RSS

NUEVAS NORMAS PARA LA VENTA Y TENENCIA DE MASCOTAS

seguro animales de compañíaEn Europa el reconocimiento de los derechos de los animales avanza imparable, fundamentalmente por la sensibilización del animal humano, lo palpamos con las manifestaciones en contra del maltrato a los toros y cabras en las fiestas populares y el transporte de animales vivos. Ahora el nuevo reglamento de la Ley de protección de los animales de compañía de la Comunidad de Madrid recoge una normativa mucho más beneficiosa para las mascotas y menos orientada al beneficio económico de la venta de las mismas.

La medida más importante es que a partir de ahora los propietarios de animales de compañía serán sometidos a un mayor control, realizando un reconocimiento veterinario una vez al año y obligando a la vacunación contra la rabia. Y además, deberán contratar un seguro de responsabilidad civil para cubrir los posibles daños que puedan ocasionar.

Si el animal es potencialmente peligroso, el propietario o cualquier persona que quiera disponer de la licencia para su tenencia deberá contratar un seguro de responsabilidad civil por importe superior a 120.000 euros.

Asimismo, si en el mismo domicilio se tienen más de cinco gatos o perros, esto será condicionado a una autorización del Ayuntamiento, que comprobará que se cumplen los requisitos del bienestar animal y que no se va a realizar ninguna actividad económica con ellos.

También cabe destacar otras medidas relevantes de esta nueva ley: en una tienda de animales sólo se podrán tener ocho perros y ocho gatos, disponiendo de cuatro metros cuadrados cada uno. Además debe tener un cuidador durante las horas que la tienda esté cerrada al público. Asimismo, si se posee un perro que sea potencialmente peligroso, tendrá que ser esterilizado.

Este texto eleva las medidas mínimas de protección y bienestar animal en las tiendas, procederán de los criaderos de nacimiento de los animales y serán vendidos sin intermediarios. Se suministrará al consumidor toda la información derivada del criadero, su número de registro, de sus progenitores, su número de microchip y el registro de identificación donde se inscribieron.

Otra de las normas que se extraen del articulado es que los perros y gatos no podrán estar más de dos semanas a la venta, contando desde la fecha de su entrada en el local. Una vez haya pasado ese tiempo, el animal será devuelto al criadero o bien se facilitará su adopción.

En definitiva, con este nuevo reglamento se garantiza el bienestar animal, tanto cuando buscan dueño como una vez que encuentran un hogar, que al fin y al cabo es lo más importante.

Fuentes: Fuente sectorial y elaboración propia.

Anuncios
 

Etiquetas: , , , ,

¿POR QUÉ DAR DE ALTA A MI NIÑERA O CUIDADOR?

Desde que la mujer está incorporada al mundo laboral por cuenta ajena o propia, la conciliación familiar precisa de ayuda externa altruista o remunerada. Si tenéis niños pequeños, seguro que en más de una ocasión habéis tenido que hacer uso de una niñera o “canguro”. Algunas familias también tienen a tiempo completo a sus cuidadores varios días a la semana, o incluso como internas. Aunque a veces no se considere como tal, es un trabajo reconocido, al igual que el de cualquier otro empleado del hogar, y por tanto debe darse de alta en la Seguridad Social por parte de las familias empleadoras. Esto tiene tres ventajas: el beneficio económico propio y de la sociedad, la seguridad en el hogar y los derechos del empleado.

Desde el punto de vista del beneficio económico, no todo el mundo sabe que se puede desgravar el 15% de la cuota fija de la Seguridad Social hasta un máximo de 250 euros, y es posible una reducción del 20% de la cotización de la Seguridad Social si se contrata a una persona que no hubiera estado dada de alta en el Régimen Especial de Empleados del Hogar a tiempo completo en 2011, pudiendo llegar dicha reducción hasta el 45% en el caso de las familias numerosas. Las familias están más seguras si tienen los papeles en regla. Actualmente, en España hay 700.000 empleados del hogar aproximadamente y de esos, solo el 60% están dados de alta en la Seguridad Social. Si esas personas cotizaran, el gobierno podría recaudar unos 640 millones de euros anuales, cantidad equivalente a la prestación por desempleo de 60.000 personas en un año.

Los empleados del hogar y entre ellos las niñeras, por supuesto hombres o mujeres, también tienen derechos: prestación sanitaria en caso de accidente, optar a una jubilación, cobrar prestación por baja por enfermedad o accidente, cobrar el salario mínimo interprofesional y derecho a vacaciones y descansos legales. Además de estos derechos regulados por ley, es muy recomendable que el seguro de hogar familiar incluya la garantía de responsabilidad civil familiar o general, para que cualquier daño causado por el empleado del hogar sea cubierto por el seguro (si no se incluye esta cobertura, sería el empleador quien tenga que hacerse cargo de cualquier desperfecto o accidente ocasionado por el empleado de hogar, mientras actúe siguiendo sus instrucciones o esté en su horario laboral).

Por último, queremos hablar de un caso cada vez más frecuente que también debe ser considerado: el de las “madres de día”, que acogen y cuidan a niños en el propio hogar del cuidador. En este caso es importante contar con un seguro de responsabilidad civil profesional, que cubre a la persona por los posibles daños causados a un tercero como consecuencia de una acción u omisión negligente durante el ejercicio de la actividad laboral. Si ya se cuenta con un seguro de hogar, se puede acudir a la correduría de seguros para ampliarlo y poder cubrir esta nueva actividad laboral sin tener que contratar un seguro nuevo.

En definitiva, tener todo en regla es una garantía de seguridad y una tranquilidad .Trabajar con niños es gratificante pero de alto riesgo.

Fuentes: cincodías.elpais.com y elaboración propia.

 

¿ES JUSTO EXCLUIR POR EDAD O ENFERMEDAD EN EL SEGURO MEDICO O DE SALUD?

La esperanza de vida ha aumentado notablemente y uno de los factores que influyen en ello son los avances de la medicina y aquí radica el meollo de la cuestión que vamos a tratar. España ahora mismo es un país “envejecido”, la natalidad no supera el ratio de 1,5 y  nuestros mayores son cada vez más numerosos, aunque eso por supuesto es maravilloso, también hace que el Estado y  las Aseguradoras se echen las manos a la cabeza porque mantener los sistemas público y privado de salud requiere más inversión.

Vivir más significa también tener más posibilidades de tener enfermedades, algunas crónicas que implican un desembolso superior en medicamentos u hospitales.

Obviamente, desde un punto de vista económico, esto no es rentable para las aseguradoras, se dedican a este negocio con el fin de obtener beneficios para sus accionistas, que en ocasiones aumentan la póliza a sus asegurados o incluso les cancelan la misma. Aquí abrimos un debate, ¿es esto justo?

¿Es justo que a un asegurado después de pagar durante 40 años le incrementen la prima o nieguen la realización de pruebas?

¿Es justo que un asegurado trate de suscribir un seguro cuando descubre una enfermedad con alto coste de tratamiento?

Legal sí lo es, porque la ley de contrato de seguro permite que la aseguradora pueda cancelar el seguro con un preaviso fehaciente de dos meses y además tiene la obligación de ajustar sus tarifas al resultado técnico. El Tomador no tiene obligación de comunicar el agravamiento de su riesgo en las sucesivas renovaciones contractuales.

En nuestra opinión, habría que evaluar cada caso, si bien es cierto algunos clientes se pueden llegar a aprovechar de la situación y contratar una póliza una vez ya saben que están enfermos y no lo comunican a la aseguradora. En estos casos es indispensable un estudio pormenorizado de las condiciones y observar si realmente se conocían todas las condiciones o no. Si fuera cierto que existía una dolencia preexistente, debería ser justo poder cancelar la póliza, en caso de engaño, o aumentar la prima si es necesario, pero de igual forma que ocurre en el seguro obligatorio de responsabilidad civil, la prestación que ponga en peligro la vida del asegurado debería ser prestada y ejercer la reclamación correspondiente, en aplicación de cláusula a tal fin en las condiciones particulares.

Pese a la fama de nuestra picaresca, las personas no intentan sacar provecho de sus enfermedades y si ellos han contratado una póliza, la mantienen y pagan durante muchos años, y en el momento en que alcanzan una edad o se le diagnostica una enfermedad crónica se le aumenta el importe o se la cancela, es como si el seguro te “deja tirado” en el momento que más lo necesitas, cuando va a tener un gasto superior de medicamentos y asistencia médica en general. Actualmente el concepto del seguro está cambiando y lo hará más todavía, dejará de ser un producto contractual para convertirse en un paquete de servicios, que es una posibilidad que toda compañía de seguros debe poder contemplar. Aumentarle el importe de la póliza, cuando los ingresos disminuyen, es una medida discriminatoria que afecta a la credibilidad del sector asegurador, de igual manera que basar la estrategia de captación en una reducción de precio.

La salud es un valor apreciado y por tanto tiene que tener su precio, no admite estar de rebajas o prácticas low cost que nosotros traducimos libremente como de LOCOS.

Esta es nuestra opinión como Correduría de Seguros. ¿Es justo o no es justo variar las condiciones si varía la salud de los asegurados?

Fuentes: elaboración propia

 

Etiquetas:

No hipoteques a tus hijos con deudas fiscales: así puedes resolverlo

Tratamos en varias ocasiones sobre las ventajas y características de los seguros de vida como fórmula segura de ahorro; Como todo en esta vida tiene un final y cualquier plusvalía hay que declararla a la Agencia Tributaria, merece la pena ocuparnos de su tratamiento fiscal cuando se cobran estos seguros, ya que de ello dependerá quién debe hacer frente a los impuestos (si lo cobra el tomador del seguro u otra persona diferente como los herederos).

En el caso que el tomador del seguro  y el beneficiario sean la misma persona, el cobro de la prestación tributa por IRPF; en cambio si el tomador del seguro no es la misma persona que el beneficiario, la tributación se realiza según el impuesto de Sucesiones y Donaciones ( las Comunidades Autónomas aplican diferentes tipos, en algunas incluso es cero; Tan importante es la diferencia, que se dan casos de cambio de empadronamiento únicamente por éste motivo).

Asimismo, dentro del caso que el tomador y el beneficiario sean la misma persona, el tratamiento difiere según la forma de cobro de la prestación, en forma de capital (pago único), es considerado un rendimiento de capital mobiliario ,que se integra en la Base Imponible del ahorro, o en forma de renta temporal o vitalicia ( excelente tratamiento fiscal actualmente para personas con más de sesenta y cinco años de edad, que tratamos a continuación por su importancia).

La compañía de seguros aplicará una retención del 19% sobre el rendimiento generado exclusivamente.

Si el tomador del seguro decide cobrar el seguro en forma de rentas, las prestaciones son consideradas también rendimientos del capital mobiliario.

En las Rentas temporales , se considera rendimiento del capital mobiliario el resultado de aplicar a cada anualidad un porcentaje en función de los años de duración de la renta:

  • 15% cuando la duración de la renta es igual o inferior a 5 años.
  • 16%, duración superior a 5 años e igual o inferior a 10 años.
  • 20%, duración superior a 10 años e igual o inferior a 15 años.
  • 25%, duración de la renta superior a 15 años.

 En las Rentas vitalicias inmediatas, se considera rendimiento del capital mobiliario el resultado de aplicar a cada anualidad un porcentaje dependiente de la edad que tiene el beneficiario cuando se constituye la renta:

  • Rentas antes de cumplir los 40 años, porcentaje de la anualidad percibida incluida como rendimiento del capital mobiliario del 40%.
  • Entre 40 y 50 años, se les aplica un 35%.
  • Entre 50 y 59 años, se les aplica un 28%.
  • Entre 60 y 65 años, se les aplica un 24%.
  • Entre 66 y 69 años, se les aplica un 20%.
  • A los mayores de 70 años, se les aplica el 8%.
  • Las plusvalías obtenidas por un contribuyente mayor de 65 años estarán exentas si se reinvierten en una Renta Vitalicia.

También se puede constituir una Renta Diferida, de ésta forma una vez determinado el rendimiento de capital mobiliario calculado de acuerdo a los porcentajes que se apliquen a las rentas vitalicias o temporales, se incrementará en la rentabilidad obtenida hasta que se constituya la renta. Se trata de una magnífica fórmula de planificar la fecha de comienzo del cobro, mientras tanto el capital ahorrada acumula beneficios asegurados.

Con toda esta información, ya sabes cómo tributa el cobro de un seguro de vida, para más información, no dudes en buscar asesoramiento en una correduría de seguros y elegir el método que más te beneficie a ti y a los tuyos.

Fuente: información legal y elaboración propia

 

Etiquetas: , , , ,

Pasos a seguir si ocurre un accidente de tráfico

Ojalá no tengas que seguir estos pasos porque no hayas sufrido un accidente. Pero si ocurre, desde un pequeño percance a un accidente de gran envergadura, te damos las indicaciones que debes seguir para que en una situación así, y con los nervios, sepas cómo actuar.

1- Si el accidente solo ocasiona daños materiales al vehículo y a los objetos transportados durante el accidente, lo mejor es tratar de llegar a un acuerdo amistoso con el otro conductor implicado, para que ambos cumplimentéis el parte amistoso de accidente (en papel o digital) que proveen las compañías de seguro o puedes descargarte en nuestra web. En este documento quedarán recogidos los datos del propietario del vehículo, de los conductores, del vehículo, así como los daños ocasionados y el punto de choque. Debe firmarse por ambos conductores y serán las compañías de seguro las encargadas de la reparación de los daños, en aplicación de los convenios sectoriales. Todo resulta más sencillo.

iParte, la aplicación para dar partes de accidente desde tu móvil

Si hubiese discrepancias sobre quién ha sido el culpable, el propio documento facilita la toma de las decisiones porque únicamente se hace constar la posición de los vehículos, si a pesar de ello no se alcanza un acuerdo, lo mejor es llamar a la Guardia Civil o a la Policía para que sean ellos los que levanten atestado del accidente.

2- Otros daños materiales que pueden indemnizarse

Además de los gastos de reparación, también se pueden reclamar otros daños materiales siempre que se deriven directamente del accidente por ejemplo, la pérdida o los daños sufridos en los objetos transportados. En estos supuestos, en la declaración de accidente o en la denuncia, hay que hacerlos constar, además se debe conservar tanto los objetos dañados como las facturas de adquisición de los nuevos.

También puedes solicitar que se restituya el monto de los gastos realizados a consecuencia del siniestro, por ejemplo, el alquiler de otro coche durante la reparación.

2- Si el accidente ha sido más grave y existen heridos o víctimas mortales, lo primero que hay que hacer es llamar a los servicios de emergencias y será la Guardia Civil o la Policía quien haga el atestado del siniestro. Si alguien necesita atención médica, los gastos los cubrirá la aseguradora del vehículo responsable. Si alguna de las personas implicadas en el accidente ha sufrido una lesión debe solicitar un informe de evaluación médica. Este documento es importante porque constituirá una prueba determinante en la reclamación de la prestación a las compañías de seguros.

Si se inician las acciones legales su aseguradora correrá con los gastos si al contratar sus servicios suscribió en la póliza la cobertura “de defensa y reclamación jurídica”. Mucha atención a ésta cobertura que con motivo del abaratamiento del precio de los seguros de autos, la suma asegurada resulta insuficiente, nuestro consejo es que no sea inferior a los 18.000 euros.

Para estas gestiones es recomendable contar con asesoría jurídica que le aconseje acerca de cómo establecer las demandas, qué cantidad reclamar, la viabilidad de su reclamación y la conveniencia o no de establecer la denuncia penal.

En cualquier caso, se debe informar a su aseguradora de que se ha producido el accidente, dentro de los 7 días posteriores al hecho.

Si somos culpables del siniestro

En ese caso, será la aseguradora la encargada de pagar los gastos ocasionados a terceros, tanto materiales como personales, a través del Seguro Obligatorio para Vehículos Automotores ( SOA) que responde hasta 70 millones de euros por siniestro para los daños personales y 15 millones para los materiales y en ausencia de éste responderá el Consorcio de Compensación de Seguros que repercutirá posteriormente al propietario y conductor.

Los daños de tu coche sólo están cubiertos si tienes contratado el seguro “a todo riesgo” o alguna garantía puntual como robo, lunas y otros daños.

Para cubrir los daños físicos del conductor y del propietario del vehículo, hay que tener contratado una ampliación voluntaria de la responsabilidad civil o un seguro de accidentes específico. Esto es muy importante.

Si el otro conductor es culpable

Entonces será tu propia aseguradora la que te anticipe el importe de la reparación o te repare los daños ocasionados, en función a la modalidad de seguro que hayas contratado. Ninguna póliza es igual a otra, comprueba lo que suscribes antes de que tengas que hacer uso del seguro.

Una vez que tu compañía disponga de la conformidad de la parte contraria ( en aplicación de los convenios sectoriales éste proceso puede durar entre 7 a 15 días), deberá satisfacer las cantidades correspondientes a tu entidad. Y si se ha necesitado ayuda médica, estos gastos serán pagados por la aseguradora del conductor culpable.

Lo más recomendable en cualquiera de los casos es contar con el apoyo de un asesor de seguros, que pueda orientarnos en todas las etapas que debemos realizar con el seguro desde el momento de la contratación, para que contemos con todas las coberturas que necesitemos, como en el caso de accidente, para que realicemos todas las etapas necesarias correctamente.

Fuente: dgt.es y elaboración propia

 

Etiquetas: , , ,

Una historia sobre la importancia de identificar y asegurar a nuestra mascota

seguro para mascotasHoy queremos contar una historia ocurrida la semana pasada para reflexionar sobre ella.

A consecuencia de unos fuegos artificiales, una perra se asustó y salió despavorida soltándose de su dueña, con el riesgo para las personas que les rodean, para el propio animal y el disgusto de la propietaria. Un día después, de madrugada, se arrimó a un camionero que tuvo la habilidad de comprobar la chapa identificativa y llamar a la dueña a las cuatro de la mañana y llevársela a 20 km de distancia.

Toda una experiencia de lo que significa tener un animal en todos los sentidos.

El microchip, implantado por el veterinario, además de ser obligatorio en algunas comunidades, es muy aconsejable para nuestros perros y gatos porque:

  • A efectos de la ley podemos corroborar que somos el titular de nuestra mascota. Es imposible falsear los datos del microchip.
  • En caso de pérdida del animal, tanto veterinarios como protectoras y autoridades (SEPRONA), mediante un lector, pueden acceder a nuestros datos.
  • La identificación por chip ayuda a evitar el abandono, ya que la ley castiga con sanciones bastante elevadas a las personas que abandonan o maltratan a un animal. De esta manera, se puede probar quién es el responsable legal de un animal maltratado o abandonado.

Si nos ocurre algo similar a la protagonista de ésta historia tendremos muchas más posibilidades de encontrar a nuestra querida mascota. Si no hubiera llevado chip y chapa identificativa, el camionero que la encontró no habría sabido bien qué hacer con ella ni cómo dar con su dueña.

Pero además del disgusto, la situación podría haberse complicado si en su huida hubiera dañado a alguna persona o destrozado algún bien.

En este punto, queremos recordar la importancia y ventajas de contar con un seguro para nuestras mascotas, que además de protegerlas a ellas, cubren los daños que el perro o gato pueda ocasionar a terceros (cláusula de Responsabilidad Civil). Pueden incluir:

  • Seguro de Responsabilidad Civil: para hacer frente a los daños ocasionados a terceros.
  • Seguro de Responsabilidad Civil y Accidentes: para cubrir también los gastos derivados de la asistencia que necesite la mascota tras un accidente.
  • Seguro de Responsabilidad Civil, Accidentes y Veterinario: para tener cubiertos además los gastos por enfermedad o accidente del animal.
  • Servicios de Asistencia a mascotas: para recibir información y gestión de servicios para tu mascota.

En la búsqueda de un seguro de Mascotas, como en cualquier otro, no hay que fijarse sólo en cuánto  va a costar, sino en qué va a ofrecer. Si necesitas información sobre este tipo de seguros no dudes en consultarnos, estaremos encantados de ayudarte a proteger a tu mascota ante situaciones como ésta.

Fuente: mundoanimalia.com y elaboración propia

 

Etiquetas:

Ventajas del seguro para ahorrar frente a otros instrumentos de inversión

A la hora de preservar un capital, de cara a la jubilación o cualquier otro objetivo, puede optarse por un seguro de ahorro o plan de pensiones, o bien por instrumentos de inversión que ofrecen más rentabilidad.

Queremos hablar hoy sobre las ventajas que tiene el seguro de vida ahorro para este propósito. Partimos de la necesidad de preservar, proteger nuestro dinero, no generarlo, y para eso están diseñados los seguros, para proteger la integridad y el patrimonio de los riesgos que la vida y los negocios nos presentan.

Por eso, un seguro de vida o plan de pensiones no puede compararse con un instrumento de inversión, son productos diferentes. Y será lo más apropiado para acumular dinero, y poco a poco, reunir los recursos que nos permita realizar inversiones considerables (como comprar una vivienda) o destinarlo a nuestra jubilación.

Lo aconsejable será entonces ahorrar primero, y después invertir lo ahorrado para generar dinero. El seguro será el instrumento para echar a andar otros proyectos, de mayor riesgo y rendimiento, con la tranquilidad de saber que contamos con un soporte que nos hará fuertes en caso de que las cosas no resulten como esperamos.

Además de los seguros de ahorro tradicionales, los inversores conservadores podrán tener en cuenta dos tipos de productos como son los PPA (Planes de Previsión Asegurados) y PIAS (Planes Individuales de Ahorro Sistémico), que cuentan con ventajas fiscales que hay que tener presentes. En el caso de los PPA, son un instrumento de ahorro que garantiza un tipo de interés mínimo hasta su vencimiento y ofrece las mismas ventajas fiscales que los planes de pensiones: reducción de la base imponible del IRPF por el importe aportado. En el caso de los PIAS, priman fiscalmente que se mantenga la inversión en el largo plazo, y si se reembolsa el producto, en forma de renta vitalicia, las ganancias están exentas de impuestos.

Si quiere saber más sobre productos de ahorro e inversión, no dude en consultar con un asesor especializado y de confianza.

Fuente: elconfidencial.com y elaboración propia

 

Etiquetas: , , , , ,