RSS

Archivo de la etiqueta: fallecimiento

¿ Necesito un seguro de decesos?

seguro de decesos

La respuesta válida puede ser el sí y el no, para descubrir la válida en tu caso, te contamos la realidad del  seguro de decesos, de larga tradición en España (en muchos casos es familiar y hereditario), es uno de los que tiene mayor capilaridad y penetración entre todos los que se venden en nuestro país. Según datos de la patronal de las aseguradoras españolas, Unespa, el 20,5 de los 46,5 millones de residentes en España estaban cubiertos por un seguro de decesos en 2014, lo que representa el 44 % de la población, es decir, que prácticamente uno de cada dos españoles tiene uno de estos seguros. A la vista de las estadísticas, parece que la respuesta se encamina afirmativamente.

Y según datos recogidos en la Memoria Social del Seguro de 2014 sobre  su distribución geográfica, estos seguros son más populares en el sur de la Península, ya que las dos comunidades con mayor penetración en los hogares son Extremadura (74 %) y Andalucía (67 %), seguidas de Canarias, Murcia y Asturias.

La memoria Social también revela que la contratación de un seguro de este tipo es inversamente proporcional al nivel de renta de la población, con una tasa de contratación más elevada en los tramos de ingresos más bajos. En concreto, el seguro de decesos está presente en los hogares donde el sustentador principal gana entre 500 y 1.000 euros. ¿Es ésta tu situación ?

Además de razones culturales, el motivo de su popularidad, lo podemos encontrar en que un seguro básico incluye los servicios funerarios, los gastos de tanatorio, entierro, flores, féretro y traslado del difunto entre otros costes que hay que asumir de golpe y de media superan los 4000 euros. Este desembolso no siempre es asumible, por eso con la contratación de este tipo de seguros se pretende proteger a nuestra familia de los costes y preocupaciones que surgen en este momento tan delicado. No importa si se trata de incineración o enterramiento, irse de éste mundo, no es gratuito.

Teniendo un seguro, la compañía aseguradora se encargará de todas las gestiones derivadas de organizar el sepelio, pero además de estas coberturas pueden ofrecer garantías adicionales que los hacen más atractivos:

  • Repatriación con sus gastos médicos y legales necesarios, si el suceso ocurre en el extranjero, muy costoso por cierto.
  • Servicio de gestoría que incluye trámites administrativos y burocráticos ante organismos oficiales, como puede ser la obtención del certificado de últimas voluntades o certificado de defunción. Pocos ánimos tienen los familiares para ocuparse de ellos.
  • Traslado, incineración, etc. Actualmente viajamos con frecuencia por trabajo, ocio, vacaciones y el regreso cuesta dinero.

En realidad lo que se presta es un gran servicio de calidad y además otro tipo de garantías adicionales al fallecimiento, este tipo de seguros ha evolucionado y ahora ofrecen coberturas similares a las que puede incluir también el seguro de vida, como pueden ser la asistencia a domicilio, teleasistencia, medicina predictiva y genética, centros de día o incluso cuidados paliativos con lo que es posible sacarle partido antes del fallecimiento.

Para saber más sobre el seguro de decesos y qué tenemos que tener en cuenta a la hora de contratarlo lo más recomendable es consultar y solicitar información en una correduría de seguros como José Silva.

Fuente: eldia.es y elaboración propia

Anuncios
 

Etiquetas: , ,

Descubre si eres beneficiario de un Seguro de Vida

seguro vida fallecimientoCuando una persona que ha contratado un seguro de vida fallece, el beneficiario puede reclamar la indemnización o prestación correspondiente en el plazo de 5 años después del fallecimiento, y una vez transcurrido ese tiempo la acción prescribe ante la Aseguradora.

Por el desconocimiento de los beneficiarios sobre la existencia de un seguro por parte del fallecido, más de 150.000 personas han descubierto a lo largo de 2014 que tenían derecho a percibir la póliza.

Las aseguradoras no pueden notificar a los familiares de los fallecidos si éstos tenían contratado un seguro de vida y tampoco están obligadas a revelar la identidad de las personas que tienen derecho a cobrarlo, por estos motivos  y la fuerte presión social, se creó un fichero en 2007 en el que los posibles beneficiarios pueden comprobar si el familiar tiene contratado un seguro de vida, que ha dado sus frutos en estos años.

Desde ese año casi un millón de personas han comprobado si tenían derecho a percibir el seguro y en total, en estos ocho años, se han tramitado 2.410.298 solicitudes. Solo durante el último año 2014 se tramitaron 382.421 certificados.

El certificado se puede solicitar por correo, por Internet (www.mjusticia.gob.es) o acudiendo personalmente a la sede central del registro en Madrid o a las gerencias territoriales del Ministerio de Justicia ( no recomendable, hay excesivas colas ). Si una persona tiene dudas sobre las pólizas contratadas también es posible pedir esta información en vida. Entre enero y diciembre de 2014, 378.971 personas obtuvieron el certificado en respuesta a su petición, de las que 151.539 tenían una póliza de vida asociada y otras 227.432 no la tenían. Todos hemos sido víctimas de los abusos de algunas entidades financieras en la contratación de seguros asociadas a otros productos bancarios.

Otras 21.449 peticiones llegaron por vía telemática, y en 9.619 de ellas existía algún seguro. Por último, a través de la ventanilla -solicitudes que se hicieron en alguna de las oficinas habilitadas para este fin- llegaron 42.592 peticiones, y 19.432 tuvieron resultado positivo.

En el caso de que tras consultar el fichero comprobemos que no tenemos contratadas las pólizas deseadas podemos asesorarnos en nuestra correduría de seguros para informarnos de todas las opciones porque tener un Seguro de Vida o Accidentes es altamente recomendable en una sociedad de riesgo como la actual, por el desarrollo de la propia vida o de actividades deportivas o de negocios. Por menos de lo que cuesta un café diario se puede asegurar la vida.

Fuente: negocios.com y elaboración propia

 

Etiquetas: ,