RSS

Archivo de la etiqueta: reclamaciones

RECLAMACIONES DURANTE LAS VACACIONES

Has invertido mucho tiempo en planear las vacaciones perfectas (si no lo has hecho todavía, lee hasta el final, antes de tomar una decisión) a tu destino deseado, investigando los lugares cercanos que vas a visitar, eligiendo minuciosamente el equipaje adecuado, siendo previsor con los documentos que vas a necesitar y contratando con mucha antelación el mejor medio de transporte y el establecimiento para hospedarte con la puntuación más alta en varias webs de viaje. Sin embargo, a pesar de tus esfuerzos y tu dedicación, puede ocurrir que tus vacaciones soñadas se conviertan en una pesadilla debido a que los servicios contratados no cumplen o no se corresponden con lo ofertado. Vuelos retrasados o cancelados, pérdidas de equipaje, problemas en el alojamiento y un largo etcétera de incidencias son mucho más comunes de lo que podríamos suponer (sólo en 2018, la OCU tramitó más de 8.000 consultas y reclamaciones en materia de servicios turísticos) , y por ello es importante que conozcamos cómo reclamar ante estas situaciones que pueden echar a perder nuestro ansiada escapada estival.

La mayor parte de las quejas que se presentan durante un viaje de vacaciones son ocasionadas por los retrasos, cancelaciones o situaciones de overbooking en los vuelos. En incidencias de este tipo es recomendable dejar constancia por escrito en el mostrador de la compañía aérea en el momento del incidente, pero si no te es posible hacerlo es conveniente que curses la reclamación posteriormente, a través de correo electrónico o en la página de la compañía indicando una reclamación por daños y perjuicios. El Reglamento de la Comisión Europea 261/2004 establece que en caso de retraso o cancelación al usuario le asiste el derecho a reembolso del billete, el derecho de asistencia, el derecho de un medio de transporte alternativo y el derecho a compensaciones económicas.

En el caso de que viajes en tren, si la cancelación se produce en las 48 horas previas al inicio del viaje, la empresa está obligada a proporcionarte transporte en otro tren u otro medio, en condiciones equivalentes a las contratadas o a la devolución del precio pagado. En cuanto a los retrasos, si viajas en un AVE podrás solicitar una bonificación del 50% sobre el precio del billete si el retraso es de más de 15 minutos o del 100% en caso de 30 minutos o más. Si viajas en un tren Alvia puedes solicitar un reintegro del 50% del billete si el retraso es de más de 30 minutos, o del 100% del billete si el retraso es de más de 60 minutos. Sea cual sea el medio de transporte que vayas a utilizar recuerda siempre guardar los billetes, localizador o tarjeta de embarque ya que serán imprescindibles a la hora de efectuar la reclamación.

Otro problema muy común a la hora de viajar en avión es que te encuentres con que la compañía aérea ha perdido tu equipaje, en este caso el Convenio de Montreal establece que las aerolínea están estrictamente obligadas a indemnizar por daños probados con aproximadamente 1300 €. No obstante, hay que tener en cuenta que una maleta no se considera perdida oficialmente hasta 21 días después de haber sido denunciada por primera vez. Recuerda que es importante tramitar el Parte de Irregularidad de Equipaje (PIR) en el mismo aeropuerto y conservar el identificador de tu maleta hasta que hayas recibido la indemnización correspondiente.

Otra de las incidencias que pueden frustrar tus vacaciones son los problemas que surjan con el alojamiento, generalmente causados por temas de limpieza, comida en mal estado o porque la habitación no cumple con lo pactado o en la reserva. Lo mejor es tratar de buscar siempre una solución amistosa, pero si no lo consigues, no dudes en hacer valer tus derechos y plasma tu queja en una hoja de reclamaciones. En el caso de que tengas una habitación reservada y al llegar te comuniquen que está ocupada y no hay más espacio, debes saber que el establecimiento está obligado a proporcionarte una habitación en un establecimiento de la misma zona, de categoría igual o superior. Además, tendrás derecho a que te cubran los gastos de desplazamiento hasta el alojamiento definitivo, diferencia de precio si la hubiese y cualquier otro gasto hasta que no estemos definitivamente alojados. Si no aceptas el cambio de hotel, tendrás derecho al reembolso correspondiente por incumplimiento del contrato y a recibir una plaza gratuita en un medio de transporte para tu regreso.

Todos deseamos que nuestras vacaciones no se vean alteradas por ningún inconveniente, y para ello es muy recomendable contar con un buen seguro de viaje que te proteja ante cualquier incidente que pueda ocurrir, ya por cuestiones médicas, cancelaciones de viaje, pérdida de equipaje o asistencia legal. Si tienes planeado realizar un viaje te sugerimos que previamente te pongas en contacto con una correduría de seguros de confianza que te asesore y te informe sobre aquellas coberturas que más se ajusten a tus necesidades.

Fuentes: boe.es, aena.es, renfe.com, ocu.org y elaboración propia.

 

Etiquetas: , , , , ,

Problemas y quejas más frecuentes en los Seguros de Salud

seguro de saludEn el sector privado también se producen quejas y los usuarios se encuentran con diversas trabas al hacer uso de su seguro. Veamos cuáles son los problemas más frecuentes y que reciben mayor número de reclamaciones:

a) Las asociaciones de consumidores informan que una de las que más se repiten es cuando la aseguradora no se hace cargo de los gastos, alegando que se trata de enfermedades previas o preexistentes. Responder con veracidad al cuestionario que presenta la aseguradora, es la mejor protección para evitar ésta situación. Es aconsejable prestar mucha atención a los periodos de carencia y a las enfermedades previas recogidas en la póliza como ya explicamos en un artículo en el blog de Josilva.com.

b) El rechazo de cobertura por falta de garantías contratadas. Es frecuente que los partos o las intervenciones quirúrgicas no incluyan el anestesista en muchos seguros privados. Es clave conocer además cuáles son las pruebas, los tratamientos, intervenciones quirúrgicas o procesos que necesitan autorización previa de la compañía. Es un gravísimo error pensar que todos los seguros son iguales.

c) La subida de las primas y la cancelación de los seguros ,también ocasiona bastantes quejas. Las compañías solo tienen obligación de informar al usuario si se va a producir una subida sustancial de la prima. Además el asegurado tiene que ser consciente de que son habituales las subidas de la prima cuando éste cumple cierta edad. Las pólizas de salud, en sus condiciones generales, recogen formulas para actualizar los precios, ajustar sus costes técnicos y corregir un exceso de siniestralidad. Todo lo anterior puede ser coincidente en alguna anualidad con el incremento por salto de edad.

d) La espera para las pruebas diagnósticas se está convirtiendo en un lastre también para la sanidad privada. El servicio post-venta en el seguro se analiza muy poco en el momento de la contratación, porque no se tiene en cuenta la experiencia de las Corredurías de Seguros. Este seguro presenta un ratio alto de contratación directa con la aseguradora o por medio de agentes exclusivos.

En el caso de que nos viéramos en la necesidad de presentar una queja o reclamación por alguno de los motivos anteriores u otro, el primer paso que debemos dar es acudir a nuestro mediador de seguros, si es independiente, él es el que mejor conoce la situación en la que nos encontramos  y podrá resolver la mayor parte de nuestras reclamaciones directamente sin necesidad de presentar una queja o reclamación por escrito, ante el servicio de atención al cliente, defensor del asegurado o servicio de reclamaciones de la Dirección General de Seguros.

Fuente: cincodias.com y elaboración propia

 

Etiquetas: , , ,

Reclamaciones más frecuentes en seguros del hogar

incendio en el hogarSegún indica FACUA, los seguros del hogar son los que más reclamaciones acumulan cada año entre los consumidores. La mayoría de las reclamaciones se refieren, por un lado, a la cobertura del seguro, y por otro, al plazo de abono de la indemnización que corresponda. También el Servicio de Reclamaciones de la Dirección General de Seguros en su informe del ejercicio 2013 presentaba un importante incremento de reclamaciones frente a entidades aseguradoras del 17,98 % con respecto al año anterior. El mes de noviembre ha sido el más activo en éste aspecto. A éste servicio únicamente se puede acceder después de acudir al Servicio de Atención al Cliente o Defensor del Asegurado de las compañías de seguros. En 68 reclamaciones la D.G.S. finalizó con el archivo del expediente al no ser el Servicio de Reclamaciones competente para resolver los conflictos que hayan sido planteados ante los jueces y tribunales. En la Comunidad Autónoma de Madrid se han interpuesto 2.774 reclamaciones y con ésta cifra se coloca a la cabeza del resto del Estado. Las tres aseguradoras que más reclamaciones reciben tienen como principales canales de distribución agentes exclusivos y banca.

Todos los aspectos son muy relevantes a la hora de contratar un seguro del hogar, por lo que es imprescindible conocer las condiciones de la póliza que estamos contratando, a ser posible contando con la asesoría profesional de un Mediador, si es independiente como una Correduría de Seguros mucho mejor, como aconseja en su informe la D.G.S. Al contratar el seguro, hay que prestar especial atención al valor de los bienes que se declara en la póliza, tanto el continente como el contenido, ya que en caso de que no se ajuste a la realidad puede causar problemas en el futuro. Si el valor que se declara en la póliza es superior, estaremos pagando una parte de prima innecesaria; sin embargo, si en la póliza el valor declarado es inferior, la indemnización de la aseguradora no cubrirá el siniestro sufrido en su totalidad por aplicación de la regla proporcional.

El otro gran motivo de confusión se encuentra en el plazo para recibir la indemnización de un siniestro. El seguro está obligado a pagar una parte acordada en un plazo máximo de 40 días desde la comunicación del siniestro, y de completar la indemnización pasados tres meses. En el caso de que la aseguradora no responda a estos plazos, el cliente podrá reclamar judicialmente el abono, además de los intereses originados y los posibles daños y perjuicios generados por el retraso.

Fuente: Dirigentesdigital.com y elaboración propia

 

Etiquetas: , , ,