RSS

Archivos Mensuales: mayo 2018

¿CÓMO DEBO TRANSPORTAR A MI MASCOTA EN EL COCHE?

¿CÓMO DEBO TRANSPORTAR A MI MASCOTA EN EL COCHE?Con las vacaciones de verano cada vez más próximas es conveniente comenzar a planificar esa escapada que tienes en mente, y si esta vez has decidido que te acompañe tu mascota necesitarás conocer una serie de medidas para garantizar su seguridad, la del resto de pasajeros y la tuya propia.

El coche suele ser el medio preferido para realizar viajes junto a nuestro animal de compañía, pero la Dirección General de Tráfico advierte que el 50% de los dueños desconoce la normativa sobre cómo llevar a los animales correctamente sujetos, lo que provoca situaciones de grave riesgo de accidente en nuestras carreteras. Existen en el mercado una gran variedad de sistemas de sujeción para que tu mascota viaje cómoda y segura, pero has de tener en cuenta que, dependiendo del tamaño del animal, de la duración del trayecto y si van a viajar uno o varios animales, algunos son mas convenientes que otros.

  • Transportín: Sólo sirve para animales de tamaño pequeño o mediano. Se debe colocar en el suelo del vehículo, bien encajado, pero nunca en un asiento, ni siquiera sujeto con el cinturón de seguridad, ya que en caso de accidente el transportín puede destrozar los puntos de sujeción del cinturón y salir lanzado contra el reposacabezas o el parabrisas
  • Jaula: Su ventaja es el tamaño, ya que puedes transportar mascotas grandes. Debe ser colocado en el maletero, siempre en posición transversal a la dirección de la marcha.
  • Arnés de cinturón: Se fija al enganche del cinturón de seguridad. Es preferible que elijas el que posee doble enganche con un sistema de unión corto, lo que evitará que la mascota choque contra los asientos en caso de producirse un impacto
  • Redes y barras: Un rejilla colocada entre los pilares de la estructura del coche, separando la cabina del maletero, permite a la mascota moverse libremente sin molestar, pero en caso de colisión y según la posición del animal en ese momento, puede sufrir lesiones muy graves. La mejor opción es combinar el transportín con la rejilla divisoria.

También debes tener en cuenta que durante el viaje, el animal puede sufrir ansiedad, fatiga, e incluso nerviosismo, para evitar estas situaciones debes crear un ambiente cómodo para tu mascota, con agua fresca y comida a su disposición e incluso llevando alguno de sus juguetes u objetos propios, lo cual le tranquilizará. Es recomendable realizar una parada cada dos horas como máximo, para que tu mascota tome el aire, salga, coma, beba y descanse. Nunca dejes encerrada a tu mascota en el coche, en especial si viajas durante el verano, ya que podría sufrir un golpe de calor.

Si vas a viajar fuera de España, no te olvides de consultar primero cuáles son las normas de circulación en los países a visitar, en cuanto a los animales, ya que no en todos son las mismas. Para poder viajar por la Unión Europea con un perro, gato o un hurón en el coche, se debe llevar un pasaporte sanitario europeo de animales de compañía, expedido por un veterinario autorizado, donde figuren todos los datos de la mascota, así como las vacunas validadas. El animal debe llevar además un chip o tatuaje claramente legible.

Por último, pero no por ello menos importante, siempre que realices un viaje junto a tu mascota es imprescindible que dispongas de un buen Seguro de animales, que cubra indemnización en caso de muerte accidental o robo, asistencia veterinaria por accidente, estancia en residencia canina en el caso de hospitalización del propietario, reembolso de gastos de búsqueda en caso de extravío y la Responsabilidad Civil por posibles daños causados. En la Correduría José Silva son especialistas en comparar seguros, ofreciéndote así las mejores coberturas y precios del mercado, si estás interesado en este u otro tipo de seguro, no dudes en contactar con ellos.

Fuentes: revista.dgt.es y elaboración propia.

Anuncios
 

Etiquetas: , , , , ,

EL TRÁFICO EN ZONAS RESIDENCIALES

EL TRÁFICO EN ZONAS RESIDENCIALESTodos sabemos que cuando estemos circulando por vías de uso común, debemos cumplir las normas establecidas en la Ley de Tráfico y Seguridad Vial, pero, ¿ocurre lo mismo cuando conducimos por las calles de una urbanización o zona residencial privada?. La respuesta es afirmativa, los preceptos de la Ley también serán de aplicación cuando las carreteras, aun siendo privadas sean utilizados por una comunidad indeterminada de personas. Tanto es así que los propietarios y usuarios de este tipo de vías tienen el derecho de formular ante los agentes de la policía local las correspondientes denuncias por incumplimientos de la normativa vial, aunque este tipo de denuncias tendrán el carácter de voluntarias y por lo tanto, sometidas a un proceso donde la carga de la prueba corresponde al denunciante.

Conviene apuntar que son los propietarios de una urbanización o zona residencial privada los que tienen la obligación de señalizar correctamente los viales de su propiedad, incorporando en ellos aquellas señales específicas que están recogidas en el Reglamento General de Circulación de las vías y terrenos. Los usuarios de estas vías tienen la obligación de cumplir con las señales existentes, circulando y estacionando sus vehículos en la forma establecida.

Los agentes de la Policía Local no podrán sancionar por iniciativa propia en este tipo de carreteras, salvo que hayan sido requeridos expresamente por los propietarios de la vía o el terreno donde se encuentre el vehículo infractor, pero a la hora de determinar la posible responsabilidad por un accidente, siempre prevalecerán las disposiciones de la Ley de Tráfico y Seguridad Vial en lo relativo a la conducta mantenida por los implicados.

Una mención especial requiere la señal S-28 o señal de calle residencial, cuyo significado desconocen muchos conductores. Se trata de una señal vertical cuadrada con fondo azul y varios iconos de color blanco que indica las zonas de circulación especialmente acondicionadas que están destinadas en primer lugar a los peatones. Si observas esta señal en una calle debes saber que en ella se aplican unas normas especiales de circulación, que son las siguientes:

  • La velocidad máxima de los vehículos no puede exceder los 20 km/h.
  • Los conductores deben conceder prioridad a los peatones.
  • Los vehículos sólo pueden estacionarse en los lugares designados por señales o marcas viales.
  • Los peatones pueden utilizar toda la zona de circulación, pero no deben estorbar a los conductores.
  • Los juegos y deportes están autorizados en la vía.

En las calles residenciales el conductor debe extremar las precauciones, ya que los peatones tienen siempre la prioridad y pueden ocupar la calzada, lo que puede ocasionar que se desplacen de un modo imprevisto y que tal vez no vean al vehículo. Por ello, es siempre recomendable adaptar la velocidad, mantener una distancia apropiada y, al aproximarse a los peatones, adoptar las medidas necesarias para su seguridad, especialmente cuando se trate de niños, ancianos o personas con movilidad reducida.

 

Otro aspecto importante de las vías privadas es su mantenimiento. Las Comunidades de Propietarios de la urbanización o zona residencial privada serán quienes deban hacerse cargo de la rehabilitación de los viales de su propiedad, lo que supone una obra importante y para la cual es necesario contar con un Seguro especializado, que garantice el conjunto de los trabajos y la posible responsabilidad de la Comunidad, que se convierte en este caso en promotora de las obras.

Fuentes: boe.es, dgt. es y elaboración propia.

 

Etiquetas: , , , ,