RSS

Archivo de la etiqueta: seguro de salud

¿ES JUSTO EXCLUIR POR EDAD O ENFERMEDAD EN EL SEGURO MEDICO O DE SALUD?

La esperanza de vida ha aumentado notablemente y uno de los factores que influyen en ello son los avances de la medicina y aquí radica el meollo de la cuestión que vamos a tratar. España ahora mismo es un país “envejecido”, la natalidad no supera el ratio de 1,5 y  nuestros mayores son cada vez más numerosos, aunque eso por supuesto es maravilloso, también hace que el Estado y  las Aseguradoras se echen las manos a la cabeza porque mantener los sistemas público y privado de salud requiere más inversión.

Vivir más significa también tener más posibilidades de tener enfermedades, algunas crónicas que implican un desembolso superior en medicamentos u hospitales.

Obviamente, desde un punto de vista económico, esto no es rentable para las aseguradoras, se dedican a este negocio con el fin de obtener beneficios para sus accionistas, que en ocasiones aumentan la póliza a sus asegurados o incluso les cancelan la misma. Aquí abrimos un debate, ¿es esto justo?

¿Es justo que a un asegurado después de pagar durante 40 años le incrementen la prima o nieguen la realización de pruebas?

¿Es justo que un asegurado trate de suscribir un seguro cuando descubre una enfermedad con alto coste de tratamiento?

Legal sí lo es, porque la ley de contrato de seguro permite que la aseguradora pueda cancelar el seguro con un preaviso fehaciente de dos meses y además tiene la obligación de ajustar sus tarifas al resultado técnico. El Tomador no tiene obligación de comunicar el agravamiento de su riesgo en las sucesivas renovaciones contractuales.

En nuestra opinión, habría que evaluar cada caso, si bien es cierto algunos clientes se pueden llegar a aprovechar de la situación y contratar una póliza una vez ya saben que están enfermos y no lo comunican a la aseguradora. En estos casos es indispensable un estudio pormenorizado de las condiciones y observar si realmente se conocían todas las condiciones o no. Si fuera cierto que existía una dolencia preexistente, debería ser justo poder cancelar la póliza, en caso de engaño, o aumentar la prima si es necesario, pero de igual forma que ocurre en el seguro obligatorio de responsabilidad civil, la prestación que ponga en peligro la vida del asegurado debería ser prestada y ejercer la reclamación correspondiente, en aplicación de cláusula a tal fin en las condiciones particulares.

Pese a la fama de nuestra picaresca, las personas no intentan sacar provecho de sus enfermedades y si ellos han contratado una póliza, la mantienen y pagan durante muchos años, y en el momento en que alcanzan una edad o se le diagnostica una enfermedad crónica se le aumenta el importe o se la cancela, es como si el seguro te “deja tirado” en el momento que más lo necesitas, cuando va a tener un gasto superior de medicamentos y asistencia médica en general. Actualmente el concepto del seguro está cambiando y lo hará más todavía, dejará de ser un producto contractual para convertirse en un paquete de servicios, que es una posibilidad que toda compañía de seguros debe poder contemplar. Aumentarle el importe de la póliza, cuando los ingresos disminuyen, es una medida discriminatoria que afecta a la credibilidad del sector asegurador, de igual manera que basar la estrategia de captación en una reducción de precio.

La salud es un valor apreciado y por tanto tiene que tener su precio, no admite estar de rebajas o prácticas low cost que nosotros traducimos libremente como de LOCOS.

Esta es nuestra opinión como Correduría de Seguros. ¿Es justo o no es justo variar las condiciones si varía la salud de los asegurados?

Fuentes: elaboración propia

Anuncios
 

Etiquetas:

¿Necesito un seguro de salud privado durante mi embarazo y parto? Mi experiencia.

embarazadaLa buena reputación del sistema de sanidad público español y la atención de sus profesionales, así como la afortunada circunstancia de no haber necesitado asistencia médica avanzada a lo largo de mi vida más allá de las revisiones periódicas o algún incidente menor, han hecho que hasta ahora, durante mi embarazo y a un paso de aumentar la familia, no me haya planteado seriamente las ventajas que podría ofrecerme un seguro privado de salud.

Este planteamiento no quiere desmerecer la atención recibida durante estos meses en la sanidad pública. Todas las madres y padres que hemos pasado por este proceso sabemos que se ofrece una atención suficiente cubierta por varios profesionales: el médico de familia y la matrona, a los que se visita mensualmente, y el ginecólogo, que ofrece la visión y las herramientas más técnicas y especializadas, entre ellas las ecografías, y al que en el caso de un embarazo sin complicaciones como el mío sólo se visita 3 veces a lo largo de los 9 meses. El hecho de que te digan que no necesitas más por un lado te tranquiliza, pero por otro hace la espera interminable; la ecografía es una prueba con una gran carga emocional para los padres, que pueden ver la evolución de su hijo, pero también es la más valiosa a nivel diagnóstico, donde se pueden detectar la mayoría de problemas que se pueden presentar en el embarazo. Así que el tiempo de espera hasta estas ecografías pueden convertirse casi en una tortura para los padres. A ello se une la sobrecarga que sufren este tipo de profesionales, de modo que si por cualquier circunstancia la fecha que se te adjudica para tu ecografía no se adapta a tus posibilidades, o como es mi caso, te supone cuadrar desplazamientos desde otra ciudad, trabajo, etc. prácticamente tienes que despedirte de esa tan esperada ecografía.

Esta falta de libertad para poder elegir el tipo de seguimiento que quieres para tu embarazo, con las pruebas que emocionalmente o técnicamente necesites y que puedan adaptarse a tus circunstancias son las que me hacen ver claramente las ventajas que habría podido ofrecerme un seguro de salud y no sólo pensando en mi embarazo, sino también en la atención y facilidades que recibirá mi hijo desde su nacimiento.

Por supuesto cualquier momento es bueno para contratar un seguro de salud, pero entre las prestaciones médicas más atendidas por las aseguradoras destacan el embarazo y el parto, así que parece evidente que es uno de los periodos más sensibles y en los que más se demanda este tipo de atención y seguridad. Pero antes de contratarlo, lo más importante es saber que el periodo de gestación, y sobre todo, el momento del parto, cuentan con periodos de carencia que se deben tener muy presentes antes de suscribir la póliza.

¿Qué es el periodo de carencia? 

Aquel durante el cual los Asegurados no tienen derecho a las prestaciones de la póliza. La gran mayoría de las aseguradoras incluyen en sus pólizas médicas la cobertura de embarazo pero le aplican ese periodo de carencia, suele estar entre los ocho y diez meses, con el objeto de evitar la contratación del seguro exclusivamente para tal fín, es decir conociendo la existencia del siniestro. En los casos de asistencia urgente, no se aplican las carencias.

¿Qué coberturas necesito en el embarazo y parto? 

En mi opinión y estando en pleno proceso, para tener una cobertura completa , el seguro debería contar, al menos, con las siguientes coberturas:

·         Seguimiento del embarazo: consultas con el especialista para el seguimiento de la gestación y pruebas diagnósticas como ecografías, triple cribado, analíticas y la prueba del azúcar. La amniocentesis y otras pruebas de diagnóstico

·         Clases prenatales: en las que se enseñan técnicas de respiración y relajación de preparación al parto así como ejercicios de gimnasia prenatal.

·         Asistencia al parto en un centro u hospital concertado y anestesia durante el parto.

·         Atención del recién nacido desde el nacimiento y durante la permanencia en el hospital. Fundamental también en sus primeros meses de vida y si desgraciadamente el bebé tiene alguna malformación que la compañía no anule la póliza, esto debería estar prohibido porque el seguro no es únicamente una fuente de negocio, sino un servicio a la sociedad.

Otras prestaciones adicionales serían muy bien percibidas si su coste resulta asequible, tales como:

  • Alojamiento de acompañante, en situación de pensión completa.
  • Cuidados tras el parto: atención durante los días posteriores al nacimiento del bebé. Contar con la ayuda de una matrona que se desplace hasta el domicilio para ayudar con todo lo relacionado con cuidados e higiene, tanto de la madre como del recién nacido.
  • Atención al recién nacido: incorporar la atención al bebé después de la salida del hospital durante unos 15 o 30 días.
  • Conservación de células madres. posibilidad de conservar las células madre del cordón umbilical del bebé. Es una prestación que ciertos hospitales públicos también ofrecen, pero no para la conservación personal, sino para la donación, y que se enfrenta actualmente a importantes problemas de saturación.

Por tanto, es un momento tan crucial como la maternidad o paternidad, cuando el seguro de salud se convierte en un elemento decisivo y demuestra sus numerosas ventajas frente a los servicios públicos básicos y generalmente saturados. Pero para disfrutar de todo ello, hay que preverlo con la antelación suficiente y elegir convenientemente las coberturas y profesionales que queremos que nos atiendan en este momento de nuestra vida y que darán también la atención médica que nuestra familia necesita. Sin duda alguna el punto adecuado de información siempre será una Correduría de Seguros, cuya función se asemeja a la del médico de familia en los seguros.

Fuente: elaboración propia basada en una experiencia personal y otras fuentes.

 

Etiquetas: , ,

El seguro dental frente a los casos de cierre de clínicas

clinica dentalA raíz de los casos de las clínicas dentales Funnydent, que cerraron sin previo aviso dejando a miles de clientes con un tratamiento a medias que, en buena parte de los casos, tenía algún tipo de financiación o ya lo habían pagado, y Vitaldent, cuya cúpula directiva fue detenida por presuntos delitos de fraude y blanqueo de capitales, las clínicas dentales franquiciadas que han proliferado en España se encuentran ahora en el punto de mira por la posible inseguridad de sus tratamientos y la situación de desprotección y desamparo en la que pueden quedarse sus clientes de producirse una situación similar a las anteriores.

Ahora, tanto afectados como colegios de toda España apuntan con el dedo a las clínicas de bajo coste, y el sector asegurador ha visto en estos acontecimientos una oportunidad para reivindicar la seguridad de sus redes de clínicas dentales, ya sean propias o asociadas a sus cuadros médicos.

Porque no es sólo una cuestión de estética, también es un asunto de salud y una inversión a largo plazo. Por eso, teniendo en cuenta la inseguridad que producen las franquicias de bajo coste tras los últimos acontecimientos  y que los precios de los dentistas para consultas individuales son elevados, contratar un seguro dental se perfila como una muy buena opción, además de las ventajas y seguridad que conlleva siempre contar con un seguro, que en este caso además puede ir asociado al seguro de salud. Dado que la sanidad pública cubre solamente las necesidades básicas, como extracciones y poco más, esta alternativa ofrece cada día mejores coberturas con tecnologías más avanzadas, incluyendo pruebas diagnosticas, limpiezas, fluorizaciones, consultas, y con distintas modalidades de contratación. La alimentación es el combustible de nuestro organismo y  una buena salud bucal es un escudo que nos protege de muchas enfermedades y mejora nuestro aspecto.

Para saber más sobre este tipo de seguro; coberturas, ventajas y la modalidad que se ajusta mejor a su perfil,  puede pedir asesoramiento especializado en su correduría de seguros. Es un seguro muy técnico y profesional, no apto para una compra compulsiva.

Fuente: eleconomista.es y elaboración propia

 

Etiquetas: ,

Problemas y quejas más frecuentes en los Seguros de Salud

seguro de saludEn el sector privado también se producen quejas y los usuarios se encuentran con diversas trabas al hacer uso de su seguro. Veamos cuáles son los problemas más frecuentes y que reciben mayor número de reclamaciones:

a) Las asociaciones de consumidores informan que una de las que más se repiten es cuando la aseguradora no se hace cargo de los gastos, alegando que se trata de enfermedades previas o preexistentes. Responder con veracidad al cuestionario que presenta la aseguradora, es la mejor protección para evitar ésta situación. Es aconsejable prestar mucha atención a los periodos de carencia y a las enfermedades previas recogidas en la póliza como ya explicamos en un artículo en el blog de Josilva.com.

b) El rechazo de cobertura por falta de garantías contratadas. Es frecuente que los partos o las intervenciones quirúrgicas no incluyan el anestesista en muchos seguros privados. Es clave conocer además cuáles son las pruebas, los tratamientos, intervenciones quirúrgicas o procesos que necesitan autorización previa de la compañía. Es un gravísimo error pensar que todos los seguros son iguales.

c) La subida de las primas y la cancelación de los seguros ,también ocasiona bastantes quejas. Las compañías solo tienen obligación de informar al usuario si se va a producir una subida sustancial de la prima. Además el asegurado tiene que ser consciente de que son habituales las subidas de la prima cuando éste cumple cierta edad. Las pólizas de salud, en sus condiciones generales, recogen formulas para actualizar los precios, ajustar sus costes técnicos y corregir un exceso de siniestralidad. Todo lo anterior puede ser coincidente en alguna anualidad con el incremento por salto de edad.

d) La espera para las pruebas diagnósticas se está convirtiendo en un lastre también para la sanidad privada. El servicio post-venta en el seguro se analiza muy poco en el momento de la contratación, porque no se tiene en cuenta la experiencia de las Corredurías de Seguros. Este seguro presenta un ratio alto de contratación directa con la aseguradora o por medio de agentes exclusivos.

En el caso de que nos viéramos en la necesidad de presentar una queja o reclamación por alguno de los motivos anteriores u otro, el primer paso que debemos dar es acudir a nuestro mediador de seguros, si es independiente, él es el que mejor conoce la situación en la que nos encontramos  y podrá resolver la mayor parte de nuestras reclamaciones directamente sin necesidad de presentar una queja o reclamación por escrito, ante el servicio de atención al cliente, defensor del asegurado o servicio de reclamaciones de la Dirección General de Seguros.

Fuente: cincodias.com y elaboración propia

 

Etiquetas: , , ,

El cuidado de nuestra salud repercute en el bolsillo

caminar, runningUna cadena de supermercados de Estados Unidos, se planteó por qué muchas personas no tienen hábitos de vida saludable y si las excusas que encontraban para justificar esta situación desaparecerían incentivando un estilo de vida saludable de alguna forma. Vivir más y mejor no parece un buen motivo al ser humano.

Para responder a esto llevaron a cabo una iniciativa: incentivar a sus trabajadores mediante bonificaciones económicas en su póliza de seguro. Dio sus frutos y fue todo un éxito.

Los trabajadores se esforzaron en mejorar su situación en casos con obesidad, diabetes, hipertensión, etc. Esto se tradujo en beneficios  para los trabajadores en primer lugar, también para la empresa al contar con una estructura en mejores condiciones físicas y de salud, que aumentan la productividad y la calidad del trabajo, y ¿en beneficios para el seguro de salud? Sin duda también, debido a que supone ahorrar  en costes médicos.

Por este motivo una compañía aseguradora adoptó una estrategia similar pagando a quien más se mueva y lleve una vida activa. Se controlará mediante una pulsera tecnológica, que registra el número de pasos que damos a diario, y se abonará un dólar cada vez que el usuario alcance la meta de 2000 pasos diarios hasta 10000 pasos por día, que se establecen dependiendo de varios factores y las circunstancias de cada persona. Se supone que está bien medido el esfuerzo, en caso contrario podría suponer un sobrecoste para las aseguradoras de vida riesgo.

Se pueden acumular un máximo de veinte dólares por mes canjeables en una tienda virtual y es sin duda una apuesta interesante y novedosa que aprovecha además la fiebre por correr y mejorar el estado físico y mental, el running actual.

Esta estrategia de la Aseguradora que bonifica al usuario económicamente y no sólo le ofrece coberturas y protección es un cambio en el punto de vista que beneficia a todos, ya que promueve buenos hábitos e intenta prevenir el problema, en lugar de tratarlo una vez que haya ocurrido. En España pronto se conocerán iniciativas similares, no sería raro que pronto conociéramos alguna oferta de este tipo, los precios no pueden subir y los beneficios tienen que mejorar. Si te ha parecido interesante esta iniciativa, lo mejor es que permanezcas en contacto con una correduría de seguros como José Silva para conocer en todo momento las últimas novedades en el sector y la póliza que mejor se adapta a tus necesidades.

 

Fuente: vitonica.com y elaboración propia

 

Etiquetas: , , , ,

Seguro medico con Cuadro cerrado o Libre elección con reembolso. Diferencias.

seguro de saludLa salud es el bien más importante que tiene el ser humano y por eso su cuidado requiere de expertos. El aumento de la oferta de seguros de salud ha hecho que ésta sea más compleja y variada. Este es un hecho positivo que implica conocer todas las opciones que existen y a la hora de hacer una contratación, valorar las diferentes alternativas para decidir cual se ajusta mejor a nuestras preferencias y necesidades.

Entre las opciones, a grandes rasgos, nos encontramos tres modalidades:

  • Seguros con cuadro médico y hospitalario cerrado: es la fórmula habitual al pagar por un seguro de salud. Nos ofrece poder elegir dentro de un cuadro médico determinado y de unos servicios médicos seleccionados por la Aseguradora, sin cargos adicionales.
  • Seguros de/con reembolso: A nuestro entender representar la verdadera medicina privada,  además de poder utilizar el cuadro médico y  servicios complementarios elegidos por la Aseguradora, es el usuario o paciente ( Tomador o Asegurado) el que acude a los profesionales o centros médicos libremente, en cualquier lugar del mundo, abona directamente la consulta médica o la prueba diagnóstica y después presenta la factura del servicio a la compañía de seguros que abonará según lo que establezca la póliza (normalmente entre el 80% al 90%).
  • Seguros de pruebas médicas: se trata de una póliza muy económica, ideal para quien confía y dispone de buenos servicios del Sistema Público de Salud, pero no le gustan las esperas para realizar pruebas de diagnóstico. Funciona de igual forma que los anteriores, mediante Cuadro Cerrado de Centros recomendados o en Libre Elección.

Hay que tener en cuenta que la mayoría de los seguros de reembolso suelen estar estructurados en pólizas denominadas mixtas con su  cuadro médico cerrado al que puedes acudir sin ningún otro coste y además la opción de acudir a un especialista fuera de este cuadro, con límites para los honorarios profesionales.

Una vez que conocemos las opciones tendremos que tener en cuenta otros factores en nuestra elección:

Circunstancias familiares: Si se quiere asegurar a una familia amplia, el coste de un seguro de libre elección requiere un presupuesto mayor, mientras que si se trata de un seguro individual o familiar sin hijos es más accesible. Los seguros colectivos de empresa tienen la ventaja del precio por el volumen de asegurados, conviene preguntar o solicitar esta forma de salario en especie, tiene muchas ventajas fiscales.

Circunstancias residenciales y laborales: habrá que tener en cuenta si se trata de una persona que viaje mucho o por el contrario se tiene una residencia fija. En el primero de los casos es aconsejable contar con un seguro de libre elección para ser atendidos en cualquier lugar del mundo. Los seguros de Asistencia en Viaje son el complemento necesario si el viaje o la estancia en el extranjero se prolonga más de 90 días.

Preferencias en la elección de médico: Ésta es la mayor ventaja que presenta el seguro de libre elección con reembolso. Nuestro médico de confianza.

Circunstancias personales: En los seguros médicos puede haber restricciones, exclusiones, pre-existencias, límites etc.  por edad o si se padecen determinadas patologías, cuidado a éste aspecto porque es la causa que presenta más quejas e insatisfacciones de los usuarios. La terminología médica es farragosa y acudir a internet no es la solución.

En conclusión, la mejor elección será la que recomiende un profesional independiente como es la Correduría de Seguros.

Fuente: cincodias.com y elaboración propia

 

Etiquetas: , ,

Factores que afectan al precio del seguro médico

Ahorro en seguro médicoEn España  ya somos más de 9 millones las personas que tenemos contratado un seguro de salud,  la mayoría particulares con familiares a su cargo. Si comparáramos con otros países occidentales o concretamente con EE.UU., veríamos que, en nuestro país, la penetración de este tipo de productos y servicios sanitarios es muy baja, debido en gran medida a que contamos  con uno de los sistemas sanitarios más competentes a nivel mundial. Sin embargo, los usuarios que buscan un servicio médico-hospitalario más rápido (las listas de espera en el sistema público pueden poner en riesgo nuestra salud y afectan al rendimiento en la empresa) y con acceso directo a especialistas, buscan la atención ágil y personalizada para su salud.

A la hora de contratar un seguro de salud, existen factores que afectan al precio que pagamos por nuestra póliza, entre los que señalamos los más relevantes:

  • La edad: es prácticamente el factor más importante. El mejor momento para contratar una póliza es la juventud/madurez, ya que las visitas al médico suelen ser más reducidas y por tanto la cuota también. Sin embargo, a partir de los 65-70 años puede incluso resultar complicado encontrar una aseguradora. También si hay un bebé en la unidad familiar el coste aumenta, al implicar bastantes gastos pediátricos.
  • El sexo: ya no es un factor diferenciador , sin embargo , el precio del seguro para una mujer en edad de tener hijos es mayor, debido al coste que puede tener la atención al embarazo y el parto, es decir presenta un mayor riesgo, de forma idéntica en el caso del hombre a partir de los 50 años de edad. Hay compañías de seguros que permiten contratar ésta cobertura de forma opcional porque la mujer tiene derecho a decidir sobre su maternidad.
  • El historial médico: también si el asegurado tiene un historial médico con alguna enfermedad preexistente, aquellas manifestadas antes de contratar el seguro, o que requiera seguimiento, el precio de la póliza será mayor al prever una mayor cantidad de visitas y gastos médicos. Esta circunstancia representa el mayor riesgo cuando se toma la decisión de cambiar de aseguradora, sin el asesoramiento profesional de una Correduría de Seguros.
  • La zona geográfica: en España el precio de la póliza varía considerablemente en función de la región en la que residimos; así, por ejemplo, mientras que en Navarra la media por un seguro es de 159€/mes, en Asturias podemos obtener el mismo servicio por 85€. En éstas diferencias están contempladas servicios y coberturas distintas.

Obviamente también la solvencia de la compañía aseguradora elegida será un factor influyente en el precio de la póliza. Al identificar estos elementos diferenciadores a tener en cuenta, lo más eficaz para contar con un seguro que se adapte a todas nuestras necesidades y al mejor precio, es contar con el servicio de una Correduría de seguros, que en función de nuestro perfil y del análisis objetivo del mercado ayudará a elegir la mejor opción.

Fuente:Expansion.com y elaboración propia

 

Etiquetas: