RSS

Archivo de la etiqueta: accidentes

Obligación de la aseguradora ante accidentes con clientes morosos implicados

accidente-traficoUna interpretación judicial afecta de nuevo a los contratos de seguros. Cuando hay impago por parte de un cliente en un seguro de responsabilidad civil, si se produce un accidente el Tribunal Supremo ha establecido el momento hasta el cual la compañía está obligada a asumir las indemnizaciones, que será hasta que la aseguradora haya notificado la resolución del contrato a su cliente. La sentencia del Tribunal Supremo fija como doctrina que para que la compañía quede liberada de la obligación de indemnizar al perjudicado es necesario que acredite haber enviado al tomador del seguro un correo certificado con acuse de recibo, “o por cualquier otro medio admitido en derecho”, por el que se notifique la resolución del contrato.

Esto siempre en el caso de que el asegurado no esté al corriente de pago de una póliza de seguro obligatorio de responsabilidad civil en la circulación de vehículos a motor.

El fallo se refiere a un caso en el que el Consorcio de Compensación de Seguros  hizo frente a la indemnización porque la aseguradora del responsable consideró que la póliza que le cubría era nula por el impago de la prima.  El asegurado había suscrito con una compañía española, un contrato de una duración anual y pago fraccionado, que entró en vigor el 27 de abril de 2007 pero la aseguradora no pudo cobrar la primera prima por falta de fondos en la cuenta bancaria, un hecho que comunicó al Fichero Informativo de Vehículos Asegurados (FIVA) para que diera de baja la póliza antes de que ocurriera el accidente que causó el litigio el 1 de agosto de ese año.

En este caso, la decisión adoptada en Pleno por la Sala de lo Civil del Tribunal Supremo rechaza un recurso interpuesto por la compañía aseguradora y confirma una sentencia de la Audiencia Provincial de Pontevedra que condenó a esta entidad a pagar al Consorcio de Compensación de Seguros la indemnización de 369.062,34 euros abonada a los perjudicados por el accidente ocasionado.

Según la sentencia, la falta de pago de la primera prima antes de que ocurriera el siniestro “no libera al asegurador de su obligación de indemnizar”, sino que es necesario acreditar, frente a terceros además, “la comunicación dirigida al tomador del seguro, declarando resuelto y sin efecto alguno el contrato”, y que por lo tanto para resolver la póliza de seguro obligatorio no basta con acreditar la culpa del tomador en caso de impago de la prima. Con la lectura de la ley 50/1980 de Contrato de Seguro, resulta fácil deducir que la sentencia del Tribunal Supremo no resultaba necesaria, para quien sepa interpretarla, sin embargo la guerra de precios en esta modalidad y la banalización de algo tan serio como asegurar los riesgos de una máquina que puede matar, nos lleva a judicializar los asuntos.

Fuente: cuatro.com y elaboración propia

Anuncios
 

Etiquetas: , , , ,

Un verano seguro

accidentes en vacaciones veranoLos accidentes que se pueden producir en verano son tan variados como preferencias en destinos y actividades de vacaciones existen. Con el fin de huir del calor en muchos casos se acude a piscinas, ríos, playas, lagos, camping, o incluso si nos quedamos en el hogar pueden suceder accidentes. Normalmente son el resultado de acciones inseguras previsibles, aunque en el caso de los niños y de las personas de edad avanzada es más difícil.

Uno de los accidentes más comunes es la asfixia por inmersión en piscinas o por baños en lugares inadecuados. Entre las principales consecuencias derivadas de estas acciones se cuentan lesiones a la columna vertebral y daño neurológico, entre otras. Para evitar este riesgo es importante seguir las normas establecidas en las zonas de veraneo, concienciarse de que las secuelas de las acciones inseguras pueden ser muy graves, permanentes, e incluso mortales, ser responsables, y adquirir conocimientos de primeros auxilios. Contar con un seguro de Accidentes Individuales ayudará a recuperarse en caso de siniestro.

En el caso de los niños, que son más sensibles a sufrir este tipo de accidentes, es recomendable enseñarles a nadar desde muy temprana edad y efectuar una vigilancia constante en estos lugares para atajar cualquier potencial accidente o actuar rápidamente en el caso de que ocurriera.

El sol y el calor pueden tener consecuencias de las que a veces no somos conscientes como la deshidratación, quemaduras solares o la insolación. Para evitarlo no hay que exponerse al sol en horas en que la radiación es más intensa, aplicar protección solar en la piel, usar sombreros y gafas de sol que nos protejan, hidratarse bebiendo agua con regularidad y enfriando los aparatos electrónicos si fuese preciso. Los aparatos tecnológicos como teléfonos móviles, portátiles, videojuegos etc. pueden provocar serios accidentes por explosión o rotura a causa de las altas temperaturas. Un buen seguro de Equipos Electrónicos puede reducir el disgusto.

Este aumento de temperatura hace también que aumenten en esta época las enfermedades digestivas. El calor facilita la descomposición de los alimentos, e ingerir  agua contaminada procedente de lagos, pantanos, piscinas, aumenta el riesgo de padecer infecciones gastrointestinales, riesgo de hepatitis y tifus.

Por otro lado, en el desplazamiento  hay riesgo de sufrir un accidente automovilístico, éstos constituyen otro de los siniestros más frecuentes en época veraniega. Es aconsejable revisar la mecánica de su vehículo, respetar las capacidades de cada automóvil, comprobar el estado del equipamiento de seguridad y planificar la ruta de viaje. Un buen seguro de Autos evitará sorpresas desagradables en el servicio, dice el refrán que el dinero del mezquino, anda dos veces el camino.

Es importante que el conductor descanse antes de conducir y realice paradas cada dos horas para evitar  la fatiga , usar siempre cinturón de seguridad, respetar los límites de velocidad, mantenerse atento a las condiciones del tráfico y nunca conducir bajo la influencia del alcohol, drogas o medicamentos.

En el caso de que aun reduciendo riesgos y tomando precauciones suframos algún accidente, una actuación rápida y poseer conocimientos sobre primeros auxilios pueden incluso salvar vidas. Nunca retire el casco a un motorista accidentado.

En el caso de las fracturas, habrá que inmovilizar el miembro afectado con tablillas, un collar cervical y tener máximo cuidado en su traslado.
En el caso de un bañista, verificar si está respirando y situarlo de lado para que pueda expulsar el agua.
En un accidente de tráfico, comprobar que no haya riesgo de incendio del vehículo, si hay alguna persona atrapada y esperar la llegada de personal médico y no sacar al afectado del automóvil para evitar más lesiones.

A pesar de todo…. para tener un verano seguro tenemos la posibilidad de contar con un seguro que nos ayude en cada caso y disfrutar plenamente de nuestras vacaciones. Hablar con tu Correduría de Seguros es la decisión más inteligente.

Fuente: utalca.cl y elaboración propia

 

Etiquetas: , , , ,