RSS

Archivo de la etiqueta: seguro médico internacional

¿Viajarás en Semana Santa?

paris berlin amsterdam helsinki copenhague dublin stockholm madrid vienne lisbonne londres athenes luxembourg bruxelles reykjavikSemana Santa está a la vuelta de la esquina, así que la mayoría ya tendrán pensado qué hacer en estos días o estarán buscando opciones en donde viajar en estos primeros días festivos de primavera. ¿Una playa con sol seguro, una escapada al extranjero…?

Decidas lo que decidas, te interesará saber todo sobre la asistencia en viaje a la hora de organizar tus vacaciones, ya que es la garantía que te protege frente a imprevistos médicos, retrasos, paralizaciones, incidencias políticas, altercados y otros avatares. Sobre todo si el destino elegido es fuera de España.

La salud es el principal motivo por el que los viajeros solicitan auxilio a las aseguradoras, hasta tal punto que (según la patronal del seguro Unespa) siete de cada diez peticiones de asistencia cursadas entre julio de 2015 y julio de 2016 se debieron a problemas de esta naturaleza.

Si tienes contratado un seguro de viaje con esta cobertura y sufres cualquier incidente sanitario, independientemente de dónde te encuentres disfrutarás de atención médica, e incluso repatriación si fuera necesario, además de otras prestaciones como el reintegro de los gastos por hospitalización o un intérprete (resulta complicado explicar en otro idioma tus dolencias…).

Pero la asistencia en viaje no es la única cobertura de este seguro. Según el destino y el objetivo del viaje, la aseguradora podría cubrir también la cancelación, el reembolso de las vacaciones no disfrutadas si han sido interrumpidas, garantías de custodia de la vivienda si se produce un robo en la misma mientras estás de viaje, la demora en la llegada de vuelos o equipaje, o su pérdida o robo, las pérdidas de enlaces, la responsabilidad civil por posibles reclamaciones, o la asistencia jurídica.

Las coberturas más habituales de un seguro de viaje suelen ser:

  • Tu asistencia médica y sanitaria si sufres un accidente o enfermedad fuera de tu ciudad.
  • Una indemnización en el caso de que tengas algún tipo de invalidez o que fallezcas durante el viaje.
  • Indemnización por el robo o los daños materiales que puedan sufrir tus efectos personales.
  • Los gastos que conlleve tu regreso anticipado cuando sea consecuencia del fallecimiento de uno de tus familiares o de los de tu acompañante siempre y cuando él también esté incluido en la póliza.
  • Los gastos por regresar anticipadamente si padeces durante el viaje una enfermedad o si tu domicilio personal sufre un incendio o siniestro.
  • Un abogado que te defienda en el caso de que tengas problemas legales fuera de tu país.
  • El traslado de uno de tus familiares al lugar en el que te encuentras de viaje si eres hospitalizado, además de los gastos que se puedan derivar de su estancia en el lugar.
  • Los servicios de un traductor en el caso de que sufras un accidente o enfermedad en el extranjero.
  • La asistencia odontológica de urgencia y sus costes.

Cuando estés organizando tu viaje, lo más aconsejable es que consultes con tu correduría qué coberturas necesitas según el destino, el objetivo del viaje, etc. Para que te ayude a encontrar el seguro que mejor se adapte a ti y tus vacaciones.

Fuente: elpais.com y elaboración propia

Anuncios
 

Etiquetas: ,

Vivir tranquilo en el extranjero: seguro médico internacional

Menos mal que me advirtieron antes de irme a vivir a Inglaterra de contratar un seguro médico internacional. El desconocimiento que tenía sobre cómo funciona el tema de la sanidad en ese país, y también en España, me hizo creer que sólo con mi tarjeta sanitaria pública me bastaría para poder ir al médico en caso de emergencia. Tal fue la sorpresa, y a la vez la satisfacción porque ya lo llevaba contratado, que supuestamente en ese país para tener una cobertura médica se necesita estar trabajando y es la empresa la que paga la cobertura médica por ti. El hecho de mi ida a Inglaterra fue precisamente ese, mi pareja estaba viviendo allí y yo me fui a buscar trabajo porque en España la situación laboral para mí era cada vez más complicada. Sin embargo, y a pesar de no tener apenas recursos económicos, porque ya llevaba varios meses desempleada, empecé a buscar información en el mercado de los seguros médicos a nivel internacional, por estos valores que recibí en mi familia de ir siempre bien seguros cuando realizamos viajes de distancias más largas.

La cuestión fue que a los dos meses de estar allí y con la llegada del invierno, como cualquier español que está acostumbrado al buen clima de nuestra tierra, caí enferma con una infección de las vías respiratorias que me dejó en cama más de una semana. Claro, el seguro médico de mi pareja no cubría mi asistencia sanitaria, así que fui como una ciudadana inglesa más, y totalmente tranquila. Primero escogí un buen médico que me habían recomendado y, en un primer momento, no me atendieron muy bien en la clínica, hasta que mostré la tarjeta que me facilitaron al contratar el seguro, que por cierto muy bien recomendado por el Corredor de Seguros de mi familia. Me atendieron estupendamente y el tratamiento fue el adecuado, evitando que estuviese más días en cama. Después, la tramitación del papeleo ha sido de lo más sencillo, sin mareos ni complicaciones, sólo llame al número de teléfono que me facilitaron y me lo iban solucionando todo en el momento de manera amable.

Me siento muy satisfecha con el servicio que me habían prestado, porque otros amigos me habían comentado los numerosos problemas que habían tenido al acudir al médico en Inglaterra. Mi póliza incluía también servicios adicionales, como el odontólogo y el podólogo, que en este país resultan bastante caros.

Por eso, siempre que escucho o me comentan que alguien se va a vivir al extranjero, a cualquier lugar, les recomiendo de manera insistente que contraten este servicio, que se trata de una inversión muy pequeña y puede llegar a ser muy rentable, en comparación con lo que puede costarnos la asistencia médica. 

 

Etiquetas: , ,