilidad Civil? La relación de afectividad tiene una repercusión muy directa en las reclamaciones y las indemnizaciones en el ámbito penal, administrativo y procesal. El Baremo de la Ley de Responsabilidad Civil y Seguro en la Circulación de Vehículos a Motor dice que solo tiene derecho a indemnización igual a la del cónyuge, las uniones consolidadas. ¿Deben de comunicar a la Aseguradora que hay dos Asegurados? ¿Pueden ambos conducir los vehículos del otro? ¿Quién disfruta del período de maternidad? ¿Cómo se regulan los beneficios sociales de la empresa y el convenio colectivo? Ejemplo número uno. Ángel está trabajando desde casa y al mismo tiempo quiere sorprender a María con una cena romántica, estaba tan involucrado en el informe que no reparó en que en la cocina se inició un fuego que rápidamente alcanzó la campana  y los muebles. Intervinieron los bomberos y varios vecinos; Los daños fueron cuantiosos a la propia vivienda y a los colindantes. El seguro del continente está a nombre del propietario de la vivienda y el de contenido de María ¿pagará la aseguradora los daños causados por Ángel?
  • La ruptura de la pareja después de una convivencia, ¿afecta a los contratos de seguro que hayan podido firmar conjuntamente? Ejemplo número dos. María reserva un estupendo viaje a Japón a través de la acción social de su empresa y asegura el mismo, para el caso de no poder viajar. Dos días antes de iniciarlo Ángel tiene que ser intervenido de apendicitis y no puede moverse de la cama, ¿le pagará la aseguradora los gastos de la cancelación del viaje?
  • El ciclo de la vida es inexorable y a lo largo del tiempo se pueden presentar situaciones de enfermedad, pérdida del puesto del trabajo, incapacidad temporal, invalidez o muerte de uno o de ambos. ¿Quiénes son los beneficiarios de los seguros contratados? ¿Quién y cómo debe tributar? ¿Es válido el testamento vital? ¿Qué legislación se aplicará si ambos son de nacionalidad diferente, o incluso de Comunidad Autónoma distinta? Ejemplo número tres. María es víctima de un trágico accidente de aviación, ¿a quién debe pagar la indemnización la aseguradora? En el contrato de seguro de vida es habitual el término “cónyuge” y la designación genérica de beneficiarios a tal figura. ¿Se puede considerar a la pareja de hecho beneficiaria en una designación así?  En el artículo 85 de la Ley 50/1980 de 8 de octubre de Contrato de Seguro, solo hace referencia expresa al cónyuge como beneficiario y no a otras formas de unión afectiva, por tanto la designación de beneficiario adquiere gran importancia. ¿Tiene Sara derecho a percibir alguna indemnización que asegure su educación?  El artículo 174 de la Ley 40/2007 de medidas en materia de Seguridad Social establece un mínimo de cinco años de convivencia demostrable para equipararla a una relación de afectividad similar a la conyugal.

Parece obvio que recibir asesoramiento legal es imprescindible y contar con la ayuda de una Correduría de Seguros que planifique cómo ordenar el riesgo de la convivencia son decisiones muy acertadas, especialmente porque además el costo de ambas acciones representa menos de lo que supone una cena a la carta un viernes por la noche.

Algunos consejos para situaciones comunes, si cada uno ya tiene su propio seguro, será decidir si sale más rentable mantener las pólizas separadas o conjuntas. La finalidad de los seguros es estar cubierto en caso de que suceda algún imprevisto, por lo tanto revisar y si procede, actualizar los beneficiarios de las posibles indemnizaciones. En el seguro de la vivienda, comprobar las coberturas del continente (el edificio), del contenido (mobiliario, ajuar y útiles profesionales) y la responsabilidad civil general y personal, adaptar las sumas aseguradas a la realidad de lo que costaría su reposición a valor de nuevo. Unificar todos los seguros en una Correduría facilitará las gestiones y reducirá su precio.

 

Etiquetas: , ,

Los seguros de alquiler, cada vez más solicitados

Contrato arrendamientoSegún los datos facilitados por la Asociación para el Fomento del Alquiler (Arrenta), el porcentaje de peticiones de seguros de alquiler aceptadas se ha incrementado en los últimos años de tal forma que el porcentaje de pólizas solicitadas que se emiten es del 54,2%, es decir, más de dos de cada cuatro, cuando hace dos años tan sólo superaban el proceso de selección de inquilino, conocido como scoring, uno de cada cuatro.

El motivo principal que ha generado este crecimiento, según el análisis, es una mayor adecuación a las necesidades de los inquilinos sin que se produzca un incremento de la siniestralidad, además de sencillez y rapidez en la tramitación. El tiempo para concederlo es un aspecto fundamental, especialmente cuando el expediente del posible inquilino procede de un profesional . Respecto a las facilidades, señalar que dispone del ratio de endeudamiento, o porcentaje del salario bruto que se destina al alquiler, más alto del mercado, entre el 40% del salario bruto y el 45% de los ingresos netos. Además se admiten ingresos que proceden de la pareja y de autónomos.

Otro aspecto a destacar es la elevada tasa de renovación en la contratación de seguros de Alquiler, quien lo prueba, repite.

Muy pocos inquilinos acuden al aval bancario y muchos menos son los arrendadores que lo solicitan como garantía por razón de la poca credibilidad del sector financiero y de la sencillez de contratación de éstos seguros, que en menos de 48 horas pueden estar formalizados, dando de ésta forma una plena seguridad de cobro a quien  tiene el patrimonio inmobiliario como fuente de ingresos. Recurrir a una Correduría de Seguros como profesional experto en asegurar riesgos, es comprar tranquilidad. El costo medio de éste tipo de garantía es inferior a una mensualidad de renta.

Fuente: Elmundo.es y elaboración propia

 

Etiquetas: , ,

¿Por qué el inquilino también necesita un seguro?

seguro inquilinoCuando hablamos de contratar un seguro para una vivienda arrendada, se suele pensar que es sólo el arrendador quien debe hacerlo, al ser el propietario de la vivienda y necesitar además cubrir el  riesgo del impago  por parte del inquilino. Vamos pues a derrumbar tal mito, también el arrendatario o inquilino y hasta el usuario habitual, necesita una póliza que le proteja sus bienes, así como la posible responsabilidad civil en caso de que la vivienda sufra algún daño o se produzcan daños a terceros. Así lo establece el Código Civil, quien causa un daño tiene que responder por el mismo.

Despejadas las dudas, si acaso existían, analizaremos a continuación el tipo de seguro que necesita un inquilino y los servicios a contratar. Para ello haremos un resumen de los principales elementos y situaciones que deben contemplarse en la póliza de un arrendatario:

  1. Responsabilidad civil. Si algún daño en la vivienda es responsabilidad del inquilino, la póliza del arrendador no se hará cargo, y el inquilino debería reparar el daño de su propio bolsillo. Si se incluye en la póliza del inquilino la responsabilidad civil, se podrá cubrir tanto la responsabilidad civil locativa (daños ocasionados en la vivienda) como la responsabilidad civil familiar (daños ocasionados a terceros).
  1. Contenido. Incluso si el piso que se alquila tiene mobiliario del propietario, en la vivienda habrá también pertenencias del inquilino (enseres, equipamiento electrónico, dinero, joyas, tarjetas de crédito, etc.) que en caso de robo no estarían cubiertas por la póliza del propietario. El inquilino debe declarar sus pertenencias en su propia póliza, y asegurarse que su valor esté actualizado.
  1. Continente. También pueden surgir situaciones en que el arrendatario sufra daños en la propia vivienda, o en reformas o modificaciones que haya hecho en ella, y que no son cubiertas por el arrendador, por ejemplo papel pintado, elementos decorativos fijos etc.

Las situaciones en que un inquilino puede necesitar una póliza del seguro (ya que en caso contrario la aseguradora del propietario le reclamará todos los gastos) pueden ser muy variadas: desde un incendio ocasionado por un electrodoméstico o un descuido del arrendatario, pasando por un problema de humedad o inundación ocasionado por el inquilino, hasta un daño ocasionado por un animal de compañía de su propiedad. Son muchos y variados los casos y situaciones en los que puede verse afectado e involucrado el arrendatario y que pueden tener consecuencias críticas para su economía o incluso para su familia en aquellos supuestos de estudiantes o hijos no emancipados oficialmente. Aquí exponemos algunos, pero  sobran motivos para recomendar que el inquilino también contrate su propio seguro para la vivienda que durante un tiempo determinado será su hogar. Con un seguro de responsabilidad civil que tiene un costo de 90 euros al año se pueden ahorrar muchos disgustos.

 

Fuente: Blog de David Torío y elaboración propia

 

Etiquetas:

Vivienda Habitual. Declaración de la Renta 2012

En la declaración de IRPF a presentar en 2012, sólo las rentas inferiores a 24.000 € podrán deducir la adquisición de una vivienda habitual. Hasta el 31 de diciembre aproveche todas las ventajas que describimos a continuación.

Debe saber que, en función de sus ingresos y situación personal o familiar, existen diferentes deducciones del IRPF a su alcance, como por ejemplo:

  • Hasta el 31 de diciembre, puede aprovechar la reducción del IVA para las viviendas nuevas.
  • Tener un seguro de dependencia a prima periódica o única.
  • Realizar aportaciones a un plan de pensiones, planes de previsión asegurados (PPA).
  • Gastos relacionados con:
    – Financiación de los capitales invertidos en la adquisición o mejora de la vivienda.
    – Financiación de los enseres cedidos con la vivienda.
    – Impuestos y tasas estatales, como: IBI, tasa por limpieza, recogida de basuras, alumbrado, gastos de comunidad.
    – Formalización del arrendamiento.
    – La defensa de carácter jurídico de la vivienda y su rendimiento.
    – Conservación y reparación.
    – Servicios y suministros.
    – Administración, vigilancia, portería y otros servicios relacionados con la finca.
    – Las primas de contratos de seguro de hogar multirriesgo y el seguro multirriesgo de alquiler para asegurar las rentas no percibidas por falta de pago del arrendatario.

Por último, frente al alquiler de una vivienda habitual, tanto para el arrendador como para el arrendatario, es recomendable no correr ningún riesgo, suscribiendo siempre un seguro de alquiler de vivienda, asegurando de esta forma su patrimonio, las rentas que genera y su responsabilidad ante terceros.

Puede ponerse en contacto con José Silva Correduría de Seguros para ampliar información sobre los seguros personales deducibles para su próxima declaración de la renta:

Tlf.: 915 353 009
josilva@josilva.com
www.josilva.com

 

Etiquetas: , , , , , , , ,