RSS

Archivo de la etiqueta: dieta

HÁBITOS Y ACTUACIONES QUE FAVORECEN LA PREVENCIÓN DEL CANCER DE MAMA

HABITOS Y ACTUACIONES QUE FAVORECEN LA PREVENCION DEL CANCER DE MAMAMujer, trabajadora y residente en una ciudad. El cáncer de mama es el tumor maligno más frecuente entre las mujeres de todo el mundo y desde hace varias décadas se viene observando como sus tasas aumentan más rápidamente en los países desarrollados. Muchos expertos apuntan a que ello podría deberse a que algunos de los factores de riesgo, es decir las condiciones que aumentan la probabilidad de tener cáncer de mama, están asociados con el denominado “estilo de vida occidental”. La falta de actividad física, los malos hábitos alimentarios, la obesidad y el sobrepeso pueden estar detrás del incremento de los casos de cáncer en nuestra sociedad.

Si bien es cierto que existen factores que incrementan el riesgo de padecer cáncer de mama y que no podemos modificar, como la edad o los factores hereditarios, existen otros que sí dependen de nosotros. Mantener un estilo de vida activo y saludable y una alimentación sana y equilibrada se relacionan con un menor riesgo de padecer cáncer de mama. A continuación te damos unos cuantos consejos que toda mujer debería conocer:

  • Evita el exceso de peso y la obesidad, ya que aumentan la posibilidad de tener un tumor de estas características, sobre todo tras la menopausia. Proponerte seguir una dieta sana y equilibrada como la mediterránea será una fuente de beneficios para tu organismo y tu salud.
  • El sedentarismo es uno de los grandes enemigos del organismo y uno de los mayores problemas sanitarios de nuestra sociedad moderna. Tanto es así que la falta de ejercicio físico aumenta alrededor de un 10% el riesgo de padecer un cáncer de mama. Si cuidas tu alimentación regularmente, bastará con que realices 30 minutos de actividad física moderada durante 5 días a la semana. Anímate a caminar o montar en bici al menos una vez al día. Si tienes intención de contratar un seguro de vida, tener una vida saludable te ayuda a pagar menos.
  • El alcohol es un factor que incide negativamente en la aparición de esta enfermedad. Tan solo consumiendo 1 ó 2 bebidas alcohólicas al día ya incrementas en un 10% las posibilidades de padecerla, y el riesgo se dispara hasta el 50% en las mujeres que beben más de 3 bebidas alcohólicas al día. Por el contrario los zumos naturales de frutas y verduras aportan grandes beneficios para nuestro organismo.
  • El tabaquismo es el factor de riesgo evitable que provoca más muertes por cáncer en todo el mundo, y diferentes estudios apuntan que fumar puede favorecer el desarrollo de cáncer de mama, especialmente si el hábito se inicia antes de tener hijos. Dejar de fumar siempre es la mejor decisión, ya que favorecerá a los que te rodean y tú misma ganarás en salud y calidad de vida. Los seguros privados penalizan éste hábito pernicioso para la salud, con primas más elevadas.
  • Ten precaución con las terapia hormonales que se utilizan desde hace años para aliviar los síntomas y molestias producidos por la menopausia y ayudar a prevenir la osteoporosis, ya que las del tipo combinado (estrógeno + progesterona) pueden incrementar el riesgo de cáncer de mama. Si tienes alguna preocupación o duda sobre este tratamiento, lo recomendable es que le consultes a tu médico para que evalúe tu situación particular. Responder con sinceridad al cuestionario médico que presentan las aseguradoras es evitar el riesgo de que te apliquen exclusión por enfermedad preexistente. En éste caso consulta con nuestros asesores para que te ayuden a cumplimentarlo correctamente.

Además de la incorporación de estos hábitos saludables, que ayudan a reducir las posibilidades de padecer cualquier tipo de cáncer, es esencial que toda mujer siga un programa de detección precoz, ya que los porcentajes de curación de los cánceres de mama que se detectan en su etapa inicial o temprana son muy altos. Por ello te conviene iniciar las visitas regulares al ginecólogo en la adolescencia, entre los 13 y los 15 años de edad, y comenzar a someterse anualmente a pruebas de cribado de mamografías a partir de los 40 años. Los seguros privados de salud te ayudan a realizar una medicina preventiva ágil y económica, pídenos consejo. En el caso que la paciente tenga alto riesgo de padecer cáncer de mama, por antecedentes familiares u otros factores, el especialista puede pedirlas antes de esta edad. A partir de los 55, algunos médicos incluso recomiendan realizarlas de forma bianual. En nuestro país el sistema público de salud cubre la realización de mamografías a partir de los 50 años, salvo en algunas autonomías donde se adelanta a los 45, como la Comunidad Valenciana, Navarra y Castilla-La Mancha. Afortunadamente existen Seguros de salud que cubren estas necesidades, sin listas de espera y con total privacidad mediante tu tarjeta personalizada, ya que algunos incorporan programas de medicina preventiva para el cáncer. Además existen pólizas especializadas en estas patologías femeninas, como es el caso del Seguro cáncer de mama y seguros de vida exclusivos para mujeres que incluyen una cobertura de cáncer ginecológico, como por ejemplo el Seguro vida mujer. Si eres muy joven y con pocos ingresos también podemos ayudarte a mejorar tu salud, consulta a nuestras asesores o asesores.

 

Fuentes: aecc.es y elaboración propia.

Anuncios
 

Etiquetas: , , , ,

LOS EFECTOS DEL SOBREPESO EN NUESTRA SALUD Y EN LOS SEGUROS DE VIDA

LOS EFECTOS DEL SOBREPESO EN NUESTRA SALUD Y EN LOS SEGUROS DE VIDALos datos hablan por si solos: según el último informe del Instituto Nacional de Estadística, el 36,6% de los españoles tiene sobrepeso y el 13,7% obesidad. Factores como una excesiva e incorrecta alimentación, el sedentarismo y la falta de ejercicio son los principales causantes de esta epidemia moderna, que además de suponer un deterioro en la calidad de vida de quien lo sufre dispara el gasto sanitario.

Todos creemos tener claro el origen del problema; subimos de peso cuando hacemos una ingesta de calorías superior a las que quemamos con nuestra actividad física diaria, pero no somos conscientes de que el mundo y la sociedad que nos rodea también influyen de manera sustancial en nuestra habilidad para mantener un peso adecuado. La falta de espacios biosaludables en nuestras ciudades donde practicar algún tipo de deporte, la publicidad que nos alienta a consumir alimentos procesados y extra azucarados, o el abuso de las nuevas tecnologías que nos hacen propensos al sedentarismo, también son factores que afectan de manera negativa al control de nuestra masa corporal.

El problema se vuelve todavía más preocupante cuando observamos que las nuevas generaciones establecen estos malos hábitos físicos y alimenticios en sus rutinas diarias, ocasionando que el número de niños y adolescentes con obesidad se haya multiplicado por 10 en los últimos 40 años. Un reciente estudio de la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha detectado bajos niveles de actividad física y de ingesta de fruta y verdura en la infancia, así como un consumo elevado de dulces y bebidas azucaradas. La capacidad adquisitiva de los niños para comprar alimentos poco saludables, pasar demasiado tiempo delante de la televisión y de dispositivos electrónicos, e incluso en muchos casos, ser ellos mismos quienes establecen su alimentación y eligen lo que desean para comer, son los principales motivos que han provocado que en nuestro país alrededor de un 20% de menores sufran obesidad. La aplicación de Inteligencia Artificial en los seguros puede dar lugar a la no aceptación de personas en seguros de vida, incluso que para dar cobertura a determinados riesgos sea necesario aceptar ser monitorizados mediante aparatos electrónicos que miden su actividad diaria ¿Cambiará de estilo de vida una madre o un padre por garantizar el futuro de su hijo?

Ante esta alta prevalencia del sobrepeso y la obesidad, la Sociedad Española de Cardiología alerta de la importancia de adquirir hábitos de vida saludables que incluyen la realización de un mínimo de 30 minutos de actividad física diaria moderada y un cuidado de la alimentación, siguiendo una dieta rica en verduras, frutas, legumbres, pescado azul y carnes blancas, evitando por completo la bollería industrial y las bebidas azucaradas.

El exceso de grasa corporal incrementa la probabilidad de padecer problemas de salud, como diabetes, hipertensión o altos niveles de colesterol, que pueden acabar ocasionando ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares. Es común que quien sufra de sobrepeso padezca un desgaste prematuro de sus huesos, cartílagos, tendones, ligamentos y articulaciones, que no solo causarán lesiones, sino dolorosas enfermedades como la osteoartritis. El sueño también se ve afectado, debido a que un aumento notable en el índice de masa corporal provoca trastornos respiratorios mientras descansamos, como por ejemplo apneas. A todo ello debemos sumarle la frustración y los problemas psicológicos y de personalidad que la obesidad puede causar en algunos individuos, que incluso pueden llegar a limitar tanto su vida social como laboral. Todo esto lo sabrán muy pronto las aseguradoras y aplicarán tarifas de riesgo más ajustadas a cada persona.

Nuestro cuerpo es nuestro hogar, y por lo tanto debemos esmerarnos en cuidarlo y protegerlo día a día. Siguiendo una dieta equilibrada y manteniendo un estilo de vida activo, conseguiremos importantes beneficios para nuestra salud, pero si lo que deseamos es una garantía extra de protección debemos apostar por la contratación de un buen Seguro de Salud que nos asegure la asistencia sanitaria más cómoda, rápida y eficaz, así como los diagnósticos y tratamientos que podamos necesitar. Decídete a cambiar tu estilo de vida, en Seguro Comparador puedes calcular el precio del seguro y aprovecharte de la campaña de billetes de avión por contratarlo. Pregúntanos como lograrlo, es muy sencillo.

Fuentes: ine.es, oms, secardiologia.es y elaboración propia.

 

Etiquetas: , , , ,