RSS

Archivo de la categoría: seguro médico

Protege a los tuyos con los seguros de protección familiar

En la variedad está el gusto y por eso hoy en día existe una gran diversidad de tipos de familias. No importa si tu familia es numerosa o monoparental, seguro que para ti, el amor y el cuidado de los tuyos son lo más importante.

El bienestar de la unidad familiar no tiene precio, por ello deseamos protegerlos ante cualquier posible adversidad y se contratan seguros de protección familiar.

¿En qué consisten estos seguros?

Se trata de cualquier tipo de póliza que proteja al asegurado ante los numerosos riesgos cotidianos que pudieran ocasionar un perjuicio económico a toda la familia. Este tipo de seguros se encargan de garantizar una cuantía económica en casos como el fallecimiento de la persona, por accidente o alguna enfermedad que impidiese seguir obteniendo los mismos ingresos que sostienen al núcleo familiar.

Dentro del ámbito de los seguros personales (los que cubren a una persona ante adversidades que puedan conllevar un problema económico), tenemos los seguros de protección familiar, especialmente enfocados a la estabilidad de toda la familia, y dentro de ellos podemos encontrar varios tipos de seguros:

  • Seguros de vida

    Es uno de los más demandados, e implica recibir una cuantía económica previamente acordada. Además, según el tipo de seguro de vida, la empresa aseguradora se ocupará todos los gastos y gestiones que deriven de su defunción (entierro, traslado, etc.) ahorrándole al resto de la familia esa carga en un momento tan complicado.

  • Seguro de accidentes personales

    Su demanda ha ido aumentando en los últimos años. La aseguradora atenderá los gastos y las indemnizaciones siempre y cuando los hechos tuvieses origen en un accidente de cualquier tipo. Resultan muy económicos. Es común en profesionales con riesgo de sufrir algún accidente, que demandan incluir los casos de:

    • Fallecimiento por accidente de circulación, infarto de miocardio o accidente cerebrovascular.
    • Fallecimiento de cónyuges en un accidente de tráfico con hijos menores de dieciocho años o incapacitados.
    • Cirugía plástica reparadora por accidente.
    • Incapacidad permanente y absoluta por accidente.
    • Incapacidad laboral total temporal: te abonaremos la cantidad diaria acordada.
    • Hospitalización por accidente: te abonaremos la cantidad diaria acordada.
    • Cobertura para sanitarios por contagio profesional del VIH y la hepatitis B, C y D.
  • Seguro de salud o enfermedad

En este caso el seguro se ocupa de la cobertura sanitaria necesaria (asistencia médica, quirúrgica, gastos médicos…) en caso de dolencia o enfermedad por cualquier miembro de la familia. Existen incluso seguros para mascotas.

Si los gastos médicos se generan en cualquier otro país, la compañía aseguradora abonaría esa cantidad al cliente una vez que este les envíe la factura que ha tenido que pagar.

También se puede optar por una indemnización para casos de baja temporal u hospitalizacion debido a problemas de salud.

  • Seguros de dependencia  

    Cada vez más personas en España dependen de otras al no poder valerse por sí mismas debido a alguna enfermedad o discapacidad. Por ello, para estar prevenidos ante este tipo de adversidad, las compañías aseguradoras incluyen dentro de sus pólizas los seguros de dependencia, para que las personas que no puedan valerse por sí mismas puedan seguir desarrollando su vida con normalidad y con las mayores facilidades posibles.

    Al igual que en otros tipos de seguros, se trata de un pago anual por parte del cliente (con posibilidad de fraccionarlo) y que le garantiza una renta anual si algún día alcanza la situación de dependencia. Generalmente la renta que se obtendría el primer mes sería tres veces mayor para ayudar a todos los gastos iniciales como por ejemplo adaptar tu hogar.

    Además esta póliza te garantiza cobrar el total de la renta vitalicia contratada y en caso de fallecimiento te asegurarás tú y tus herederos cobrar el primer año (12 meses) de renta.

Sea como sea tu familia y sus circunstancias, existe algún tipo de seguro a medida para protegerla ante cualquier adversidad, de modo que si quieres más información no dudes en consultarnos qué tipo de pólizas son las más adecuadas para proteger a todos los miembros de tu familia.

Fuente: elconfidencialdigital.com y elaboración propia

 

Anuncios
 

Etiquetas:

¿ES JUSTO EXCLUIR POR EDAD O ENFERMEDAD EN EL SEGURO MEDICO O DE SALUD?

La esperanza de vida ha aumentado notablemente y uno de los factores que influyen en ello son los avances de la medicina y aquí radica el meollo de la cuestión que vamos a tratar. España ahora mismo es un país “envejecido”, la natalidad no supera el ratio de 1,5 y  nuestros mayores son cada vez más numerosos, aunque eso por supuesto es maravilloso, también hace que el Estado y  las Aseguradoras se echen las manos a la cabeza porque mantener los sistemas público y privado de salud requiere más inversión.

Vivir más significa también tener más posibilidades de tener enfermedades, algunas crónicas que implican un desembolso superior en medicamentos u hospitales.

Obviamente, desde un punto de vista económico, esto no es rentable para las aseguradoras, se dedican a este negocio con el fin de obtener beneficios para sus accionistas, que en ocasiones aumentan la póliza a sus asegurados o incluso les cancelan la misma. Aquí abrimos un debate, ¿es esto justo?

¿Es justo que a un asegurado después de pagar durante 40 años le incrementen la prima o nieguen la realización de pruebas?

¿Es justo que un asegurado trate de suscribir un seguro cuando descubre una enfermedad con alto coste de tratamiento?

Legal sí lo es, porque la ley de contrato de seguro permite que la aseguradora pueda cancelar el seguro con un preaviso fehaciente de dos meses y además tiene la obligación de ajustar sus tarifas al resultado técnico. El Tomador no tiene obligación de comunicar el agravamiento de su riesgo en las sucesivas renovaciones contractuales.

En nuestra opinión, habría que evaluar cada caso, si bien es cierto algunos clientes se pueden llegar a aprovechar de la situación y contratar una póliza una vez ya saben que están enfermos y no lo comunican a la aseguradora. En estos casos es indispensable un estudio pormenorizado de las condiciones y observar si realmente se conocían todas las condiciones o no. Si fuera cierto que existía una dolencia preexistente, debería ser justo poder cancelar la póliza, en caso de engaño, o aumentar la prima si es necesario, pero de igual forma que ocurre en el seguro obligatorio de responsabilidad civil, la prestación que ponga en peligro la vida del asegurado debería ser prestada y ejercer la reclamación correspondiente, en aplicación de cláusula a tal fin en las condiciones particulares.

Pese a la fama de nuestra picaresca, las personas no intentan sacar provecho de sus enfermedades y si ellos han contratado una póliza, la mantienen y pagan durante muchos años, y en el momento en que alcanzan una edad o se le diagnostica una enfermedad crónica se le aumenta el importe o se la cancela, es como si el seguro te “deja tirado” en el momento que más lo necesitas, cuando va a tener un gasto superior de medicamentos y asistencia médica en general. Actualmente el concepto del seguro está cambiando y lo hará más todavía, dejará de ser un producto contractual para convertirse en un paquete de servicios, que es una posibilidad que toda compañía de seguros debe poder contemplar. Aumentarle el importe de la póliza, cuando los ingresos disminuyen, es una medida discriminatoria que afecta a la credibilidad del sector asegurador, de igual manera que basar la estrategia de captación en una reducción de precio.

La salud es un valor apreciado y por tanto tiene que tener su precio, no admite estar de rebajas o prácticas low cost que nosotros traducimos libremente como de LOCOS.

Esta es nuestra opinión como Correduría de Seguros. ¿Es justo o no es justo variar las condiciones si varía la salud de los asegurados?

Fuentes: elaboración propia

 

Etiquetas:

Seguros de Enfermedades Graves

seguro de enfermedad graveExiste una modalidad de seguro, el Seguro de Enfermedad Grave, que cubre habitualmente los riesgos de padecer unas determinadas patologías que amenazan la vida de una persona: infarto de miocardio, accidente cerebro-vascular o un trasplante de órganos, pero principalmente el cáncer.

Estas pólizas en España están incluidas en algunos seguros de vida, aunque, como en otros países, ya se han comenzado a comercializar por separado. Esta tendencia está llegando desde Europa y EEUU , por lo que explicaremos en qué consiste.

El objetivo de esta póliza es proteger al asegurado una vez que le es diagnosticada una dolencia de gravedad cubriendo los gastos derivados de su padecimiento o mediante el cobro de la prestación. Incluso el Alzhéimer o una situación de coma se pueden asegurar, apareciendo incluso productos específicos para casos concretos como puede ser el cáncer de mama.

Para esto la Asociación Española de Gerencia de Riesgos y Seguros (Agers), trabajó en desarrollar las primeras tablas actuariales en España para la enfermedad grave, un proyecto bautizado como Biomedicina del Seguro que arrancó en 2014, con el fin de tarificar la cobertura tomando como referencia tasas ya calculadas en otros países.

Para este tipo de afecciones, las coberturas específicas de los Seguros de Enfermedades Graves independientes y algunas pólizas de Salud dependen de la aseguradora con la que se contrate, pero las más habituales son:

– Gastos médicos: incluidos los de hospitalización y tratamientos especiales así como los gastos extra-hospitalarios precisados con motivo de la enfermedad.

– Servicio internacional: cobertura de atención internacional para que sus usuarios puedan acceder a centros hospitalarios fuera de su país para que confirmen o rechacen su diagnóstico o bien identifiquen la solución óptima para el caso concreto.

– Asistencia en viaje.

– Segunda opinión médica.

En el caso de ser una cláusula de los seguros de Vida además del riesgo de fallecimiento y/o invalidez se ofrece el anticipo de la suma asegurada si se detecta una enfermedad grave en el Asegurado. También existe la posibilidad de un monto adicional para los beneficiarios del asegurado. Este tipo de polizas aporta seguridad de poder superar una enfermedad y obtener calidad de vida.

¿Contiene tu seguro de vida esta cláusula? Tener un seguro para Enfermedades Graves te permite acceder a la mejor medicina en cualquier lugar del mundo. A la hora de contratarlo hay que tener en cuenta que pueden incorporar un periodo de carencia dependiendo de la enfermedad concreta que padezca el asegurado. Por eso es aconsejable buscar, comparar y analizar entre toda la oferta aseguradora con el asesoramiento de un corredor de seguros especializado.

Fuente: cincodias.com y elaboración propia

 

Etiquetas: , ,

¿Necesito un seguro de salud privado durante mi embarazo y parto? Mi experiencia.

embarazadaLa buena reputación del sistema de sanidad público español y la atención de sus profesionales, así como la afortunada circunstancia de no haber necesitado asistencia médica avanzada a lo largo de mi vida más allá de las revisiones periódicas o algún incidente menor, han hecho que hasta ahora, durante mi embarazo y a un paso de aumentar la familia, no me haya planteado seriamente las ventajas que podría ofrecerme un seguro privado de salud.

Este planteamiento no quiere desmerecer la atención recibida durante estos meses en la sanidad pública. Todas las madres y padres que hemos pasado por este proceso sabemos que se ofrece una atención suficiente cubierta por varios profesionales: el médico de familia y la matrona, a los que se visita mensualmente, y el ginecólogo, que ofrece la visión y las herramientas más técnicas y especializadas, entre ellas las ecografías, y al que en el caso de un embarazo sin complicaciones como el mío sólo se visita 3 veces a lo largo de los 9 meses. El hecho de que te digan que no necesitas más por un lado te tranquiliza, pero por otro hace la espera interminable; la ecografía es una prueba con una gran carga emocional para los padres, que pueden ver la evolución de su hijo, pero también es la más valiosa a nivel diagnóstico, donde se pueden detectar la mayoría de problemas que se pueden presentar en el embarazo. Así que el tiempo de espera hasta estas ecografías pueden convertirse casi en una tortura para los padres. A ello se une la sobrecarga que sufren este tipo de profesionales, de modo que si por cualquier circunstancia la fecha que se te adjudica para tu ecografía no se adapta a tus posibilidades, o como es mi caso, te supone cuadrar desplazamientos desde otra ciudad, trabajo, etc. prácticamente tienes que despedirte de esa tan esperada ecografía.

Esta falta de libertad para poder elegir el tipo de seguimiento que quieres para tu embarazo, con las pruebas que emocionalmente o técnicamente necesites y que puedan adaptarse a tus circunstancias son las que me hacen ver claramente las ventajas que habría podido ofrecerme un seguro de salud y no sólo pensando en mi embarazo, sino también en la atención y facilidades que recibirá mi hijo desde su nacimiento.

Por supuesto cualquier momento es bueno para contratar un seguro de salud, pero entre las prestaciones médicas más atendidas por las aseguradoras destacan el embarazo y el parto, así que parece evidente que es uno de los periodos más sensibles y en los que más se demanda este tipo de atención y seguridad. Pero antes de contratarlo, lo más importante es saber que el periodo de gestación, y sobre todo, el momento del parto, cuentan con periodos de carencia que se deben tener muy presentes antes de suscribir la póliza.

¿Qué es el periodo de carencia? 

Aquel durante el cual los Asegurados no tienen derecho a las prestaciones de la póliza. La gran mayoría de las aseguradoras incluyen en sus pólizas médicas la cobertura de embarazo pero le aplican ese periodo de carencia, suele estar entre los ocho y diez meses, con el objeto de evitar la contratación del seguro exclusivamente para tal fín, es decir conociendo la existencia del siniestro. En los casos de asistencia urgente, no se aplican las carencias.

¿Qué coberturas necesito en el embarazo y parto? 

En mi opinión y estando en pleno proceso, para tener una cobertura completa , el seguro debería contar, al menos, con las siguientes coberturas:

·         Seguimiento del embarazo: consultas con el especialista para el seguimiento de la gestación y pruebas diagnósticas como ecografías, triple cribado, analíticas y la prueba del azúcar. La amniocentesis y otras pruebas de diagnóstico

·         Clases prenatales: en las que se enseñan técnicas de respiración y relajación de preparación al parto así como ejercicios de gimnasia prenatal.

·         Asistencia al parto en un centro u hospital concertado y anestesia durante el parto.

·         Atención del recién nacido desde el nacimiento y durante la permanencia en el hospital. Fundamental también en sus primeros meses de vida y si desgraciadamente el bebé tiene alguna malformación que la compañía no anule la póliza, esto debería estar prohibido porque el seguro no es únicamente una fuente de negocio, sino un servicio a la sociedad.

Otras prestaciones adicionales serían muy bien percibidas si su coste resulta asequible, tales como:

  • Alojamiento de acompañante, en situación de pensión completa.
  • Cuidados tras el parto: atención durante los días posteriores al nacimiento del bebé. Contar con la ayuda de una matrona que se desplace hasta el domicilio para ayudar con todo lo relacionado con cuidados e higiene, tanto de la madre como del recién nacido.
  • Atención al recién nacido: incorporar la atención al bebé después de la salida del hospital durante unos 15 o 30 días.
  • Conservación de células madres. posibilidad de conservar las células madre del cordón umbilical del bebé. Es una prestación que ciertos hospitales públicos también ofrecen, pero no para la conservación personal, sino para la donación, y que se enfrenta actualmente a importantes problemas de saturación.

Por tanto, es un momento tan crucial como la maternidad o paternidad, cuando el seguro de salud se convierte en un elemento decisivo y demuestra sus numerosas ventajas frente a los servicios públicos básicos y generalmente saturados. Pero para disfrutar de todo ello, hay que preverlo con la antelación suficiente y elegir convenientemente las coberturas y profesionales que queremos que nos atiendan en este momento de nuestra vida y que darán también la atención médica que nuestra familia necesita. Sin duda alguna el punto adecuado de información siempre será una Correduría de Seguros, cuya función se asemeja a la del médico de familia en los seguros.

Fuente: elaboración propia basada en una experiencia personal y otras fuentes.

 

Etiquetas: , ,

El seguro dental frente a los casos de cierre de clínicas

clinica dentalA raíz de los casos de las clínicas dentales Funnydent, que cerraron sin previo aviso dejando a miles de clientes con un tratamiento a medias que, en buena parte de los casos, tenía algún tipo de financiación o ya lo habían pagado, y Vitaldent, cuya cúpula directiva fue detenida por presuntos delitos de fraude y blanqueo de capitales, las clínicas dentales franquiciadas que han proliferado en España se encuentran ahora en el punto de mira por la posible inseguridad de sus tratamientos y la situación de desprotección y desamparo en la que pueden quedarse sus clientes de producirse una situación similar a las anteriores.

Ahora, tanto afectados como colegios de toda España apuntan con el dedo a las clínicas de bajo coste, y el sector asegurador ha visto en estos acontecimientos una oportunidad para reivindicar la seguridad de sus redes de clínicas dentales, ya sean propias o asociadas a sus cuadros médicos.

Porque no es sólo una cuestión de estética, también es un asunto de salud y una inversión a largo plazo. Por eso, teniendo en cuenta la inseguridad que producen las franquicias de bajo coste tras los últimos acontecimientos  y que los precios de los dentistas para consultas individuales son elevados, contratar un seguro dental se perfila como una muy buena opción, además de las ventajas y seguridad que conlleva siempre contar con un seguro, que en este caso además puede ir asociado al seguro de salud. Dado que la sanidad pública cubre solamente las necesidades básicas, como extracciones y poco más, esta alternativa ofrece cada día mejores coberturas con tecnologías más avanzadas, incluyendo pruebas diagnosticas, limpiezas, fluorizaciones, consultas, y con distintas modalidades de contratación. La alimentación es el combustible de nuestro organismo y  una buena salud bucal es un escudo que nos protege de muchas enfermedades y mejora nuestro aspecto.

Para saber más sobre este tipo de seguro; coberturas, ventajas y la modalidad que se ajusta mejor a su perfil,  puede pedir asesoramiento especializado en su correduría de seguros. Es un seguro muy técnico y profesional, no apto para una compra compulsiva.

Fuente: eleconomista.es y elaboración propia

 

Etiquetas: ,

Reducción de las primas en seguros de salud: la guerra de precios

ahorro en el precio del seguro de saludA la hora de contratar un seguro, en la mayoría de los casos, los tomadores toman la decisión final en función del precio, lo que ha provocado una auténtica guerra con fuertes descuentos entre aseguradoras que destaca especialmente en el ramo de seguros de salud, tanto para captación como para fidelización de clientes.

Gracias a que este sector no se ha visto resentido en los últimos años, de hecho ha crecido a tasas anuales del 3%, es sostenible la oferta y contraoferta de compañías, lo que demuestra que las familias no han renunciado a este tipo de productos con la crisis, de hecho entre enero y septiembre, las aseguradoras que operan en este ramo ingresaron 5.562 millones de euros en primas, un incremento del 3,31% respecto a la facturación del ejercicio anterior.

Pero aunque el precio es importante no podemos perder de vista lo esencial de un  seguro, como las coberturas incluidas, las carencias, la aceptación de las enfermedades preexistentes por parte de la nueva compañía o el cuadro médico (el conjunto de hospitales, centros sanitarios y médicos o especialistas a los que puedes acudir, que puede ser reducido), y leer muy bien las pólizas de seguros con ofertas muy agresivas.

Una oferta con un gran descuento puede tener un tiempo muy limitado y  que a partir de una edad la prima suba de forma considerable, o que incluya a toda la familia y no permita asegurar por separado. Por eso, en esta batalla de precios hay que elegir bien y guiarse por la relación calidad-precio del producto como único criterio, es de gran ayuda contar con los servicios de una correduría para no dejarnos llevar por la oferta más atractiva a primera vista y encontrarnos con alguna “sorpresa” después.

Fuente: cincodias.com y elaboración propia

 

Etiquetas:

Seguros médicos con cobertura en el extranjero

seguro-medico-extranjeroYa sea en viajes de placer o por trabajo, pueden presentarse situaciones de accidente o enfermedad  imprevistos fuera del país de residencia, y entonces, ¿a cuánto ascenderían los gastos médicos? ¿Podríamos asumirlos? Son preguntas que no deberían preocuparnos si antes de viajar nos hacemos otra pregunta: ¿mi seguro médico tiene cobertura en el extranjero? ¿Qué cubre?

 

Es algo a tener muy en cuenta, aunque nuestro destino se encuentre dentro de la Unión Europea, ya que la tarjeta sanitaria europea no cubre el tratamiento para enfermedades o lesiones anteriores a la estancia temporal en el país, repatriaciones ni traslado de familiares.

Entre la oferta de seguros de salud hay diversas modalidades que incluyen coberturas en el extranjero para salidas puntuales. Desde seguros anuales, seguros para estudiantes, seguros de esquí, actividades deportivas, ocio y seguros para las empresas, con diferentes modalidades de contratación: Básica, Ampliada e Integral.

 

También existen seguros de salud expresamente para viajar al extranjero, que cubren viajes o estancias de hasta un año, incluyendo gastos médicos y hospitalarios, gastos odontológicos de urgencia, farmacéuticos, el transporte sanitario, la pérdida del equipaje y los gastos de asistencia jurídica.

 

A la hora de contratar un seguro médico privado hay que investigar las diferentes ofertas, precios y coberturas incluidas, además de la experiencia de cliente en el servicio post-venta. Acudir a una correduría de seguros puede ser una buena opción para contrastar con su ayuda las diferentes opciones de una gran selección de aseguradoras.

Fuente: dmedicina.com y elaboración propia

 

Etiquetas: , ,