RSS

Archivo de la categoría: Uncategorized

LOS ACCIDENTES DOMÉSTICOS MÁS COMUNES: CÓMO PREVENIRLOS

Si hiciéramos algunos cambios en prevención doméstica, los accidentes en el entorno del hogar se podrían evitar o minimizar, porque lamentablemente a veces solo tomamos conciencia después de una visita al hospital.

Las causas de accidentes domésticos más comunes son las siguientes:

  1. Caídas: los más vulnerables son los niños y los Por supuesto hay que evitar encerar los suelos y dejar cosas por medio, pero lo más importante es proteger todas las esquinas acolchándolas, cubrir los accesos a escaleras, ventanas y balcones. Eliminar las banquetas para coger cosas y cambiar las bañeras por platos de ducha, especialmente en el caso de las personas mayores. Mira a tu alrededor y actúa sin demora.
  2. Intoxicaciones: lo normal es que los adultos no se intoxiquen, pero los niños son muy susceptibles a éste riesgo, también las personas mayores si rellenamos envases de bebidas con productos agresivos. Lo importante además de guardar todos los productos en su envase correspondiente, dejarlos fuera del alcance de los niños, en muebles cerrados con llave o protegidos. También hay que tener en cuenta que no todo el mundo sabe por ejemplo que mezclar amoniaco y lejía es peligroso, que la sosa cáustica usada para desatascar tuberías es muy corrosiva y que ni siquiera deben guardarse cerca, o que debe cortarse la luz si se va a cambiar una bombilla o realizar una conexión.
  3. Asfixia: el mayor riesgo de asfixia para los niños pequeños o bebés existe con el agua, dos centímetros de agua son suficientes para que un bebé se ahogue en veinte segundos de despiste. Las piscinas privadas y domésticas son las mayores causantes de muertes o accidentes infantiles, este verano han fallecido en España más de 400 personas por ahogamiento. Esto se puede paliar con nuevas tecnologías como pulseras que pitan al contacto con el agua o bañadores que flotan, sin que ello pueda sustituir a la única solución infalible, que es la vigilancia
  4. Quemaduras: la cocina es un lugar muy peligroso para los niños y bebés, cualquier elemento que haya allí puede ser perjudicial para ellos. La única solución es evitar que entren y tener lo peligroso fuera de su alcance. La plancha, una olla recién retirada del fuego, agua hirviendo, el horno funcionando que alcanza temperaturas de 200 grados centígrados. Jamás pierda de vista éstos detalles.
  5. Incendios: Cables en mal estado o una deficiente instalación eléctrica pueden causar un incendio. Algunos consejos de sentido común son no fumar en la cama, no vaciar ceniceros con cigarrillos mal apagados, no dejar la plancha enchufada sobre alguna prenda, no dejar braseros o similares encendidos. Lo más recomendable es tener un pequeño extintor en casa, un detector de humo (por 25 euros se pueden salvar vidas) y una potente alarma. Un conato de incendio tarda un minuto en ser incontrolable.
  6. Electrocuciones: podemos sufrir una electrocución -muerte provocada por una corriente o descarga eléctrica- de muchas maneras, ya sea simplemente con tocar un aparato eléctrico con las manos mojadas o los pies descalzos, o colocar la estufa a menos de un metro del agua.

Todos estos consejos o indicaciones parecen sencillos y simples, pero no todo el mundo los conoce o les da la importancia que merecen. Aunque tomemos todas las prevenciones posibles, siempre queda un componente a merced del azar, ya que somos humanos y nuestros errores pueden desembocar en trágicos accidentes. Para cubrir estas eventualidades, nos queda siempre la protección de un seguro de hogar, que podrá ayudarnos a afrontar los gastos o consecuencias de cualquier incidente en la vivienda.

Fuentes: elaboración propia

Anuncios
 
 

¿POR QUÉ DAR DE ALTA A MI NIÑERA O CUIDADOR?

Desde que la mujer está incorporada al mundo laboral por cuenta ajena o propia, la conciliación familiar precisa de ayuda externa altruista o remunerada. Si tenéis niños pequeños, seguro que en más de una ocasión habéis tenido que hacer uso de una niñera o “canguro”. Algunas familias también tienen a tiempo completo a sus cuidadores varios días a la semana, o incluso como internas. Aunque a veces no se considere como tal, es un trabajo reconocido, al igual que el de cualquier otro empleado del hogar, y por tanto debe darse de alta en la Seguridad Social por parte de las familias empleadoras. Esto tiene tres ventajas: el beneficio económico propio y de la sociedad, la seguridad en el hogar y los derechos del empleado.

Desde el punto de vista del beneficio económico, no todo el mundo sabe que se puede desgravar el 15% de la cuota fija de la Seguridad Social hasta un máximo de 250 euros, y es posible una reducción del 20% de la cotización de la Seguridad Social si se contrata a una persona que no hubiera estado dada de alta en el Régimen Especial de Empleados del Hogar a tiempo completo en 2011, pudiendo llegar dicha reducción hasta el 45% en el caso de las familias numerosas. Las familias están más seguras si tienen los papeles en regla. Actualmente, en España hay 700.000 empleados del hogar aproximadamente y de esos, solo el 60% están dados de alta en la Seguridad Social. Si esas personas cotizaran, el gobierno podría recaudar unos 640 millones de euros anuales, cantidad equivalente a la prestación por desempleo de 60.000 personas en un año.

Los empleados del hogar y entre ellos las niñeras, por supuesto hombres o mujeres, también tienen derechos: prestación sanitaria en caso de accidente, optar a una jubilación, cobrar prestación por baja por enfermedad o accidente, cobrar el salario mínimo interprofesional y derecho a vacaciones y descansos legales. Además de estos derechos regulados por ley, es muy recomendable que el seguro de hogar familiar incluya la garantía de responsabilidad civil familiar o general, para que cualquier daño causado por el empleado del hogar sea cubierto por el seguro (si no se incluye esta cobertura, sería el empleador quien tenga que hacerse cargo de cualquier desperfecto o accidente ocasionado por el empleado de hogar, mientras actúe siguiendo sus instrucciones o esté en su horario laboral).

Por último, queremos hablar de un caso cada vez más frecuente que también debe ser considerado: el de las “madres de día”, que acogen y cuidan a niños en el propio hogar del cuidador. En este caso es importante contar con un seguro de responsabilidad civil profesional, que cubre a la persona por los posibles daños causados a un tercero como consecuencia de una acción u omisión negligente durante el ejercicio de la actividad laboral. Si ya se cuenta con un seguro de hogar, se puede acudir a la correduría de seguros para ampliarlo y poder cubrir esta nueva actividad laboral sin tener que contratar un seguro nuevo.

En definitiva, tener todo en regla es una garantía de seguridad y una tranquilidad .Trabajar con niños es gratificante pero de alto riesgo.

Fuentes: cincodías.elpais.com y elaboración propia.

 

Vuelve, a casa vuelve, por Navidad: 10 consejos para viajar seguros

coche-navidad.jpg

Ha llegado el momento de planificar el viaje de las navidades. En el periodo del año en el que más accidentes mortales se producen en las carreteras y en el que cerca de 16 millones de españoles se desplazarán para disfrutar de esta época tan familiar, hemos recopilado una serie de consejos para que todos viajen seguros y lleguen a casa por navidad:

  • Poner a punto el vehículo: acudir a un taller para revisar el sistema de frenado, neumáticos, tubo de escape amortiguadores, iluminación, limpiaparabrisas, baterías, niveles de aceite, refrigerante, etc.
  • Preparar el viaje evitando, si te lo puedes permitir, los días y horarios en que se prevé una mayor intensidad de circulación.
  • Estudiar bien el camino con antelación, rutas alternativas, dónde comer, dónde repostar e incluso dónde No lo fíes todo al GPS o las APPs porque la red tiene fallos y la información hay que actualizarla.
  • Informarse sobre el estado de las vías; puedes consultar algunas webs como la de la DGT.
  • Disponer de gafas de repuesto y un duplicado del juego de llaves del vehículo, te ahorrará
  • Además de llevar toda la documentación reglamentaria del vehículo y su seguro (Permiso de Circulación, la ficha de la Inspección Técnica de Vehículos y el recibo en vigor de su seguro), llevar un listado de talleres oficiales de la marca de su vehículo y su ubicación para en caso de avería, tener claro dónde te pueden solucionar el problema.
  • Tener a mano los objetos personales que pudieras necesitar durante el viaje y el teléfono de asistencia en viaje a mano, para que en caso de incidencia, dispongas de un recurso que te evite sobresaltos. Planifica la carga de bultos en el maletero, si sufres un pinchazo tendrás que utilizar el chaleco obligatorio, el triángulo señalizados y acceder a la rueda de repuesto.
  • Sintonizar la radio durante el viaje para informase sobre las predicciones meteorológicas, el estado de las carreteras y las indicaciones oficiales que estén dando, y así poder optar por rutas alternativas en caso de atasco.
  • Viajar de noche puede ahorrarte una caravana, pero no debe hacerse si te sientes cansado o con sueño. Además es preferible viajar durante el día, sobre todo si se tienen problemas de vista o somos proclives a quedarnos dormidos. El error humano es la causa principal de accidentes.
  • Descansar durante el viaje: Es recomendable descansar cada dos horas o 200 kilómetros, dar un pequeño paseo y  beber alguna bebida refrescante, puesto que la fatiga reduce la capacidad física y de conducción, y aumenta el riesgo de accidentes. Las vacaciones comienzan desde que sales de tu casa, no cuando llegas al destino.

Fuente: fuentes del sector y elaboración propia

 

Seguros que reducen la factura fiscal

seguro.jpg

En ocasiones los trabajadores autónomos desconocen los tipos de gastos que se pueden deducir en su actividad empresarial, lo que les puede suponer declarar menos gastos de los que deberían.

¿Qué es deducible para un autónomo en el IRPF? Los autónomos que tributen en estimación directa (no para los que estén en módulos) pueden deducir de sus ingresos todos los gastos necesarios para su actividad, siempre que estén debidamente justificados, entre los que se encuentran las primas pagadas de los siguientes seguros:

  • Seguro médico y seguro de enfermedad: como ya tratamos esta semana en un artículo sobre el seguro de salud, el autónomo se puede deducir en el IRPF las primas de seguros médicos, tanto el suyo como el de su cónyuge y de sus hijos menores de 25 que convivan con él, con el límite máximo de deducción de 500 euros por persona y año. Serán válidas aquellas pólizas donde el autónomo sea el tomador.
  • Seguro de vida: Dentro de los seguros de vida, la deducción se aplica a los seguros de riesgo, aquellos que cubren la posibilidad de una indemnización en caso de fallecimiento o invalidez (hasta 500 euros)
  • Seguro de coche de la empresa: La deducción del seguro del coche se puede hacer siempre y cuando el coche esté afecto al 100% para la actividad.

Seguros como los de responsabilidad civil o de protección contra robo o incendio del local del negocio.

Además, si un autónomo tiene a su cargo trabajadores contratados podrá deducir los mismos seguros y cantidades anteriores si contrata estos seguros para sus empleados. De esta forma  la cuota pagada por la empresa por persona es deducible como “otros gastos sociales”.

Como vemos, estos seguros aportan un valor añadido a profesionales y autónomos, y pueden reducir la factura fiscal. Si no tiene contratado alguno de ellos y quiere informarse sobre cuál es más apropiado para su actividad empresarial de entre toda la oferta aseguradora no dude en solicitar información sobre ventajas, precios, y coberturas a un asesor especializado.

Fuente: cincodias.com y elaboración propia

 

La omisión de datos en la contratación de un seguro tiene consecuencias

o-MENTIR-facebook.jpg

Omitir datos trascendentales a la hora de contratar un seguro puede dejar sin indemnización al tomador o a sus beneficiarios, como ha atestiguado una reciente sentencia de la Audiencia Provincial de Asturias en un seguro de vida riesgo. Así lo refleja la Ley de Contrato de Seguro en su artículo 10:

El tomador del seguro tiene el deber, antes de la conclusión del contrato, de declarar al asegurador, de acuerdo con el cuestionario que éste le someta, todas las circunstancias por él conocidas que puedan influir en la valoración del riesgo” a lo que añade que “Quedará exonerado de tal deber si el asegurador no le somete cuestionario o cuando, aun sometiéndoselo, se trate de circunstancias que puedan influir en la valoración del riesgo”.

En la sentencia se desestima la demanda de dos personas frente a una aseguradora a la que reclamaban 61.482,38 euros como indemnización tras la muerte de su padre y tomador del seguro. El padre de los demandantes suscribió una serie de pólizas con una entidad bancaria de forma simultánea a la concesión de préstamos concertados con la entidad, perteneciente al mismo grupo empresarial que la aseguradora demandada. Para la contratación el tomador firmó un cuestionario que incluía una relación de preguntas concretas sobre enfermedades específicas, entre otras, infecciosas, en las que no declaró que le había sido diagnosticado hacía dos años el VIH (virus de la inmunodeficiencia humana).

Por ese motivo, la Audiencia Provincial de Asturias ha establecido que existió por el tomador una infracción por la omisión de datos transcendentales sobre su verdadero estado de salud, lo que faculta a la aseguradora a oponer la llamada exceptio doli y liberarse de su obligación de pago de la correspondiente indemnización.

Como vemos es muy importante contestar correctamente a toda la información que se debe mostrar en preguntas claras, nunca deben estar sujetas a interpretaciones y que suelen estar divididas en tres grupos:

  • Hábitos de salud: con preguntas sobre consumo de tabaco o bebidas alcohólicas.
  • Historial médico: cuestiones relacionadas a enfermedades que haya sufrido, dolencias crónicas, intervenciones quirúrgicas, bajas médicas, etc.
  • Estado actual: alergias, tratamientos médicos actuales, etc.

En el caso de existencia de alguna duda sobre las mismas, es importante que se dirija a su Correduría de Seguros y/o a un servicio médico para aclarar el alcance de la pregunta y las consecuencias de su respuesta, ya que el error o la falsedad en los datos no sólo podría dejar sin cobertura algunos servicios, podría llegar a invalidar la póliza contratada.

Fuente: grupoaseguranza.com, cincodias.com y elaboración propia

 

¿Contrato una Invalidez Permanente Absoluta o una Invalidez Total Profesional?

850_400_invalidez-absoluta.jpg

La invalidez es un riesgo al que estamos expuestos las personas a consecuencia de una enfermedad o accidente, por el hecho de estar vivos, ejercer una actividad por cuenta propia o ajena, o por la práctica deportiva, en el mundo asegurador es una garantía complementaria a la principal del fallecimiento. La duda sobre la invalidez/incapacidad absoluta y la total profesional puede surgir entre los interesados en contratar un seguro de vida, especialmente porque el precio de ambas garantías es muy distinto y puede aflorar el pensamiento de que “con lo más barato me llega”. Las incapacidades permanentes se dividen en diversos grados de acuerdo con el porcentaje de reducción de la capacidad de trabajo que sufra la persona, clasificándose en los siguientes: parcial, total, absoluta y gran invalidez.

De esta forma la incapacidad permanente total para la profesión habitual inhabilita al trabajador para realizar las labores principales de dicha profesión, pero puede dedicarse a otra distinta, y la incapacidad permanente absoluta para todo trabajo inhabilita por completo al trabajador para cualquier oficio o profesión. Ambas situaciones pueden calificarse como gran invalidez, cuando, además de las pérdidas anatómicas o funcionales precisen asistencia de otra persona para actos esenciales de la vida.

Veamos la diferencia de ambas coberturas con dos ejemplos, el caso de un agricultor que tras sufrir un accidente tiene una lesión irreversible en la espalda que le impide hacer su trabajo. Si su seguro tiene una cobertura por invalidez permanente absoluta no recibirá indemnización alguna, puesto que puede ejercer otro tipo de trabajos (por ejemplo un trabajo en una oficina o que no requiera ciertos movimientos y esfuerzos sobre la espalda). Este profesional sólo recibiría una indemnización en caso de tener cobertura de invalidez total.

Supongamos la situación de un joven deportista que se desplaza con su motocicleta desde su casa a la universidad y los fines de semana juega al fútbol en un equipo de la liga local, pero tiene una gran proyección deportiva. Desgraciadamente sufre un accidente al chocar contra una valla protectora y pierde su pierna derecha. Con la garantía de invalidez total profesional recibiría una indemnización completa y podría finalizar sus estudios, sin embargo con la garantía de invalidez permanente absoluta sólo recibiría una indemnización parcial si tuviese seguro de accidentes, pero no recibiría nada por el seguro de vida riesgo.

Por lo tanto, esta terminología se utiliza para determinar las distintas modalidades de contratación posibles de un seguro de vida o accidentes, en el que la garantía básica, mínima a contratar, es el fallecimiento. Así que si queremos contratar cualquiera de estas garantías de invalidez tendremos que hacerlo teniendo claro cuál es el objeto de la póliza a suscribir.

Si desea información sobre las coberturas que puede incluir su seguro de vida puede informarse a través de un asesor especializado.

Fuente: jubilaciondefuturo.es y elaboración propia

 

Glosario de términos financieros relacionados con las pólizas de vida ahorro

glosario.jpg

Si estamos interesados en contratar un seguro de vida ahorro sobre los que hemos hablado recientemente y queremos informarnos, es importante conocer una serie de términos sobre estos productos que se utilizan diariamente y otros que pueden aparecer en una póliza de seguro.

A continuación ofrecemos una recopilación de algunos términos para estar familiarizados con ellos en los que el lenguaje utilizado para su definición se ha simplificado notablemente para hacerlos más accesibles:

  • TAE: Es la Tasa Anual Equivalente, un indicador que revela el coste o rendimiento efectivo de un producto financiero, ya que incluye el interés, los gastos y las comisiones bancarias.
  • TIR: tasa interna de rentabilidad, refleja la rentabilidad neta, descontados los gastos de gestión y la prima de riesgo en los seguros de ahorro.
  • Tipo de interés: Se puede definir de una forma sencilla como el precio a pagar por el uso de una cantidad de dinero durante cierto período de tiempo. Se diferencia del TAE en que no recoge ni gastos ni comisiones.
  • Liquidez: Es la capacidad y la rapidez de un bien de ser fácilmente transformado en dinero efectivo.
  • Vencimiento: Es la fecha en la que expira un contrato financiero, o aquella en la que se devuelve una inversión.
  • Rescate: es la acción de recuperar anticipadamente todo o parte del ahorro acumulado en un seguro, incluyendo la rentabilidad acumulada que en su caso corresponda.
  • Dividendo: Parte del beneficio de una compañía que se reparte entre sus accionistas por ser los propietarios de la entidad
  • Participación en beneficios: es una cláusula existente en algunos seguros de ahorro merced a la cual, si los resultados financieros o de otra naturaleza obtenidos por el asegurador resultasen estar por encima de un determinado nivel, en seguros se utiliza el término “interés técnico”, el cliente recibe una participación en dichos beneficios.
  • Interés técnico: es la rentabilidad mínima garantizada para toda la duración de un seguro de vida ahorro.
  • Fondo de inversión: Es una forma de organizar un patrimonio de múltiples inversores sin personalidad jurídica, y con la administración de una sociedad gestora.
  • Apalancamiento: Es el acto de endeudarse para obtener una mayor rentabilidad (asumiendo por ello un mayor riesgo). Se trata de, con una pequeña inversión, optar a un beneficio mucho mayor (y también a una pérdida). Requiere amplios conocimientos y mucha sangre fría.
  • Renta actuarial: una renta actuarial es aquella cuya cuantía ha sido calculada no sólo teniendo en cuenta cálculos financieros (rentabilidad del dinero) sino también cálculos actuariales (probabilidad de supervivencia del rentista, esperanza de vida, etc.). En consecuencia, las rentas actuariales suelen ser vitalicias, lo cual quiere decir que se garantiza su pago durante toda la vida del beneficiario, independientemente de los años que viva. Actualmente es una excelente fórmula para invertir cantidades a partir de 50.000 euros.
  • Unit linked: esta expresión inglesa quiere decir «vinculado a unidades de cuenta», aunque en español también se suele definir como «seguros en los que el tomador asume el riesgo de la inversión». Son seguros de ahorro que no garantizan rentabilidad mínima, pero en la que el cliente tiene el poder de decidir dónde se invierte su dinero, y cambiar esas inversiones.
  • Periodo o plazo de carencia. Periodo comprendido entre el momento en que se formaliza la póliza y una fecha posterior determinada, durante el que no surten efecto las garantías previstas en la póliza.

El argot financiero y asegurador, no trata de ser ocultista, sino de expresar de forma concisa lo que se ofrece al consumidor, por esto es muy importante  entender lo que se firma (la banca hizo verdaderos abusos de confianza en la venta de productos financieros) y desde luego utilizar siempre los servicios de profesionales del seguro que expliquen con detalle lo que se está contratando.

Fuente: unespa.es y elaboración propia