RSS

Archivo de la etiqueta: Consorcio de Compensación de Seguros

¿Tiene exclusiones el seguro de vida?

seguro de vidaLos seguros de vida riesgo garantizan el pago de una indemnización a los beneficiarios designados en la póliza en caso de fallecimiento del Asegurado ( que puede ser distinto del Tomador) por cualquier causa, casi podríamos afirmar que se trata de “un todo riesgo”. No obstante, este tipo de seguros también tiene períodos de carencia y exclusiones, por ejemplo:

El suicidio durante el primer año de vigencia del contrato: esta cláusula se encuentra presente prácticamente en todos los contratos de vida y viene recogida en el artículo 93 de la Ley 50/1980 de Contrato de Seguro: “Salvo pacto en contrario, el riesgo de suicidio del asegurado quedará cubierto a partir del transcurso de un año del momento de la conclusión (formalización, mediante su firma y pago del recibo en curso) del contrato. A estos efectos se entiende por suicidio la muerte causada consciente y voluntariamente por el propio asegurado.”

Las enfermedades o lesiones preexistentes que pudieran tener relación con la causa del fallecimiento y fueron ocultadas intencionadamente en el cuestionario médico. Esta es una de las causas más frecuentes de rehúse de indemnización en los seguros vinculados a préstamos personales o hipotecarios, por la presión que ejercen las entidades financieras.

Contratar varios seguros con distintas aseguradoras sin informar a las posteriores de tal circunstancia.

En el supuesto de que el fallecimiento del asegurado sea causado intencionadamente por su único beneficiario, de manera dolosa, es decir, de manera voluntaria por éste. En ese caso, la aseguradora integrará la suma asegurada en el patrimonio del tomador del seguro. Si hay varios beneficiarios, el monto asegurado se reparte entre ellos, excluido el causante del siniestro.

– Deportes o actividades de riesgo:  muerte y/o invalidez del asegurado a raíz de su participación en determinados deportes y pruebas que conllevan un riesgo agravado, como carreras de motos o de coches, alpinismo, escalada y otras actividades similares a título profesional o aficionado. Revisa tu seguro porque las exclusiones o limitaciones son distintas en cada contrato. Para obtener estas coberturas sería necesaria la contratación de seguros específicos o la inclusión de la actividad expresamente, por ejemplo la mera conducción de motos.

– Los accidentes ocurridos por el riesgo de aviación, salvo que el Asegurado realice el vuelo como simple pasajero en líneas comerciales regulares, en vuelos charter o en aparatos civiles provistos de un certificado de navegabilidad debidamente autorizado y tripulados por personas provistas del título de piloto necesario para ello.

– Las situaciones que provocan lesiones o invalidez en el asegurado e incluso su fallecimiento como:

  • Fenómenos de la naturaleza: inundaciones, terremotos, maremotos, erupciones volcánicas, tempestad ciclónica atípica y caídas de cuerpos siderales y aerolitos.
  • Hechos violentos: terrorismo, rebelión, sedición, motín y tumulto popular.
  • Actuaciones de las Fuerzas Armadas de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en tiempo de paz.

En estas situaciones el  Consorcio de Compensación de Seguros (CCS) será el encargado de pagar, en algunas ocasiones, las indemnizaciones derivadas de los siniestros extraordinarios no cubiertos por la compañía siempre que tengan contratado un seguro de Vida o Accidentes y pagada la prima correspondiente al Consorcio.

Una persona normal, sin riesgos agravados, está expuesta a más de 300 situaciones de riesgos de fallecimiento por enfermedad o accidente, por eso la contratación de un seguro de vida, es una acertada y muy económica fórmula de adquirir un patrimonio para proteger a la familia, el negocio o la empresa. En las condiciones generales que se entregan al contratar las pólizas se pueden consultar todas las garantías y exclusiones de los seguros. Es muy recomendable leerlos con detenimiento y dejarse asesorar para contratar el mejor seguro de vida riesgo.

Fuente: elaboración propia

Anuncios
 

Etiquetas:

Cambios que se han producido en las coberturas del Consorcio de Compensación de Seguros desde el 1 de enero

Consorcio Compensación de SegurosYa hablamos recientemente en un artículo sobre la nueva cobertura del Consorcio de Compensación de Seguros para vehículos que no estén asegurados a todo riesgo, pues bien, desde el pasado 1 de enero de 2016 se suma al anterior un cambio sobre las coberturas del Consorcio de Compensación de Seguros en materia de riesgos extraordinarios.

Según la Orden 2845/2015, de 23 de diciembre, del Ministerio de Economía y Competitividad, se establece que en los seguros contra daños en las cosas y responsabilidad civil en vehículos terrestres se aplicará la franquicia que fije el Ministerio.

En el caso de daños directos, en los seguros contra daños en las cosas, la franquicia a cargo del asegurado será de un 7% de la cuantía de los daños indemnizables producidos por el siniestro. No obstante, no se efectuará deducción alguna por franquicia a los daños que afecten a viviendas, a comunidades de propietarios de viviendas, ni a vehículos que estén asegurados por póliza de seguro de automóviles.

Para tener derecho a indemnización por parte del Consorcio de Compensación de Seguros el daño ha tenido que ser causado por alguno de los siguientes riesgos, que son los que tienen la consideración legal de “riesgos extraordinarios”:

  • Fenómenos naturales: inundación extraordinaria, embate de mar, tempestad ciclónica atípica (tornados y vientos con rachas superiores a 120 km/h), terremoto, maremoto, erupción volcánica, caída de aerolitos.
  • Hechos violentos como consecuencia de terrorismo, rebelión, sedición, motín o tumulto popular.
  • Actuaciones de las Fuerzas Armadas o de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en tiempo de paz.

En el caso de pérdidas del rendimiento económico que hubiera podido alcanzar en un acto o actividad, de no haberse producido el siniestro, la franquicia a cargo del asegurado será la misma prevista en la póliza, en tiempo o en cuantía, para daños consecuencia de siniestros ordinarios de pérdida de beneficios.

Fuente: inese.es y elaboración propia

 

Etiquetas:

¿Qué hacer en caso de fuga del responsable en un accidente?

fuga accidente tráficoYa en otras ocasiones hemos hablado sobre el Consorcio de Compensación de Seguros (CCS), conocido principalmente por dar respuesta a situaciones de riesgos o catástrofes extraordinarios. Pues bien, quizá no todo el mundo sabe que a éste organismo es al que deberemos dirigirnos también en el caso de que seamos víctimas de un accidente de  tráfico en el que el vehículo que lo provoca no está asegurado o se de a la fuga.

Cuando se produce un accidente, nuestra compañía aseguradora consulta el Fichero Informativo de Vehículos Asegurados (FIVA)  para averiguar cuál es la compañía aseguradora del otro vehículo. Si su matrícula no aparece en el listado quiere decir que no tiene seguro contratado y se reclamaría contra el consorcio, que tiene cobertura también para peatones y ciclistas.

También puede ocurrir que el otro coche se dé a la fuga, con lo que la situación se complica más a la hora de reclamar. Si no logramos identificarlo, el CCS se hace responsable sólo por los daños a las personas.

¿Cómo deberíamos actuar en este caso? Para poder denunciar es necesario investigar y reunir el máximo número de pruebas posibles como el modelo, color del vehículo, etc. buscando además la colaboración de los testigos si los hubiera para que confirmen lo ocurrido o aporten nuevos datos. Si es un accidente sin consecuencias graves es mejor no abandonar el lugar de los hechos y esperar a la Policía para que vea las marcas y estudiar los restos que puedan quedar en el suelo.

Cuantas más pruebas reunamos mejor, ya que el consorcio es muy exigente con la documentación, por eso es recomendable que el afectado se dirija en el momento de reclamar a través de la propia compañía aseguradora o de un abogado.

Si no conseguimos identificar al culpable en un accidente o si nos dañan el coche en la calle y no sabemos quién ha sido, nosotros acabaremos asumiendo los daños. Contar con un buen seguro a todo riesgo para nuestro vehículo es la mejor opción posible, si nuestra economía lo permite. La Correduría de Seguros es quien mejor puede asesorar sobre las distintas formas de afrontar los seguros para automóviles.

Fuente: elpais.com y elaboración propia

 

Etiquetas: , , , ,