RSS

Archivo de la categoría: seguro de vivienda

NUEVAS AYUDAS PÚBLICAS PARA LA REHABILITACIÓN DE VIVIENDAS

NUEVAS AYUDAS PÚBLICAS PARA LA REHABILITACIÓN DE VIVIENDAS

La mejor inversión es mejorar la propia vivienda. La edad media de vida en España ya supera los 80 años de edad y nos gusta nuestra casa. Tanto los propietarios de viviendas unifamiliares como las Comunidades de Propietarios podrán acogerse a partir de este año a las ayudas y subvenciones para la rehabilitación de viviendas enfocadas a la mejora de la eficiencia energética, la accesibilidad o la regeneración urbana, incluidas en el Plan Estatal de Vivienda 2018-2021. Las ayudas podrán aplicarse no solo a la fachada, exteriores y zonas comunes, sino también al interior de las viviendas del edificio y los principales requisitos que se deben cumplir son que la construcción no sea posterior a 1996 y que la residencia sea el domicilio habitual de sus propietarios o arrendatarios, siempre con un año de antelación al momento de solicitar la ayuda. En cuanto a los edificios, el 70% de su superficie debe estar sobre rasante y al menos el 50% de los pisos deben ser vivienda habitual. Cabe reseñar que es obligatorio presentar un Informe de Evaluación del Edificio o la ITE actualizada, el acuerdo en Junta de Propietarios y aportar el proyecto de las actuaciones a realizar.

En cuanto a la cuantía de las ayudas, el plan contempla unos límites, que el Gobierno ha fijado en 8.000 euros en el caso de los pisos y de 12.000 euros en el de las viviendas unifamiliares. En el caso de que el inmueble esté catalogado como un Bien de Interés Cultural (BIC), la ayuda sube otros 1.000 euros adicionales, mientras que se sitúa en 10 euros/m2 en el caso de las superficies de uso comercial.

Ante el escenario prometedor que se abre a la rehabilitación y para promover los criterios de sostenibilidad, dados los bajos índices de España en este tipo edificación frente a otros países europeos, el nuevo documento incluye importantes novedades, como que son subvencionables todas las actuaciones relacionadas con la mejora de la eficiencia energética de la vivienda:

  • Mejora de la envolvente térmica.
  • Instalación de sistemas de calefacción, refrigeración, producción de agua caliente sanitaria y ventilación para el acondicionamiento térmico, o el incremento de la eficiencia energética de los ya existentes.
  • Establecimiento de equipos de generación o que permitan la utilización de energías renovables.
  • Aplicación de mejoras que protejan del ruido.
  • Instalación de sistemas que contribuyan a reducir la contaminación interior del inmueble.

Debemos ser conscientes de que realizar este tipo de rehabilitación, además de contribuir al cuidado del medio ambiente, conlleva unas ventajas añadidas como son el ahorro en las facturas, el aumento del valor de la vivienda y que el inmueble reformado gana en seguridad y durabilidad.

Por último, cabe subrayar que las obras en viviendas unifamiliares no podrán exceder de los 12 meses desde la fecha de la concesión de la licencia municipal correspondiente y en el caso de los edificios, el plazo no podrá exceder de los 16 meses, aunque si afecta a más de 40 viviendas se puede ampliar el plazo a 18 meses. Es por ello que si decidimos solicitar alguna de estas subvenciones y realizar obras en nuestra vivienda o edificio, siempre es necesario poseer un seguro todo riesgo rehabilitación que nos proteja ante cualquier imprevisto que pueda mantener paralizado el proyecto.

Fuentes: fomento.gob.es y elaboración propia.

Anuncios
 

Etiquetas: , , ,

Beneficios de la economía colaborativa en Seguros.

economía colaborativaGran cantidad de plataformas electrónicas de intercambio de productos y servicios se expanden a toda velocidad ofreciendo alternativas a las empresas tradicionales basándose en la economía colaborativa.

Esta nueva forma de consumo da lugar a situaciones a las que las aseguradoras quieren dar cobertura.  Entonces ¿cómo se cubre al ocupante ocasional que viaja en un coche compartido? o ¿cómo asegurar una vivienda de intercambio de vacaciones? Ya hay respuesta para situaciones como éstas con la creación de pólizas especiales complementarias a las tradicionales, que pueden incluir, por ejemplo, en el caso de un viaje en coche compartido, coberturas adicionales como asistencia en viaje, accidentes, protección jurídica y objetos olvidados. No son totalmente disruptivas porque el seguro tiene sus fundamentos en la estadística y los datos obtenidos hasta el momento no permiten un verdadero ajuste de su coste, quizá sea producto de una apuesta por la nueva forma de hacer negocios.

Los seguros en los que más se está observando esta tendencia son los de automóvil y hogar, pero pronto puede extenderse a otros ramos, incluso los propios seguros pueden convertirse en colaborativos. Esta nueva fórmula está tomando fuerza en el mercado internacional donde se unen grupos de personas con un mismo tipo de seguro, ponen en común sus primas y, si el importe de los siniestros no excede el total de primas todo el grupo se beneficia del ahorro. Asombroso comprobar cómo la industria pretende volver a sus orígenes mutualistas, no en tabernas sino en tabletas.

Y, ¿dónde hay un grupo de personas dónde sea fácil y rentable poner en común sus primas? En una comunidad de vecinos. De esta forma los miembros de una comunidad podrían beneficiarse por un lado de un descuento por agrupar sus seguros, y por otro de los beneficios del asesoramiento profesional que aporta una Correduría de Seguros para evitar duplicidades con el seguro de su comunidad, o por el contrario incurrir en el infraseguro. Nuestra experiencia nos permite conocer que los propietarios de un inmueble pueden obtener descuentos de un 25% en sus seguros multirriesgo.

Los tiempos cambian deprisa y las tecnologías también, uno de los retos de las aseguradoras es el de saber adaptarse y crear fórmulas de acceso a las nuevas necesidades que van surgiendo en la sociedad.

Fuente: elaboración propia

 

Etiquetas: , ,

Qué tienen que conocer los “millennials” al contratar un seguro de hogar

hogar millennialsSi encuentran el nicho de su vida, deben de saber que la vivienda es una de las mayores inversiones a las que hacen frente las personas, pero además si al precio de la vivienda se le añade el de todos los bienes que se alojan en su interior, para mayor conforte y personalidad, el valor de ésta aumenta considerablemente. Por eso  resulta primordial asegurar la inversión con la contratación de seguros para el hogar.

Además del precio, aspecto relevante, tenemos que considerar una serie de aspectos, más importantes, para que nuestra elección, de entre todos los seguros existentes, sea la más adecuada, porque los siniestros ocurren y suelen costar bastante dinero:

Contenido real:  “todo aquello que se cae si pones la casa patas arriba “ , detallar objetos especiales de cierto valor, imagen, sonido, arte, “las cosas de la abuela”, pararse a pensar….qué me costaría reponer todo lo que tengo dentro. El continente, las cuatro paredes donde se guarda el contenido, la cuota de participación en las zonas comunes, el trastero y la plaza de garaje ( esto ya suena a lujo ), con el pensamiento puesto en ¿ cómo pago los desperfectos en la casa, si hay un incendio u otros daños?.

La responsabilidad civil:  es la cobertura más importante de los seguros de hogar, ya que si las instalaciones de  nuestra vivienda causaran daños a terceros habría que indemnizar con nuestro patrimonio ( ¿ quedan algunos ahorros?) a los perjudicados, que no funcionan como ONG y también quieren tener su casa bonita y arreglada. Este seguro también puede ser útil si usas bicicleta, patinete eléctrico, tienes mascota o simplemente prácticas algún deporte aficionado.
Podemos comprobar si la comunidad de vecinos en la que residimos cuenta con un seguro de comunidades, que cubre los daños en todo el edificio y puede servirnos para ahorrar esta parte; para esto siempre hay que contar con un profesional del seguro como la Correduría de Seguros, requiere un buen consejo.

Coberturas: las básicas que debe cubrir todo seguro de hogar son: daños por fenómenos atmosféricos como la lluvia, pedrisco, nieve y viento, caída de un rayo, incendio, explosión, daños provocados por ladrones, daños por agua, cristales, cosas que te pueden perder en alquileres o por robo.

Además de las coberturas básicas y las de responsabilidad civil hay otras opciones que puede interesarnos cubrir dependiendo de circunstancias particulares como atraco cuando no estás en casa, uso indebido de tarjetas de crédito o daños provocados por mascotas.

La diferencia entre el 100% del patrimonio que aseguras y los detalles opcionales marcan las principales diferencias de precio entre seguros. Cuidado no busques lo barato, sino lo adecuado, son pólizas asequibles a cualquier bolsillo.

Déjate asesorar: Una vez considerados los tipos de seguros que existen, las coberturas que ofrecen y las que necesitamos es aconsejable comparar las diferentes opciones que se ofrecen. Para ello lo mejor  es contar con la asesoría de una correduría de seguros, que realizará una comparativa y además nos prestará su ayuda cuando se presente el siniestro, “que suele llamar a la puerta” varias veces al año.

Fuente: elaboración propia y otras fuentes del sector.

 

Etiquetas: , ,

Cambios que se han producido en las coberturas del Consorcio de Compensación de Seguros desde el 1 de enero

Consorcio Compensación de SegurosYa hablamos recientemente en un artículo sobre la nueva cobertura del Consorcio de Compensación de Seguros para vehículos que no estén asegurados a todo riesgo, pues bien, desde el pasado 1 de enero de 2016 se suma al anterior un cambio sobre las coberturas del Consorcio de Compensación de Seguros en materia de riesgos extraordinarios.

Según la Orden 2845/2015, de 23 de diciembre, del Ministerio de Economía y Competitividad, se establece que en los seguros contra daños en las cosas y responsabilidad civil en vehículos terrestres se aplicará la franquicia que fije el Ministerio.

En el caso de daños directos, en los seguros contra daños en las cosas, la franquicia a cargo del asegurado será de un 7% de la cuantía de los daños indemnizables producidos por el siniestro. No obstante, no se efectuará deducción alguna por franquicia a los daños que afecten a viviendas, a comunidades de propietarios de viviendas, ni a vehículos que estén asegurados por póliza de seguro de automóviles.

Para tener derecho a indemnización por parte del Consorcio de Compensación de Seguros el daño ha tenido que ser causado por alguno de los siguientes riesgos, que son los que tienen la consideración legal de “riesgos extraordinarios”:

  • Fenómenos naturales: inundación extraordinaria, embate de mar, tempestad ciclónica atípica (tornados y vientos con rachas superiores a 120 km/h), terremoto, maremoto, erupción volcánica, caída de aerolitos.
  • Hechos violentos como consecuencia de terrorismo, rebelión, sedición, motín o tumulto popular.
  • Actuaciones de las Fuerzas Armadas o de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en tiempo de paz.

En el caso de pérdidas del rendimiento económico que hubiera podido alcanzar en un acto o actividad, de no haberse producido el siniestro, la franquicia a cargo del asegurado será la misma prevista en la póliza, en tiempo o en cuantía, para daños consecuencia de siniestros ordinarios de pérdida de beneficios.

Fuente: inese.es y elaboración propia

 

Etiquetas:

Las parejas de hecho y los seguros

parejas de hechoEn la sociedad española actual, constituir una pareja de hecho es una fórmula habitual de convivencia entre dos personas, del mismo o distinto sexo, que no quieren utilizar las normas tradicionales del matrimonio como destino para toda la vida, pero confían en un proyecto afectivo común. Sin embargo la voluntad de permanecer unidos puede afectar a los miembros de la pareja por aplicación de distintas reglas legales que van apareciendo, especialmente en las Comunidades Autónomas, si se producen hechos o circunstancias que afecten al seguro; Por este motivo desde esta atalaya identificaremos y propondremos algunas soluciones para las mismas.

En general la regulación de las parejas de hecho en nuestro país es confusa. Tomemos como ilustración la situación de Ángel y María, que se conocen desde hace algún tiempo, trabajan ambos, él como autónomo consultor para empresas en cumplimiento de normativa legal y ella como trade marketing de una multinacional; deciden irse a vivir al piso alquilado por María hace 3 años, con su hija Sara de 4 años, fruto de otra relación sentimental. La vida laboral y social de ambos es intensa y no han pactado nada por escrito. Los escenarios ficticios podrían ser los siguientes:

  • La convivencia puede devenir en responsabilidad por la titularidad del contrato de arrendamiento, el uso de la vivienda y sus instalaciones, la relación con la Comunidad de Propietarios, el uso de los elementos comunes como piscina, zona deportiva y el cuidado de los hijos si los hay. ¿Es necesario proponer al arrendador la incorporación de ambos al contrato de alquiler? La Ley 29/1994 de 24 noviembre de Arrendamientos Urbanos, reconoce supuestos de subrogación a favor de la persona que hubiera venido conviviendo con el arrendatario un período mínimo de dos años.
  • En caso de un siniestro, la compañía de seguros ¿le considera un tercero o un Asegurado a los efectos de la cobertura de Responsabilidad Civil? La relación de afectividad tiene una repercusión muy directa en las reclamaciones y las indemnizaciones en el ámbito penal, administrativo y procesal. El Baremo de la Ley de Responsabilidad Civil y Seguro en la Circulación de Vehículos a Motor dice que solo tiene derecho a indemnización igual a la del cónyuge, las uniones consolidadas. ¿Deben de comunicar a la Aseguradora que hay dos Asegurados? ¿Pueden ambos conducir los vehículos del otro? ¿Quién disfruta del período de maternidad? ¿Cómo se regulan los beneficios sociales de la empresa y el convenio colectivo? Ejemplo número uno. Ángel está trabajando desde casa y al mismo tiempo quiere sorprender a María con una cena romántica, estaba tan involucrado en el informe que no reparó en que en la cocina se inició un fuego que rápidamente alcanzó la campana  y los muebles. Intervinieron los bomberos y varios vecinos; Los daños fueron cuantiosos a la propia vivienda y a los colindantes. El seguro del continente está a nombre del propietario de la vivienda y el de contenido de María ¿pagará la aseguradora los daños causados por Ángel?
  • La ruptura de la pareja después de una convivencia, ¿afecta a los contratos de seguro que hayan podido firmar conjuntamente? Ejemplo número dos. María reserva un estupendo viaje a Japón a través de la acción social de su empresa y asegura el mismo, para el caso de no poder viajar. Dos días antes de iniciarlo Ángel tiene que ser intervenido de apendicitis y no puede moverse de la cama, ¿le pagará la aseguradora los gastos de la cancelación del viaje?
  • El ciclo de la vida es inexorable y a lo largo del tiempo se pueden presentar situaciones de enfermedad, pérdida del puesto del trabajo, incapacidad temporal, invalidez o muerte de uno o de ambos. ¿Quiénes son los beneficiarios de los seguros contratados? ¿Quién y cómo debe tributar? ¿Es válido el testamento vital? ¿Qué legislación se aplicará si ambos son de nacionalidad diferente, o incluso de Comunidad Autónoma distinta? Ejemplo número tres. María es víctima de un trágico accidente de aviación, ¿a quién debe pagar la indemnización la aseguradora? En el contrato de seguro de vida es habitual el término “cónyuge” y la designación genérica de beneficiarios a tal figura. ¿Se puede considerar a la pareja de hecho beneficiaria en una designación así?  En el artículo 85 de la Ley 50/1980 de 8 de octubre de Contrato de Seguro, solo hace referencia expresa al cónyuge como beneficiario y no a otras formas de unión afectiva, por tanto la designación de beneficiario adquiere gran importancia. ¿Tiene Sara derecho a percibir alguna indemnización que asegure su educación?  El artículo 174 de la Ley 40/2007 de medidas en materia de Seguridad Social establece un mínimo de cinco años de convivencia demostrable para equipararla a una relación de afectividad similar a la conyugal.

Parece obvio que recibir asesoramiento legal es imprescindible y contar con la ayuda de una Correduría de Seguros que planifique cómo ordenar el riesgo de la convivencia son decisiones muy acertadas, especialmente porque además el costo de ambas acciones representa menos de lo que supone una cena a la carta un viernes por la noche.

Algunos consejos para situaciones comunes, si cada uno ya tiene su propio seguro, será decidir si sale más rentable mantener las pólizas separadas o conjuntas. La finalidad de los seguros es estar cubierto en caso de que suceda algún imprevisto, por lo tanto revisar y si procede, actualizar los beneficiarios de las posibles indemnizaciones. En el seguro de la vivienda, comprobar las coberturas del continente (el edificio), del contenido (mobiliario, ajuar y útiles profesionales) y la responsabilidad civil general y personal, adaptar las sumas aseguradas a la realidad de lo que costaría su reposición a valor de nuevo. Unificar todos los seguros en una Correduría facilitará las gestiones y reducirá su precio.

 

Etiquetas: , ,

MOTIVOS PARA NO ACEPTAR EL SEGURO QUE ME IMPONE EL BANCO

firma hipoteca bancoEs un mensaje repetido hasta la saciedad: no es obligatorio suscribir ningún seguro con las hipotecas, pero sigue siendo cada vez más frecuente que las entidades financieras exijan, a quien pide un préstamo o línea de crédito, productos adicionales, entre ellos los seguros de vida y hogar, además donde el propio banco es el beneficiario, para garantizarse el cobro del préstamo, si fallece el deudor. Esta práctica está denunciada en todos los sitios posibles, pero, salvo algunas anecdóticas situaciones, ninguna administración ha puesto fin a estas prácticas abusivas para el consumidor que, además de soportar tal ignominia, tiene que enfrentarse a las consecuencias:

  • Para comenzar, el precio (la prima) del seguro suele ser más alta de la que se pagaría si se busca otro canal de distribución, como los Corredores de Seguros. Razones para éste encarecimiento hay muchas, pero la principal, es precisamente la falta de competencia por la imposición de la entidad financiera.
  • Muchas veces la “rebaja” en el tipo de interés que ofrecen las entidades financieras no compensa la diferencia del costo del seguro. El abuso, en algún caso que tuvimos ocasión de observar, fue el cargo de una prima única por el importe de todas las anualidades futuras.
  • Si el banco se constituye como beneficiario, en caso de fallecimiento del Asegurado, es él quien cobra la indemnización y cancela el préstamo. El Tomador y Asegurado pierden todo derecho sobre lo que pueda tener que pagar la Aseguradora.  Se pueden ver las consecuencias de una situación semejante en el terremoto de Lorca y cuyos desgarradores testimonios se publicaron en la prensa, por ejemplo en este artículo.
  • Los familiares de la persona fallecida no perciben la prestación del seguro, pero sí reciben la cancelación de la deuda por parte del banco y tienen que declararla en su Base General del IRPF (Impuesto de la Renta de Personas Físicas) como una ganancia patrimonial y tributar al tipo marginal. Se pueden visualizar ejemplos en la Agencia Tributaria.
  • El cónyuge superviviente queda liberado total o parcialmente  del pago de la deuda y debe incluir la ganancia en su Renta. Por ejemplo si fuese una hipoteca y la cantidad pendiente 200.000 euros, el viudo o viuda incluirá en su declaración una ganancia igual a la mitad de esa cantidad, pero no han recibido ni un euro. Esto en lenguaje castizo se denomina “ quedarse con el culo al aire”
  • Sin embargo si, como medida de previsión familiar, se contrata el seguro fuera del banco y el titular del préstamo (Tomador de la póliza), designa beneficiarios a su cónyuge o hijos, el capital correspondiente al seguro tributaría por el Impuesto de Sucesiones y se beneficiaria de la reducción prevista en la Ley, como mínimo de 9.195,49 euros y puede alcanzar una cifra mayor, en función a la Comunidad Autónoma en que resida; en algunas el cónyuge y los hijos apenas pagan impuestos.
  • En el seguro de daños, por ejemplo el seguro del hogar, tendremos situaciones tan peculiares como que el banco se pueda quedar la indemnización percibida por un incendio que dañó los muebles de cocina, a pesar de ser un contenido que no fue hipotecado, ni tampoco garantía del préstamo, pero  como le hemos nombrado beneficiario, es quien cobra. ¡! Te lo imaginas ¡¡
  • La conclusión es clara, NO SE DEBE CONTRATAR EL SEGURO CON EL BANCO y por supuesto NO SE LE DEBE NOMBRAR BENEFICIARIO.

¿Qué podemos hacer entonces?  Si el préstamo hipotecario ha sido titulizado, existe la obligación de asegurar el inmueble que sirve de garantía, pero se hace una Reserva de Dominio, que consiste en una cesión de derechos a favor de la entidad financiera, es decir un derecho preferente del banco sobre aquella parte de la indemnización sobre la que pueda tener algún tipo de privilegio legal (el Continente normalmente), pero mantenemos a los beneficiarios que libremente podemos elegir.

La cesión de derechos es mucho más limitada que la declaración de beneficiarios. Por ejemplo, en el seguro de hogar no tendría derechos sobre un daño parcial o que afecte al contenido. Por si alguien todavía tiene dudas sobre estos aspectos, la fuente legal se encuentra en el regulador, concretamente en este criterio del Servicio de Reclamaciones de la DGSyFP  cuya lectura es clarificadora; de lo que se trata es de garantizar que el dinero de la indemnización sirva para reparar o reconstruir la vivienda y no que se lo quede el banco.

Por éstas y otras razones, la asistencia profesional en seguros es imprescindible y el profesional más cualificado para dar asesoramiento y realizar un Análisis Objetivo, desde el interés del Asegurado, es la Correduría de Seguros. Con un seguro mal hecho, el consumidor o empresario se juegan mucho, es necesario que espabilen y comprendan que el fuego quema y plegarse a las exigencias bancarias no le resulta rentable.

 

Etiquetas: , , ,

¿Es obligatorio contratar un seguro para que me concedan una hipoteca o un crédito?

acuerdo-bancoA la hora de lanzarnos a solicitar un crédito o una hipoteca, hoy en día en cualquier banco al que nos dirijamos, su propuesta irá ligada a la contratación de un seguro pero, ¿realmente estamos obligados a contratarlos?

Gran parte de los usuarios que se hayan visto en esta situación responderán que sí, pero no estarán en lo correcto. La contratación de un seguro es siempre un ejercicio de responsabilidad, libre y voluntario, al que nadie puede ser obligado, excepto en casos muy puntuales que detallaremos a continuación.

Cuando se solicita un préstamo, lo más frecuente es la vinculación con seguros de vida y seguros de accidente, a pesar de que según la Ley 26/2006 de mediación de seguros y reaseguros privados, los mediadores privados no pueden imponer directa o indirectamente la contratación de ningún seguro. Incluso en caso de que se llegue a contratar, se tiene derecho a anular este seguro según la Ley 50/1980 del Contrato de Seguro, en un plazo de 31 días, sin que ello suponga penalización alguna. En caso de que se sobrepasara ese plazo, habría que estudiar los trámites de anulación según las condiciones estipuladas en cada seguro.

Si lo que estamos solicitando es una hipoteca, lo que nos van a proponer será un seguro de hogar, e igualmente no tenemos la obligación de contratarlo excepto en un solo caso: que la hipoteca sea titulizada, es decir, que se emitan bonos de esa hipoteca a terceros. Incluso en este caso se podría cuestionar si sería el banco, y no el consumidor, el que necesitaría un seguro para protegerse frente a terceros. En cambio si hablamos de una hipoteca no titulada, la conclusión vuelve a ser clara: no existe obligación de contratar ningún seguro para obtener la hipoteca.

Como decíamos al inicio, contratar un seguro debe ser una acción deliberada y voluntaria, nunca impuesta por un tercero, con traición y alevosía. Si estudiamos el mercado, adaptamos el seguro a nuestras necesidades y comparamos las prestaciones de las diferentes pólizas ayudados por una Correduría de Seguros, sin duda conseguiremos la opción más ventajosa, personalizada y competitiva del mercado. De los estudios comparativos realizados en el sector y propio análisis podemos afirmar que los seguros vinculados a préstamos o líneas de crédito que proponen las entidades financieras es un 35 % superior al precio medio sectorial. ¿ por qué entonces acepta usted unas condiciones que no le convienen? Son tiempos de cambio, usted también puede hacerlo y vivirlo.

Fuente: Cincodias.com y elaboración propia

 

Etiquetas: , ,