RSS

Archivo de la etiqueta: incapacidad temporal

¿POR QUÉ NECESITAMOS LOS SEGUROS PERSONALES?

Hemos aprendido a ser más prudentes y previsores. La crisis del coronavirus nos ha enseñado una valiosa lección: que no podemos descartar ningún escenario de riesgo y que por lo tanto debemos tomar todas las medidas de protección necesarias para cada situación. Puede que nos aguarde una de las peores crisis de nuestra historia cuando aún no hemos conseguido salir completamente de la anterior, pero esta vez trataremos de hacer las cosas mejor, siendo más conscientes de nuestras debilidades y tomando todas las medidas de precaución necesarias ante los posibles riesgos que puedan aparecer en nuestro camino. La experiencia tras el impacto del Covid-19 nos ha mostrado que la seguridad es un valor esencial y que la salud es el bien más preciado que tenemos.

Nuestro mundo está sufriendo la peor pandemia que se ha conocido en un siglo y nuestro país ha sido duramente perjudicado por ella. A la preocupación que hemos vivido por la tragedia personal de las decenas de miles de compatriotas fallecidos y los cientos de miles de afectados, a los enormes esfuerzos que hemos realizado de manera ejemplar para respetar el confinamiento y las actuales normas de distanciamiento social, a la tensión que ha sufrido y sigue sufriendo nuestro tejido empresarial, a todo ello hay que sumar los desastrosos efectos económicos y sociales derivados de la crisis originada por el virus Covid-19. Sin embargo, a pesar de toda la angustia que hemos vivido y de la incertidumbre e inquietud que el coronavirus ha creado a nuestro alrededor, sabemos que nos hemos levantado siendo mas fuertes tras este duro golpe recibido. Esta epidemia nos ha demostrado que somos una sociedad resistente, solidaria y resiliente, capaz de superar cualquier situación adversa.

Todos estos cambios relacionados con el control de la incertidumbre y de la preocupación por los futuros riesgos marcan un nuevo rumbo del sector asegurador (compañías y mediadores), que durante las etapas más duras de la pandemia ha demostrado estar a la altura de las circunstancias, garantizando la asistencia a todos sus clientes y poniendo en marcha innovadores sistemas de atención y asistencia remota. Las aseguradoras, sabedoras de que el Covid-19 ha cambiado nuestra forma de trabajar, de relacionarnos y también de percibir los riesgos, ofrecen cada vez productos más especializados que cubren las nuevas necesidades de la población; los mediadores conocedores de que las personas necesitan ayuda en la búsqueda de esa protección, un bien de primera necesidad que le da más relevancia a los seguros personales que cubren los riesgos de fallecimiento, invalidez, hospitalización e incapacidad temporal.

Claros ejemplos de estas circunstancias son los cada vez más solicitados seguros de incapacidad temporal para autónomos, profesionales y empleados por cuenta ajena, que cuentan con las siguientes garantías:

  • Coberturas que corresponden a un seguro de asistencia sanitaria, que garantizan atención médica con los mejores profesionales y sin listas de espera.
  • Coberturas que corresponden a un seguro de enfermedad, que garantizan una indemnización en el caso de ingreso en un hospital.
  • Coberturas por parto.
  • Coberturas por invalidez permanente o absoluta.
  • Coberturas correspondientes a un seguro de decesos.

Por otra parte, cada día hay más interés por la contratación de seguros de salud para pymes o empresas, es decir, pólizas médicas colectivas que garantizan a los empleados, y en muchas ocasiones a sus familiares, una asistencia sanitaria cómoda, rápida, eficaz y personalizada, así como un amplio abanico de servicios, como por ejemplo medicina preventiva, consultas a especialistas, pruebas médicas, tratamientos, intervenciones quirúrgicas o hospitalización individual, entre otras.

También es importante señalar los seguros de vida, ya que se encargan de cubrir tanto contingencias ocasionadas por accidentes como por enfermedad. Se trata de una póliza que garantiza al asegurado un resarcimiento económico a favor de sus familiares directos o a aquellas personas a quienes quiera beneficiar en caso de fallecimiento o incluso su propia invalidez parcial, total o absoluta. Este tipo de seguros suele ofrecer cobertura adicional por el riesgo de quedar incapacitado para desarrollar una actividad profesional o laboral por culpa de un accidente o enfermedad.

En José Silva Correduría de Seguros estamos en continua evolución para adaptarnos a las nuevas necesidades de la sociedad y poder ofrecer las pólizas personales más innovadoras del mercado. Si tienes alguna consulta sobre éstos u otros seguros no dudes en ponerte en contacto con nosotros y te asesoraremos o simplemente informaremos, tú eliges como deseas que te ayudemos.

 

Fuentes: elaboración propia.

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

LA DISCAPACIDAD PUEDE SER UNA DEPENDENCIA

DiscapacidadSegún la definición de la Organización Mundial de la Salud, Discapacidad es un término general que abarca las deficiencias, las limitaciones de la actividad y las restricciones de la participación; Es un problema que afecta a una estructura o función corporal, es un fenómeno complejo porque tiene su origen en factores hereditarios, metabólicos, congénitos, cromosómicos, accidentales, neuromusculares, infecciosos o degenerativos. Más del 52 % de las personas con alguna discapacidad física tienen dificultades para pagar los gastos diarios de salud y necesidades relacionadas con su discapacidad.

Además sólo el 21 % de las personas que tienen una discapacidad reciben algún tipo de ayuda en España y la cuantía económica media es de 764 euros. La mayoría carecen de las necesarias adaptaciones en las viviendas. Los edificios públicos son más accesibles que los privados por las barreras arquitectónicas. El próximo 4/12/2017 cumple el plazo para que entre en vigor el Real Decreto Legislativo 1/2013 de 29 de noviembre por el que se aprobó el texto refundido de la Ley General de derechos de las personas con discapacidad y de su inclusión social, que establece (disposición adicional tercera, punto 1, apartado b) dicha fecha como plazo máximo exigible parade las condiciones básicas de accesibilidad y no discriminación de todos los edificios existentes, y que sean susceptibles de ajustes razonables (las modificaciones y adaptaciones necesarias y adecuadas del ambiente físico, social a las necesidades específicas de las personas con discapacidad que no impongan una carga desproporcionada o indebida). Por otra parte, la Ley 8/2013 de 26 de junio de rehabilitación, regeneración y renovación urbana en su artículo 2, apartado 4 define lo que considera ajustes razonables, entre otros que el coste de las obras repercutido anualmente y descontando las ayudas públicas a las que se pueda tener derecho, exceda de doce mensualidades ordinarias de gastos comunes.

Sin embargo la morosidad en las Comunidades de Propietarios, causada principalmente por los bancos, impide en muchas ocasiones acometer las obras de reforma necesarias. El Ministerio de Sanidad ha previsto tres horquillas de multas:

  • Las sanciones leves oscilarán entre los 301 y los 6.000 euros (en grado mínimo), de 6.001 a 18.000 en su grado medio y de 18.001 a 30.000 euros en su grado máximo.
  • Las infracciones graves serán sancionadas con multas de 30.0001 a 60.000 euros, de entre 60.001 y 78.000 euros y de 78.001 a 90.000 euros según el grado registrado, mientras que
  • Las infracciones muy graves acarrearán sanciones que oscilan entre los 90.001 y 300.000 euros y hasta los 600.000 y un millón de euros conforme aumente el grado.

La sociedad española no discrimina a los discapacitados, así lo percibe el 73 % de ellos, pero su situación económica le impide aportar soluciones prácticas. Las dificultades mayores a salvar son las aceras y pasos de peatones, que afectan a todo tipo de discapacitados. En general los medios públicos de transporte están muy poco adaptados, en especial el metro y tren, y algo adaptados los autobuses.

Más grave todavía es que más del 50 % de quienes se consideran discapacitados no tienen reconocida esta condición por parte de la Administración y por tanto no acceden a las ayudas públicas. Un 32 % de los españoles mayores de 35 años tiene una discapacidad física, las más frecuentes afectan a las extremidades inferiores y a la vista, espalda, cuello y oído.

La Administración reconoce 5 grados (Real Decreto 1971/1999 de 23 de diciembre), a partir de una minusvalía igual o superior al 33 % del total de sus facultades (ver leyes) de discapacidad que dan acceso a unas serie de beneficios, desde subvenciones específicas, exención de impuestos y ayudas para adquisición de inmueble. Primero hay que solicitar la evaluación al órgano competente en cada Comunidad Autónoma y que el tribunal médico reconozca su existencia y grado. Después esperar a que la propia Administración libere los recursos y asigne las prestaciones. Todo éste proceso suele consumir entre dos a cuatro años según el lugar de residencia. No se cumple con el mandato constitucional de igualdad de todos los españoles.

La Dependencia tiene motivos varios, enfermedad en el 41 % de los casos, envejecimiento en el 28 % y accidentes en el 18 % de los afectados. Tres de cada diez personas tienen dificultades para tareas de limpiar, cocinar, vestirse, asearse, moverse. Algunas podrían resolverse con adaptaciones en el hogar o el edificio, pero no pueden hacerse por falta de economía o la vivienda no es de su propiedad. Un día cualquiera de una persona discapacitada precisa utilizar utensilios de aseo específicos en un 52%, ascensor 30%, rampas 29%, camas especiales 19% y pasillos amplios el 13%

A todo lo anterior hay que añadir el Real Decreto Legislativo 7/2015 que estableció el Informe de Evaluación de los Edificios (IEE), previendo que las Comunidades Autónomas regulasen algunos aspectos precisados de desarrollo normativo, así el 26/10/2016 en el BOCAM se publicó el Decreto 103/2016 de 24 de octubre por el que se regula el IEE en la Comunidad Autónoma de Madrid y se crea el Registro Integrado Único de Informes de Evaluación y el calendario para realizar el primer informe. Será exigible para los edificios de vivienda residencial colectiva con una antigüedad superior a 50 años desde la fecha de finalización de las obras de nueva planta o de rehabilitación con reestructuración general y a todos aquellos titulares pretendan acogerse a ayudas públicas para acometer obras de rehabilitación, accesibilidad universal o eficiencia energética. Están obligados por tanto los propietarios únicos (propiedad vertical), las Comunidades de Propietarios (propiedad horizontal) y las agrupaciones de Comunidades de Propietarios (Mancomunidades o Complejos). El informe contendrá como mínimo aspectos referidos al estado de conservación, condiciones básicas de accesibilidad universal y certificación de la eficiencia energética. Se tendrá que renovar cada 10 años. La primera inspección tendrá que realizarse antes del 28/06/2018 para los edificios construidos antes de 1963 y así sucesivamente.

El seguro privado aporta magníficas soluciones a la situación de discapacidad temporal o definitiva, con productos de Incapacidad Temporal, Accidentes, Dependencia  y Plan de Pensiones,  y Seguro de Vida para caso de invalidez y supervivencia.

Fuentes: Datos estadísticos publicados por OCU y la OMS.  Elaboración propia

 

 

Etiquetas: , , , , , , ,

Tipos de incapacidad laboral

Incapacidades-LaboralesGozar de buena salud es la aspiración humana más potente, sin embargo esta situación puede romperse de forma inesperada a causa de un accidente o por una enfermedad. Muchas son las personas que tienen dudas respecto a los tipos de incapacidades existentes. Se puede decir que incapacidad es lo contrario de capaz para desempeñar un trabajo o actividad cotidiana y además puede repercutir en la Seguridad Social con diversos efectos.  En este artículo vamos a intentar aclararlas haciendo un pequeño repaso a todas ellas.

Incapacidad Permanente Parcial
La incapacidad permanente es aquella que no llega a alcanzar el grado de total, ocasiona al trabajador una disminución no inferior al 33% en el rendimiento de su actividad profesional habitual pero le permite la realización de las tareas fundamentales de la misma. La Seguridad Social reconoce un tanto alzado de 24 mensualidades de la Base Reguladora. El seguro privado aporta magníficas soluciones para ésta situación de riesgo a través de los seguros de Accidentes.

Incapacidad Permanente Total
La incapacidad permanente total se caracteriza porque impide la realización de todas las tareas fundamentales de la profesión habitual del afectado, pero puede dedicarse a otra tarea diferente. En este supuesto la SS reconoce el 55 % de la Base Reguladora de las últimas bases de cotización. Los mayores de 55 años pueden ver incrementado el porcentaje en un 20 %  por las circunstancias de la dificultad de obtener empleo. El seguro de Vida Riesgo y Accidentes ayuda a proteger a las personas y familias.

Incapacidad Permanente Absoluta
Esta incapacidad impide al trabajador realizar cualquier tipo de actividad y lleva consigo la extinción del contrato de trabajo. Aquí la cuantía es del 100% de la Base Reguladora. Aunque se perciba una cantidad importante, esta se devalúa con el paso del tiempo, por eso es conveniente complementarlo con un buen programa de protección familiar.

Gran Invalidez
Esta situación se da cuando alguien con incapacidad permanente necesita la asistencia de otra persona para los actos más esenciales de su vida, como desplazarse, vestirse, comer…Además puede necesitar un complemento económico para costear la ayuda de la persona que le atienda.

Incapacidad Temporal, popularmente conocida como la baja por enfermedad o accidente, su propia definición indica que se produce mientras la persona recibe asistencia sanitaria y está impedida para trabajar, su duración no se puede prolongar más de 365 días. Para tener derechos económicos en situación de baja por enfermedad común se precisan como mínimo 180 días de cotización a la Seguridad Social en los últimos cinco años. La prestación alcanza el 60 % aproximadamente de la Base de Cotización entre el cuarto y vigésimo día y el 75 % a partir del día veintiuno. Si se trata de un accidente de trabajo la prestación es del 75 % de la Base Reguladora sin carencia.

Esperamos que este articulo os haya servido para aclarar vuestras dudas con respecto a los tipos de incapacidades laborales existentes.

 

 

Etiquetas: , , ,