RSS

Archivo de la categoría: seguros agropecuarios

DIFERENCIAS ENTRE HUEVOS DE JAULA, CAMPEROS Y ECOLÓGICOS

DIFERENCIAS ENTRE HUEVOS DE JAULA, CAMPEROS Y ECOLÓGICOSEn la variedad está el gusto y el gusto variado. Los hay azules, blancos, amarillos, verdes, pintados, grandes, pequeños, enormes. Vamos a hablar de un alimento rico en nutrientes, de gran aporte proteico, que contiene gran cantidad de vitaminas, minerales y ácidos grasos y posee gran versatilidad, ya que con él se pueden elaborar tanto platos dulces como salados, pero que en los últimos años ha generado gran controversia debido a los método de cría utilizados para su obtención: el huevo. Es imposible precisar cuando el hombre comenzó a consumirlo, aunque se sabe que la avicultura se originó hace unos 8000 años en el sudeste de Asia, donde sus habitantes iniciaron la domesticación de las gallinas. Desde la India, acompañando a las tribus nómadas, las gallinas cruzaron Mesopotamia hasta llegar a Grecia y al resto de Europa. Pero no es hasta finales del siglo XX cuando la avicultura pasa de ser una labor familiar de autoabastecimiento y comercio menor a una actividad empresarial, con granjas de mucho mayor tamaño que incorporan en sus instalaciones las tareas de clasificación, envasado y comercialización de huevos, e incluso la fabricación de los piensos para la alimentación de las aves.

Mientras las mejoras tecnológicas conseguían aumentar la producción de huevos, la calidad de vida de las aves empeoraba significativamente. Hasta la aprobación de la Directiva 1999/74/CE del Consejo Europeo en 1999, en la que se establecieron las normas mínimas de protección de las gallinas ponedoras, éstas permanecían confinadas en jaulas minúsculas, sin luz natural ni la posibilidad de salir al exterior. En la actualidad, gracias a la creciente preocupación del consumidor en torno al bienestar animal, se observa en varios países europeos y también en los Estados Unidos una gran demanda de “huevos sin jaulas”. Son muchos los establecimientos que se han hecho eco de esta tendencia y han decidido eliminar los huevos de las gallinas enjauladas de forma progresiva, poniendo como fecha límite el 2025, ejemplos de ello son varias cadenas de supermercados.

Un consumidor consciente y preocupado por el bienestar animal, debe conocer los distintos modos de cría de las aves ponedoras, ya que ellos son los que determinan cada tipo de huevo que puede adquirir en el supermercado:

  • Huevos de gallinas criadas en jaula: Hoy en día es el método de cría más extendido, pero también el más estresante para el animal, ya que dispone de poco espacio habitable. Las gallinas viven en jaulas de las que no salen nunca, habilitadas para que tengan acceso al pienso, al agua y para facilitar la recogida de huevos.
  • Huevos de gallinas criadas en suelo: Las aves son criadas en naves, por donde pueden moverse libremente, pero no salir al exterior. Su alimento principal es el pienso.
  • Huevos de gallinas camperas: En este método, las gallinas disponen de más libertad, ya que además de criarse en naves cubiertas, disponen de espacio al aire libre. Su alimento principal también es el pienso.
  • Huevos de gallinas ecológicas: Las aves viven en las mismas condiciones que las gallinas camperas, pero son alimentadas con pienso de producción ecológica.

 

Estas variedades están claramente señaladas en sus envoltorios, pero también encontraremos toda la información de su procedencia en el código alfanumérico grabado en cada huevo, que se compone de un número, seguido de dos letras y otros ocho números. El primer dígito es el que determina la forma de cría:

 

  • El 0 indica que se trata de huevos ecológicos.
  • El 1 indica que se trata de huevos de gallinas camperas.
  • El 2 indica que se trata de huevos de gallinas criadas en el suelo.
  • El 3 indica que se trata de huevos de gallinas criadas en jaula.

 

Las letras que veremos a continuación determinan el país de la Unión Europea de procedencia del huevo, por ejemplo (ES) indica que las gallinas han sido criadas en España. Los dos números siguientes corresponden a la provincia y las tres cifras posteriores indican el municipio. Los tres últimos dígitos identifican la granja de origen, la cual está obligada a cumplir unos requisitos comunes tales como un nivel bajo de ruido, iluminación adecuada con periodos de luz y oscuridad, dispositivos que permitan inspeccionar las gallinas y una serie de elementos de enriquecimiento ambiental tales como aseladeros y yacija. Otro elemento imprescindible para cualquier granja es estar cubierta por un buen Seguro avícola, como el que nos ofrece la Correduría José Silva, que proporcionará la protección y garantía que todo granjero necesita.

 

Fuentes: mapama.gob.es, alimentacion.es y elaboración propia.

 

Anuncios
 

Etiquetas: , , , ,

CÓMO MONTAR UNA GRANJA ECOLÓGICA EN TU PROPIEDAD

Productos de una granja ecológica

En muchos pueblos y aldeas de España existe la posibilidad de arrendar tierras y lugares donde desarrollar proyectos ilusionantes. Desde hace algunos años está en auge el estilo de vida sana y cada vez más personas jóvenes y ejecutivos, que buscan un reencuentro con su vida, modifican sus hábitos alimenticios, centrándose en su salud y uniéndose a una corriente que huye de alimentos procesados, artificiales o transgénicos. El mercado de productos biológicos se ha convertido en un modelo de negocio de éxito para muchos pequeños productores del sector agroalimentario, que siguen los principios de una producción respetuosa con el medio ambiente. El principal objetivo de una granja ecológica es proporcionar alimentos naturales, saludables y de gran calidad, aprovechando los recursos naturales de una manera sostenible y racional, garantizando el bienestar animal y el uso de productos libres de sustancias químicas. Si estás planeando montar un pequeño negocio rural quizás te interese conocer las siguientes pautas necesarias para poder llevarlo a cabo con éxito.

Para mejorar la fecundidad de la tierra y la distribución local de los productos, es preferible que el tamaño de la granja ecológica sea limitado y el número de animales reducido. Esto brinda a los propietarios de pequeñas fincas la posibilidad de desarrollar este tipo de negocio, aunque es recomendable para personas que tengan conocimiento sobre el mundo de la agricultura y que sean conscientes de que esta actividad no es de rápida rentabilidad, ya que la tierra y los animales poseen sus ciclos biológicos que hay que conocer y respetar.

Los productos que podremos comercializar serán de origen animal o vegetal, aunque una buena idea para comenzar sin que la cantidad de inversión inicial sea grande es especializarse en avicultura, es decir en producción de huevos ecológicos. A medida que el negocio vaya creciendo y aumente el número de aves, se podría comercializar también la carne y comenzar a rentabilizar el terreno con la plantación de productos vegetales. La recuperación de aves autóctonas es una actividad valoradas en las Comunidades Autónomas y apreciada por los consumidores. El capón, pularda , picantón , coquelet , pollo campero, pollo negro, gallo, pintada, pavo, ganso, pato, avestruz, faisán, paloma, codorniz, becada y alguna más.

Los clientes podrían ser cooperativas, mercados, minoristas e incluso la hostelería, pero lo ideal sería vender directamente al público, que es de donde se obtienen mayores beneficios. Para ello es fundamental darse a conocer en Internet, a través de una página web propia o de las redes sociales, aunque la publicidad en radios y periódicos locales e incluso el buzoneo son opciones que también conviene valorar, respetando el medioambiente y las normativa sobre publicidad.

Para este tipo de negocio la plantilla debe contar con al menos tres trabajadores a jornada completa, dos de ellos se encargarán de las tareas agrícolas diarias y el restante a las labores administrativas, de planificación y atención al cliente, cargo que normalmente realiza el emprendedor. Recordemos que todos ellos deberán estar dados de alta en el Régimen de la Seguridad Social, sistema especial para trabajadores por cuenta propia agrarios.

Antes de empezar con la tramitación administrativa es aconsejable realizar un proyecto técnico, donde se estudiará la viabilidad del negocio y una estimación del presupuesto necesario. Los elementos básicos que conformarán este proyecto son los siguientes:

  • La memoria, donde se detallarán tanto los datos mínimos que explican la finalidad de tu negocio como las soluciones y los Seguros agropecuarios que cubrirán los posibles problemas que puedan surgir a lo largo de la realización del mismo. Los seguros siempre son rentables en caso de siniestro.

  • Los planos, donde se plasmarán las construcciones con las que vas a contar en tu negocio.

  • Los pliegos de condiciones, que marcará las pautas imprescindibles para que tu proyecto sea llevado a cabo y responden a todas las cuestiones de carácter técnico, económico o administrativo.

  • El presupuesto, en el que se reflejarán los gastos necesarios, el desglose de precios y las cuantías totales, así como la final.

El proyecto técnico también te será de gran utilidad para conseguir la licencia de obra y la licencia de actividad, documentos necesarios para poder poner en marcha tu negocio. Deberás solicitarlas en el Ayuntamiento de la localidad donde establecerás la granja, y su concesión suele resolverse en un plazo de unos tres meses.

Algo realmente imprescindible con lo que debes contar antes de poner en marcha tu negocio es un buen seguro que te ofrezca toda la protección y tranquilidad que necesitas para tu granja y que incluya coberturas por muerte de ganado, robo, daños eléctricos y daños atmosféricos. En José Silva Correduría de Seguros te proponen el Seguro para granjeros Granja Like, que posee dichas coberturas y muchas más ventajas. No dudes en comentar si deseas obtener más información.

Fuentes: boe.es, emprendedores.es y elaboración propia.

 

 

 

 

Etiquetas: , , ,